jueves, 28 de enero de 2010

RETOMAR

Enjambres
de mariposas muertas
nublan mi alcoba.
Mal de ala
me enferma
y reposo en el terrario.
Gorriones confusos
mugen en el alféizar
clamando lidia.
Debo salir al frío,
desempolvar terno
y correr la cuesta
pulida
que me lleva a algo.
Encarcelar las sillas
y erguirme,
vivo,
sobre la tara.
Hacer hoguera
de pañuelos ególatras
y reírme de las caras
perplejas con mi estampa
sin oración alguna.
Es hora
de bañarse en vida,
despejar ecuaciones
y repartir parábolas,
saldar balances
retomando senda.

lunes, 25 de enero de 2010

QUIZÁ LUNES

Vuelve el frío,
un frío sonoro,
estridente,
de toque de diana,
a canto de gallo.
La humedad,
melódica,
en adagio,
se cuela entre las grietas
de este ser seco,
que todo filtra,
todo drena,
arenoso.
El clima,
buen compañero
para el solo,
dialoga afable
con el café templado.
La luz gris
se invita desde el ventanal,
animando a poner orden
en la aburrida cocina.
Un día cualquiera,
quizá lunes,
invade los cuartos
y te entrega el teléfono,
a saber para qué.
Si,
estamos todos
al pasar lista:
Clima,
luz,
café y lunes.
También yo,
pero no cuento,
que yo miro,
expectador
y expectante
a la circunstancia.

domingo, 24 de enero de 2010

COJERA DE ALMA

Cojera de alma luzco,
ademán torpe en recorrido,
y no asiento bien la base
y cimbrea el fuste
a cualquier viento o soplo,
peligrando el capitel corintio
de talla irregular,
amenazando colapso.
No sustento templo alguno,
ni edificio de aperos,
que soy sostén de nada.
Mas me deslizo,
ignorante de todo
salvo el síntoma,
consecuencia de un pellizco
de tenaza vieja
que retiene suministro,
voltaje mínimo para el paso.
Cojera de alma,
minusvalía de aliento.

jueves, 21 de enero de 2010

FORTUNA DE LÁGRIMAS

Bien parece
que mi fortuna
es de lágrimas
en bruto.
Lágrimas que heredé
bien de madrugada.
Lágrimas que ahorro,
con las que invierto
y fluctúan en mercado,
devolvíéndome beneficios,
ganancia en lágrima.
Y a mi paso
florecen lágrimas,
que genero riqueza en pena,
y por ello tasa pago,
tasa de olvido,
reguladora de la usura,
del tipo de interés
de la lágrima prestada.
Y no cuentan
otras divisas,
que a mansalva otorgo,
moneda de ternura,
de breve alegría en céntimo,
de amistad en billete recio,
que sólo lágrima cotiza
y lo demás es colección,
vitrina polvorienta.
Y ahí sigo,
avaro,
atesorando llanto
y gemido,
triste suspiro
que declina en indolencia,
desde mi torre cristalina
de muros de sal de lágrima.

FÁBULA TORPE

Rebuscando en los cajones
algo útil para nada,
hallé una sonrisa nueva,
sin usar,
planchada.
Me la puse presto,
a medida parecía,
y el espejo desvelaba
que aun ni así sonreía,
que la boca de buen gesto
en una mueca tornaba
lo que iluminó aquel día.
Que nunca es la cobertura,
el postizo complemento,
lo que te da fundamento,
buen talante, galanura.

miércoles, 20 de enero de 2010

MONÓLOGO DEL AMANTE INTERRUPTUS


Llegas cual tornado
a remover los tuétanos,
transplantándome vida,
lluvia fresca
de nube retenida.
Amas,
sin duda amas,
de amor hambrienta,
te sacias,
tierna y violenta,
mas no es fácil
dejar recintos
con alas mojadas
de amor extinto.
Me buscas,
me reclamas,
que vienes,
que no,
te retienen
otras llamas
mas tibias
que yo.
Y yo,
ya no puedo
para luego,
cuando puedas
si no quedas.
No tiene agenda
el ansia
para cancelar,
ni tengo venda
que retenga
este sangrar
en abundancia.
Hay paciencia
mas no me aplazo
ni estoy a renta,
que mi regazo
ha más de cuatro
y cuarenta,
y no hace turno,
ya sea de tarde
o nocturno,
que también siento,
y sin alarde
te doy mi viento
por si lo quieres
mas no a capricho
ni por entregas,
que bien me tienes
mas no en un nicho
para que vengas,
me resucites,
a tus amores furtivos
me invites,
y cuando llego cautivo
salta el aviso,
la alarma,
que el  amo
pierde la calma
y yo retorno sumiso
al mausoleo.
Que ya lo ví,
que yo te creo,
que lo viví,
mas me mareo
y yo te espero,
mas sin reparto,
aunque te quiero,
mejor me aparto.
Y no es que yo no entienda
que no es fácil dar los saltos,
que bien viví esa contienda,
y ya perdí los zapatos
tropezando en mil aceras
por seguir un arrebato.
Así que piensa
si a tí en verdad
ésto compensa,
mi precariedad
de amor en bruto,
o la calidad
de tu estatuto.
Mas no es ésto
despedida,
si coincide me verás,
algún día me tendrás
sin frontera y sin medida,
si ya para tí no apesto.

