sábado, 30 de marzo de 2013

LOS HOMBRES GRISES

Madre, dime si vienen
los hombres grises,
de grises voces,
papeles grises,
grises silencios,
intención gris.
Que no entren, madre,
los hombres
que apagan luces
en las casas blancas.
Que no pasen nunca,
madre,
de tres en tres,
de uno en uno,
los grises de los hombres.
No abras, madre,
a los hombres
que mutilan los juguetes
con números de acero.
Se llevaron todo,
madre,
los hombres grises,
y mi cuaderno llora
ajeno a los colores.

martes, 26 de marzo de 2013

PARA CUÁNDO

Para cuándo la gente buena,
la que despierta a agua en mano
para el rostro claro.
Para cuándo la mano firme
que saluda honrada en lo recio
de una mirada limpia.
Para cuándo la verdad,
la razón de lo común del buen sentido.
Para cuándo la luz nítida
de la palabra fiable.
Para cuándo los niños,
señores de los parques
reinando en imperios de columpio.
Para cuándo lo humano,
la base y la esencia,
sin máscara ni terno,
la piel sin dobladillo.
Para cuándo la risa abierta,
en melodía cotidiana,
y que la lágrima sea
la excepción a la norma.
Para cuándo os extinguís,
peste contemporánea
de lo mediocre incendiando
todas las bibliotecas.

jueves, 21 de marzo de 2013

En el hueco de la mano

En el hueco de la mano
guardo un aire prisionero
con vocación de alisio.
En el hueco de la mano
muere el agua
lloviznada en marzo.
En el hueco de mi mano
hay almohada para abril.

viernes, 15 de marzo de 2013

De vez en cuando,
intolerable frecuencia,
llueve ácido de palabra esponjosa.
Se desborda el vaso
de la ira destilada
e intento caminar
sin herir las aceras.
Cultivo el odio
en maceta vieja
e intento podar la sombra
torcida de esa alma muerta
de voz psicofonada.
Persiste la tenia.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Péndulos

A la sombra intermitente
de los péndulos sordos
transitamos existencia.
Esquivando el intervalo,
el tiempo muerto
de horas de arena.
Está en un tomo
tu pasado repetido
y en parábola habita
el oscilante recorrido.

Podría usted decirme
por qué me tiene acorralado
en sus palabras difuntas.
No diga nada que todo pesa.
Sus vocales son mis deudas.
Su silencio reactiva.
Pendo de la soga
de su discurso necio
y mutante.
Ya pudrió la promesa
y huele a cadáver cada anuncio.
Libéreme y muera.
Sin rencores se lo digo.

Cónclave

Eligen la sombra
invocando luces.
Estufas viejas
devoran voluntades
coloreando humos
que delatan al hombre
vocero de divinidad fraguada.
Poder humano
en tierra de Césares.
La daga de Bruto
bajo la sotana.
La falacia insiste
en templos mercaderes.

martes, 12 de marzo de 2013

Palabras y silencios

Tienen las palabras nudos
que atenazan intenciones.
Estopa dejan
en la garganta hablada.
El silencio es velo
sedoso y leve
y no deja trazas
aun sembrando duda.

lunes, 11 de marzo de 2013

Vas por el camino viejo
donde las margaritas gruñen
amarillos ácidos.
El camino viejo esconde
entre zarza de olvido
las fuentes sonrientes
de regar anhelos.
Es corto el camino viejo
si no fuera laberinto
de extravío breve.
Siempre camino,
nunca senda.

Memorias divididas

Las memorias divididas
y el respeto escaso
a los madrugadores muertos
de trenes martirizados.
Triste tierra
que divide cementerios.
Aquella mañana de la ira
de dioses de metralla
en que el bostezo honrado
fue talado en el absurdo,
se repite hoy en la ignominia
de la política cainita.
Mozart se divide
en requiem
entre Sol y Atocha.
Vergüenza de nación
que se disputa hasta los lutos.

martes, 5 de marzo de 2013

HOY DECIDO CANTAR


Hoy decido cantar desde el perfil mejor,
desde la comisura hacia el exterior, 
desde el pliegue de frente, 
desde el ceño esculpido 
por la extenuación 
que causa la carga 
del vinagre de los recuerdos 
que persisten, ufanos, 
en acidular la propia sombra 
que desgasta las aceras 
a su paso. 
Hoy decido cantar 
porque me soy, 
porque en amor estoy 
aunque no lo noten los cristales 
de los escaparates que ignoro. 
Hoy decido cantar 
y sonreir 
desde la levedad gastada 
de mi boca gerente de humos. 
Y aunque hay dolor envuelto 
en mi despensa abovedada, 
hoy guardo la ira 
y abro manos. 
Hoy decido cantar 
desde la tierra, 
desde los muros y los cielos, 
en almenas de luz verde 
derramo voz para que llueva, 
sobre vosotros, secos expectantes, 
el agua que refleja que la tengo. 

sábado, 2 de marzo de 2013

Plomo anónimo

Son anónimas las balas
como anónimo será
el destinatario.
Borra el plomo
los registros.
Si pierdes aliento
con él se van
las onomásticas.
Si acaso memoria quede,
siempre volátil.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...