viernes, 26 de octubre de 2007

TIEMPOS

Por disidente perseguida,

la vergüenza se exilia

buscando asilo.

Manda la injuria

donde la bestia

es protagonista

y el ratero se recrea

en la hazaña televisada.

No hay rubor en el vocero,

a salario del escándalo,

hurgando sañudo

en la víscera,

en la cloaca.

La honra cautiva

espera la condena,

sin juez ni parte.

Ley de la indolencia,

decreto de cobardía

de común uso.

El ruido sucio

nubla las luces

de la razón durmiente.

Así estamos,

así se lo contamos.

lunes, 22 de octubre de 2007

FUNCIÓN

Es fría la sonata

si suena diaria de octubre,

de mañana de aria triste

en tono medio.

La página ceñuda,

malhumorada de sucesos,

se expande buscando glorias

en competición,

en circo.

Esperanza del expectante

que reserva tribuna para el destello,

más lo opaco invade la escena

y el libreto manoseado

deslabaza frases conocidas

de sesión continua.

La butaca no acomoda,

se deja profanar ausente

tapizada de lija,

numerada de cabezadas furtivas.

Amargo el ágape de intermedio,

el timbre repica en castigado óxido

anunciando el acto

donde la polilla del telón

canta misa en latines

mal declinados.

Devolución al descontento,

otro abono de temporada

y un programa de mano,

reparto conocido,

anónimo autor.

CANCIÓN VERTIDA

Un corazón encogido,

encogido como vagabundo,

se recuesta en el centro del mundo

y un jilguero iracundo

le dice que sí

que ha llegado la hora del mar

y las olas se han puesto a cantar.

Qué me dirán las palomas

que me acosan cuando llego al parque,

que no hay modo de que me desmarque

que es hora de embarque

y quiero llegar,

y el velero no puede esperar

sin mareas para derrochar.

Se me desprende un aullido,

delatándome el lobo interior,

pero es causa de fuerza mayor

que la bestia y la flor

se desborden por mí.

No hay futuro para el colibrí

son de hielo las flores aquí.

He conocido mujeres,

seres de espuma y de remolino,

encrucijadas en mi camino,

y lo elegido

me trajo aquí,

a esta casa de piedras de sal,

donde un sueño me saca a bailar.

He moldeado la arcilla,

en el torno de carne mortal,

la figura se ha puesto a cantar

y me hace llorar

y me hace reír,

que no haya ni un rezo por mí

que es que ahora ya puedo morir,

que su sueño es mi único fin.

 

 

viernes, 19 de octubre de 2007

RETRATO DE MUJER

Desterrada la arista,

esferas y elipses en equilibrio

conforman tu cuerpo

de marea antigua.

Gelatina contenida,

embalada en piel de tallo,

te reclaman las frutas

al canto del arroyo.

Dueña de la humedad

y la sal en prisma,

la tierra te pare

y te venera.

Fin y origen,

partida y meta,

vestida de nube

te sacias de la grana

mostrando voluntad de huerto,

de surco al riego torpe

del bracero necio.

 

 

ME SUENA

No hay quien doble las esquinas,

pero sí quien las afile

o en inglete las corte

multiplicadas las sorpresas

de cada vuelta.

Cada nuevo encuentro

es un disparo de mirada,

escalofrío de gesto.

¿Te conozco?

Puede,

tal vez aquel día

te vendí una palabra,

no recuerdo,

mas familiar eres

aun en la extrañeza.

Creo recordar,

ahora parado en el sobresalto,

que te lo dije,

puede que sea cierto,

nos presentó el testigo

de grises manos.

Aquí el hombre,

aquí la muerte inoportuna.

Sea así

si no hay remedio,

apura el café cuajado,

paga

y vamos.

miércoles, 17 de octubre de 2007

HORAS TERCAS

Hay horas tenaces,
aferradas a la voluta
del humo eterno
del cigarrillo a destiempo.
Longevas horas
usurpan tu estancia
y la mente en pausa,
suspendida de un latido
queda envasada
en conserva oleosa,
esperando reinicio.
Hay cadáveres de tiempo
colgados del respaldo
de la silla que te asume.
Eres inmóvil mueble
en pausa,
impasible al polvo
que lento te abriga.
Sabes que vendrá,
el destello
o el gesto,
el retorno a lo común
y las horas,
desalojadas del humo,
continuarán camino,
precipitadas antes,
despues cadenciosas,
iguales,
disciplinadas.

jueves, 11 de octubre de 2007

HISPANIDAD

Los colores de bandera

tiñen alopecias morales

y el himno solapa los eructos.

Tropas de paz armada

mirando medallas

de retrato incinerado.

Día de nación negada,

Vírgen de jota

y charol brillante.

Es octubre,

aquí y ahora

y España se reclama,

libre y serena,

sorda de los gritos

y las fanfarrias de palio rancio.

jueves, 4 de octubre de 2007

ATAQUE DE VERSO

Hoy es día de palabras

de párrafos y columnas,

se desbordan la sílabas

enlazando ideas

que no vienen a cuento.

Escribo como ensuciando,

como expelo el aire

y el sudor rancio.

A veces digo,

o no digo

y callando digo.

Escribo en derrame

pues me ahogo,

toso letras atascadas,

atorantes lexemas

de confuso sentido.

Ignoro al lector

al escribir de alivio,

alivio de lutos y nupcias,

alivio de mí,

de ti,

de todos,

cercanos,

lejanos y fantasmas.

Me sobran las palabras

y me empacho,

y las siembro

en campo yermo

de digital surco.

No retoña lo que escribo

pues nada es la semilla

de un granero abandonado.

ADMINISTRADO

El nombre es el marchamo,

tu etiqueta de almacén

y tu expediente.

El nombre te invade

y te muta en lo que debe,

sellado a doble copia

te tramita y diligencia

y eres eso,

como suena la palabra,

eres lo pronunciado,

nominado,

nominativo

y no puedes desnudarte

del envoltorio codificado,

de la carpeta de memoria,

de las dobleces de folio

de capítulo corregido.

El ser es trayecto

de cinta de goma,

transitando negociados

donde te suman acotaciones,

notas al margen,

paginado,

encuadernado

y al final,

archivo decretado

en legajo de lápida.

El nombre te posee,

te incoa,

te instruye

y te desecha.

lunes, 1 de octubre de 2007

RESPUESTAS

Cómo contestarte

a interrogantes subrayados

si soy deficitario

en respuestas,

acuciantes deudas

en argumentos.

Mas tengo beneficios en dudas,

excedentes ingentes

de incógnitas

propias y ajenas.

Tengo niebla

por óptica

alumbrándome

con pobre palmatoria

de escasa cera.

 

 

 

 

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...