martes, 19 de enero de 2010

INCERTIDUMBRE



Incertidumbre,
no me traicionas,
fiel amante,
a cada poco
en la almohada
devastándome la nuca
con la lija de tu lengua de duda.
Incertidumbre,
acompañada de soledades
que refuerzan tu ataque,
tu emboscada anunciada
pues te conozco.
¿Dónde quedó certeza,
confianza y esperanza?
Prisioneras, seguro,
de tus mazmorras
de desaliento.
Incertidumbre,
quién desangrara
el pozo de tu  veneno.
Ansiedad llega,
puedes retirarte,
buen trabajo.

lunes, 18 de enero de 2010

NOCHE DE ENERO


El ladrido
se desliza por el muro,
rasgando cortina de piedra
y la luna,
deshuesada,
flamea gelatinosa.
Es noche de pájaros
despiertos,
acechando gemidos
sobre los que volar ciegos.
Una estrella huérfana
duda en suicidarse
sobre un charco pútrido.
En algún lugar
habrá amantes,
levitando sobre luz
de lámpara ecológica,
mientras las pieles canten
himnos y alabanzas.
La niebla musgosa
amenaza estampida
de humedades
contra los vidrios.
Enero,
infame mes primero,
avanzadilla
de año agrio.

PINTOR DE VACÍO

En los colores
de palabras de hielo
mojo mi pincel
deshilachado
y bosquejo paisajes
en un lienzo de espuma.
No hay figuras,
desierto mundo
de óleo de intención.
Me adentro en el cuadro,
descalzo por pradera,
recogiendo flores
que destiñen frescas,
muriendo en mi mano,
ahora irisada y triste.
Sin dioses tras la nube,
nube única escoltando
a un sol,
único astro que me alumbra
casi sin ser visto.
Salto de nuevo
al cuarto gris
de ventana en cristal líquido
y veo  el reflejo
de  mi tiznado rostro,
impregnado de sueño
y lágrima que no viene
a cuento.
Miro la obra
y el paisaje
se transmutó en figura,
autorretrato abstracto
de volutas de pintura
al caos.
Lavarme en trementina,
diluir tinturas
desnudándome de obra propia
que me ahoga en sus vapores.

MARCHAMO

No cuenta ya
quién fuiste,
que te transmutaron,
borraron tu ser
al renovarte
y ahora,
tus pasos
malos siempre son.
Te miran,
agazapados
tras ventanas saeteras,
y aglutinan informes
que transmitir con saña.
Qué más da
quién fuiste
o lo que hiciste
si inventan tu presente
para enterrar pasado.
Conveniente es
justificar culpando
al solitario chivo
expiatorio del asunto.
Qué mejor tema
que tú,
enemigo oportuno,
para solapar miserias
y lavar las prendas
ácidas,
con cáustico jabón,
depurador de afectos.
Da igual si cambiaste
o te cambiaron,
confeccionan nuevo traje
o sambenito
para exponerte al mundo.
Vive,
ignora los vientos grises,
camina y tropieza
que da igual,
tienes marchamo
de vileza,
grabado en hojalata
de conserva rancia.
Si los ves,
sonríe,
saluda cordial
a las miradas de alfileres
y sigue,
sacudiéndote murmullos
que se adosan a tu espalda.


domingo, 17 de enero de 2010

EL TELÉFONO MARCADO

No se encuentra operativo
el teléfono marcado,
perdiéndose la intención
de la llamada a grito.
No hay mensaje
para metálica operadora,
hay espera,
desvío oportuno,
retirada.

