jueves, 22 de agosto de 2019

ANÓMALO VALS

Entra la música a chorro
y se activa el eterno rotar
en las parejas suicidas,
bailando el vals de la muerte
al ritmo de la cópula ansiada.

Un, dos, tres,
otra vez,
un, dos, tres,
te veré,
un, dos, tres,
del revés,
un, dos, tres,
te tendré,
un, dos, tres,
me daré,
un, dos, tres,
un, dos, tres...

La órbita se expande
y se licúan las manos
en las cinturas ancladas,
estalla el orbe
y se muere en derrama.

Un, dos, tres,
dos, tres,
dos,
tres...

A través
del envés
no me ves.

Tanta danza
y tanto jugo vertido
para la quietud absoluta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

GRITAD

Habrá que lanzar los versos como saetas, como dagas, como metralla ardiente que abra heridas luminosas en las encallecidas mentes hec...