Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2009

PARQUE

La mujer,
habitando un banco
veterano de parque
en una tarde de bruma,
mira al niño,
vestido de gorriones
junto al estanque
de plomo.
Las voces maternas,
en susurros anudados,
se trenzan furtivas
enmarañando vecindades.
Otro niño,
embalado en terciopelo,
patea con saña
agonizantes palomas.
El padre ríe,
recordando rurales
ahorcamientos
de gatos sin censo.
En el impoluto parque,
de columpio ergonómico,
florece el excremento
de estos dias raros.

ESTA TIERRA

Habló el astaen la fiesta.Fiesta trágicade tierra festivaen la tragedia.Que somos fiestay somos sangre,sangre que damosy sangre que robamosal son de los redobles.Sangre tinta,de barrica añeja,que libamosentre danzas.Que somos estampidode chupinazo,y estampidade bravo,clarín y luces,luto y alharaca.Que lo nuestroes pecarrogando al Santo.

SIGNOS

Tengo el pasillo
repleto
de paréntesis
que no barro.
No da abasto
mi escoba,
de junco seco.
Y resbalo en sus curvas,
y me cierran salidas
mientras llueven
interrogantes
clavándose
como garfios,
anzuelos para un pez
prisionero en la burbuja.
Y para qué hablar
de las comas,
de los puntos y seguido
que,
como arena,
perforan mis plantas
impedidas
para el salto.