Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2008

COMUNICACIÓN

Sigue ahorcado el teléfono, inerte, infartado el cable de anhelo de pulso. No emerge esa llamada en el móvil inundado de vacíos, de sobres de nada, ahogada y sumergida en citas de compromiso. Vomita el buzón, del portátil estático, postales animadas de gusto dudoso, indigerible,  mas sigue hambriento de palabra. Hay ruído, politonal estruendo de silencios.

ABUELO

El niño mira al viejo incrustando sus párpados en los surcos arados a golpe de año. Pregunta por qué del tiempo y las edades y los cuandos. El viejo mira al niño y los ojos nublados resbalan en la tersura de la piel de albaricoque. Y también pregunta, hacia dentro, buscándose en el fondo de la mirada de manantial de lo que fue un día. ¿Quién lo sabe?, responde. El niño ríe, ríe y trota colgado como péndulo de la mano heredada.