ECUACIÓN

No ayudo
con mis huídas
a renovar saludes,
que no,
que insisto
en el desastre
tropezando
complaciente,
empecinado en penas,
en cojos desamores,
forzando esguinces
de alma inestable.
Madrugo
inútil,
fuera de lugar
y tiempo,
a cantar llanto,
recreado en tragedia
absurda.
Plañidera sin invitar
a un funeral
de nadie.
Pero eso soy,
producto de ausencias,
resultado cero
de ecuaciones
sin parábola estable.

sábado, 16 de enero de 2010

TRUHÁN EXTEMPORÁNEO


Por qué tendría yo
que saltar las verjas,
allanar moradas
a la llamada,
a la demanda cortés
de quién amor quiere.
Quién amor quiere
teniendo todo
y yo,
indigente de todo,
sólo tengo eso,
lo demandado.
Por qué tendría yo
que furtivear en coto
entregando libertades
breves
a los amores cautivos.
Por qué este pecho,
pleno de ansia brava,
no encuentra aires frescos
sin envasar,
sin aparcelar por amo.
Por qué no
la riqueza justa,
lo indispensable
para abrir jaulas
y tener el ave suelta
pero entregada a voluntad.
Por qué no
techo propio,
exclusivo de estrellas
y rocíos de madrugada,
para no rendir cuentas
por las sábanas gastadas.
Por qué estos tiempos,
complejos de economías,
sin duelos en campo santo,
ni raptos galantes
al único impulso
del querer.
Por qué,
para este truhán extemporáneo,
todo amar tiene pero.

viernes, 15 de enero de 2010

NICOTINA


De Fotos móvil
Se agotó el nocivo humo
con que embetuno los alveolos
de brillantes pulmones
lustrados,
de paseo.
Debiera huir
de  renovar contrato
con esta lenta muere,
social,
aprendida de héroes
y las más bellas fatales.
No debiera salir,
de esta celda de convaleciente,
para buscar más males.
Debiera limpiar
la mente contaminada
del recuerdo marrón
del viscoso alcaloide
que esclaviza
y arruina,
con tasas de atraco.
Pero no se,
quizá mañana,
anclado al síndrome,
vea otras querencias.
Sin autopromesa,
me retiro al lecho
a fumarme soledades
junto a la almohada fiel.

HAITÍ


Sin príncipes
en ningún puerto,
que hay escombro
de muerto,
de hambre antigua
y herida necia
que nadie cura.
Que no hay
sepultura,
que el dolor arrecia
y la orfandad,
de verdad,
colgada en las miradas,
adultas y alejadas,
de niños en depósito.
Renace  el limosnero,
occidental piadoso,
abriendo el monedero,
otrora rijoso
y siempre usurero.
Le toca a Haití,
te toca a tí,
a mí y a la conciencia,
de lo gastado en violencia,
en mala ciencia
y evangelios,
decibelios de bala
para niños soldado,
ultrajados
hasta que el escombro
provoca asombro
por la saña
de la tierra enferma.
Nadie duerma
que no hay tiempo
pues la larva
inunda calles
y escarva
cadáveres atónitos.

AVE EN ESPERA

Asesino las horas
por abandono,
crimen por omisión
y recorro los días
de paso,
de puntillas
para no despertar
fantasmas agazapados.
No veo momentos
futuribles a corto plazo
y el instante,
actual,
es verso empecinado
por hacer,
por latir en palabra,
por latir al menos.
Al fondo,
rumores televisivos
ignorados,
por sentir,
por palabra ajena
que llevarse
a la cabeza entumecida.
Poetizar
lo absurdo,
lo ruin del plato
sin recoger,
que me mira indignado.
Vegetar en nublado,
turbio,
catatónico,
colgado de la silla
hastiada de mi presencia,
de la rutina ajada
de este ave en espera.

jueves, 14 de enero de 2010

PATOLOGÍA

Y va el pie derecho
y dice que no,
que se niega
al tropiezo,
mas tropieza,
necio
cual su amo.
Y va un doctor,
y, dudoso,
alude a inflamaciones.
Y va otro
y alude a la espalda,
a la muralla y pilar
del castillo de naipes
y no sé,
débil,
desarmado,
pienso en cristales.
Y es que es vidrio
el sostén
de la vida absurda.
El coloso envidiado,
altivo en su cojera,
es gelatina pura,
derrumbe
de ocaso
de dioses falsos.
Qué más da
si me revuelvo,
si me alzo
en atalaya
cuando doblo
cual débil
filamento.
No hay mármol
en cimiento
si es el temblor
de curva intensa.
Seismo justo
que devuelve
fragilidades negadas.

martes, 12 de enero de 2010

SI TODO ES VIDA

Trasnochar
entre hielos
o entre candores
ocultos,
furtivos,
insinuados
en texto.
Dormir,
descansar
del ansia
de vida
que inunda
las arcas
de este banco
en quiebra,
siempre deudor
de lo adecuado.
¿Quién me ama
o me transtorna?.
Qué mas da
si todo es vida.

