Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

HUELGA DECIRLO

Paradas las máquinas
tras abortar telarañas,
vacío el cajón de talonarios,
sale a la calle romería
paseando santos
de milagro perdido.
El caos como opción
a la órbita desierta
sólo ofrece pánico
sin solventar latrocinios.
El confesionario está
en tierra extraña,
no absuelve penitencias
de pobrezas convenientes
y no hay fórmula
para el pan ácimo que nos ofrece.
Miente el escaño
y te estafan en boletín,
y el rebaño de lobos heridos
no deja de ser grey
en pasto seco. 

QUERENCIA PURA

Qué negros ángeles
sobrevuelan tu cabeza,
pequeño cántico desafinado,
para que huyas del calor
de la luz limpia
que te ofrezco.
Tanto ocultar,
negar lo cierto,
te modeló en falso
la razón en crecimiento.
Y ahora me dueles,
amputación parcial
de mi mejor carne,
y no me sedan
los cantos de sirena
en la odisea de tu breve vida.
Puedo ejercer derecho
de papel timbrado
pero optaría por la querencia pura.

POESÍA

Alear palabra
con idea pura,
de cantera.
Adobar las ansias
y los miedos
con esencias
de lo aprendido,
lo ignorado
y el deseo,
el afán de vida
que no es
porque se elude.
Vomitar los sueños
sobre un soporte tolerable.
Dar,
darse,
lo que no se tiene
y no se es.
Terapia útil
del que obvia
las químicas ajenas.
Poesía al peso,
densa o leve,
tejiendo velos
para filtrar las luces
y difuminar fantasmas. 

AVANZAR

Con los bolsillos
repletos de eco
avanzo el día
paseando esperanzas.
El pesimismo moja
las ropas más curtidas
y pesa en el camino
pero el camino es río
cuando se anda.
Y los domingos caen,
tropezando en los bolardos,
sorteando laborables de saldo.
Algo habrá que hacer
para enfocar las luces
debilitadas.

MENÚ DEL DÍA

Injustos cadáveres adobados  con datos de desempleo,  sofrito de panfletos  confitados en la mentira,  salsa verde de promesas  espumadas con latrocinio,  pastel de sábana ajena  con salsa rosa  de intimidades desaladas,  caldo de pancarta  con tropezones lacrimógenos.  Todo ello regado  con vino agrio de hiel,  pan y postre  de expectativa edulcorada.

LA PALABRA

Nadie despeja la ecuación,
nadie formula solución,
la equis se torna eterna en la pizarra.
Incapacitan la razón,
vuelven la idea religión
abaratando a golpes la palabra.
La palabra,
la palabra,
quién esconde
la palabra.
Venden racimos de ansiedad,
cuarto de kilo de verdad,
no queda fruta fresca en esta plaza.
Te televisan libertad,
promocionan tu soledad
para que no hagas uso de palabra.
La palabra,
la palabra,
quién te roba
la palabra.
Y un día  mudo te verás,
por no hacer ruido callarás
hasta que se te atrofie la mirada.
En pantalla táctil vivirás,
tus consumibles pagarás
para que no precises la palabra.
La palabra,
la palabra,
quién te mata
la palabra.

LABORABLE

Laborable era la fecha
que hoy se empapa de recuerdo.
Laborable de víctima laborable,
de bostezo cotidiano
rumbo a la rutina.
Laborable truncado
por sucia metralla
forjada en versículo.
Al odio eterno
del fuego en los andenes
siguió la falacia propia,
ansiosa por buscar caínes
de sangre hermana.
Aquel marzo de los odios,
dioses arcaicos
y poder terreno
empeñado en etiquetar
la sangre laborable. 

VUELVE A TÍ

Y me robaron tu palabra,
que ahora es lejana y leve,
pues poco pesa la fábula.
Y yo que soñé que soñaras
con encantados parajes,
y es tu sueño batalla
persiguiendo errónea
dramas de vidrio roto.
Y me robaron tu llanto
que manufacturado suena,
remachado y seco,
acorazando mi ansia.
Torna al sendero
dónde lobos acechábamos,
pisando erizos de ancianos castaños.
Torna a ser
y no te inventes,
que no fue eso lo que forjé.
Pasará la fase lunar
que te subyuga
y volverás cabalgando rayos
del satélite de nuestros cuentos.

VIAJEROS

Pierde fuerza
la catenaria que nos conecta
en este incierto viaje
a los oscuros andenes.
Cambio de vías
a cada tramo
de raíl opaco.
Dispersos nos mantiene.
billete único,
múltiple itinerario,
el controlador terrestre
de los destinos secos.
Hurtado el equipaje
de añejo cartón húmedo,
desnudos dormitamos
por los pasillos. 
Un sueño denso,
un suspiro ahogado,
abrir los ojos
en tiempo ajeno.
No recojas las prendas
arrancadas a fuego,
déjalas florecer
junto al sofá discreto.
Desvelar engaño
tramado en la inocencia
con torpe pretensión
de avivar tragedias.
La mano suave
esconde piedra
que hiere lo sentido.
Canta en murmullo
nanas de agua turbia
que vierte ese cuaderno.

DE AZUL VISTO

De azul visto,
de esto hace tiempo
y no pudo el desencanto
tornar gris el color madre.
Porque aún insisto,
a pesar de los esputos,
en la mirada amiga
que auxilio obtuvo.
El mismo azul
de los ausentes,
envueltos en rojo
y gualdo,
que acompañé
en ceremonias
que adornaban el olvido.
Azul de luz giratoria,
velando anhelos,
nadando en las escorias
que defeca el vil sistema.
Nunca de moda,
azul preciso,
paz eventual
en las pequeñas guerras.
Azul de acera,
de asfalto de derrape,
azul de barrio,
hombro de consuelo
y objeto de las iras.
De azul visto
y en azul vivo,
si de azul muero,
buena será la muerte azul. 

QUERENCIA DE MARAÑA

Querencia tenemos
por la maraña,
que no nos vale
lo sencillo.
Que lo sencillo
nos hace simples
y la vocación
es lo sofisticado.
La verdad por simple
se desecha
o se la remoza
en ungüento falso.
El estafado asiente
asumiendo el timo
como norma
pues una verdad pura
es más seca
que la falacia ornada. 

MARZO PEREZOSO

Con un día de retraso
llega este marzo,
perezoso,
que despierta
entre hogueras.
Mes de calvario,
de injusta penitencia
para purgar pecados
que cometen los absueltos.
Esperando abril
de flor escasa,
que la sequía es mucha,
bailarán las cruces
en las calles
sobre la espalda rota
de los humildes.