lunes, 11 de enero de 2010

AFÁN MALENTENDIDO

Aunque la paz sea mi afán
y olvidar viejas querellas,
ya no me despojo de ellas
pues conmigo siempre van.
Que son mi ajuar sin estrella
y en atillo cargo a la espalda,
agua hirviendo no me escalda
ni me parte rayo o centella.
Y sea, pues, éste mi sino,
el de arrastrar los lastres,
que también yo desatino.
Tengo tendencia al desastre,
tropiezo en todo camino
y me hiero en el encastre.
De vida serán secuela,
me incomoda el admitirlo,
será mejor asumirlo
como un buen dolor de muelas.
Pero tengo que escribirlo,
es derecho al pataleo,
que me suaviza el cabreo
y es mejor que no decirlo.
Y salida yá no veo
a esta inquina enquistada
que me provoca mareo
por ser yá tan dilatada,
 es que aburre y está feo.

domingo, 10 de enero de 2010

RIMAS DEL DEPRIMIDO


Hay quién me ve de suicida 
por mi actitud pesimista, 
mas sólo es pose de artista, 
que me sobra afán de vida. 
Afán de vida y pecado, 
le pese a quién le joda, 
que condenar es la moda
para el pecador frustrado. 
Y el que uno desvaríe 
con músicas e imágenes 
no se sale de los márgenes
de la razón, no desconfíen. 
Que vivir quiero a espuertas, 
a veces a bocajarro, 
aunque cueste algún desgarro 
y alguna mirada tuerta 
de afines al mal de ojo, 
que tiña la envidia es 
y no hallan mayor placer 
que verte hecho un despojo. 
Bien asumo que parará
mi reloj un cualquier día, 
mas no a voluntad mía, 
que éste guerra aún dará.
Y si tengo depresiones, 
terapias tengo al efecto, 
tratamiento sin prospecto, 
mucha cara y dos cojones.


Publicado en el grupo "NO SE DEPRIMA, DEBÁTALO EN RIMA", de Facebook.

NO SE ALARME NADIE

No se alarmen
mis amigos
ni gocen enemigos,
que no,
que no me escapo
y sigo,
y vivo,
y eso quiero,
vida a su pesar,
espinosa y fría,
pero latido
al que me agarro
y nunca suelto.
No va por ahí
mi gesto adusto,
ni mis versos tristes
ni las músicas
electas
para mi terapia
en desvarío.
No avisen al forense
que el cadáver está vivo
y coleando espera
seguir camino,
a tropiezo
o en atajo,
a rodeos
o al asalto.
Disculpen el gesto
de compartir sentires
que aparentan drama,
que no era eso,
canción era
de esperanza,
de futuro,
del vivir
de la vida
más mía.
Disculpen
torpezas equívocas,
no hagan caso
a mi ego
regado por
mil páginas.
Culpa mía es
compartir aliento.
Gracias mil
por preocuparse
por este suicida
imposible,
que nunca tuvo
prisa alguna
por despedirse.

BLANCO CAUTIVERIO

En blanco cautiverio,
conectado por redes,
mallas etéreas
a voz y a letra.
Soportándome
a duras penas,
cruzándome conmigo
a cada paso,
tropezando
con el extraño
y despeinado
habitante
de esta celda
de hogar.
Sueño
a deshora
para quemar tiempo
de vacío.
Cansada almohada,
hastiada
de cabeza
hirviente.

sábado, 9 de enero de 2010

INVERNAL

Llega la nieve,
me estanca,
me hiela,
me aisla
de qué,
de nada,
de mí,
y resbalo,
caigo torpe
en el blanco puro,
habituado al gris,
pero el tiempo,
es tiempo,
meteoro
y fecha,
y el invierno
es invierno,
frío sin ambages,
y el norte es norte,
y mi camino
es mío,
torpe,
resbalando
en copos ajenos.

jueves, 7 de enero de 2010

BLANCURA DE JUEVES

Jueves blanco,
polar,
con vocación de lunes
barriendo guirnaldas
y embalajes.
Año nuevo
para lucir
en el estante
y almacenar pasados.
Copo fino
muriendo en pavimento
sobre ciudad gris,
a salvo en la pradera.
Inclemente,
crueldad preceptiva
de invierno terco.
Y yo,
aquí,
habitando
la existencia,
expectador indigente
de expectativas,
a la deriva
en travesía incierta.
Y la gente,
murmurando
ruinas ajenas,
ignorando propias
y anexas,
transita aterida
las calles
de la vida inocua.
Mujeres,
amantes o desamadas,
sollozo o risa,
pacientes
al semáforo,
en espera de avance,
cruzan mis avenidas
en vendaval,
a paso lento
o a cuchillo de hiel
en verso errático
de afición robada.
Y yo miro el aire,
compartido,
intercambiado,
desde mi atalaya
estupefacta,
oyendo gritos despechados
de un reloj deshauciado.

lunes, 4 de enero de 2010

HECHO PARA EL INFIERNO

Hecho estoy
para el infierno
pues me visto de llamas
cortadas a patrón amplio.
Que va conmigo
el incendio,
el desastre
 y los siniestros
florecen
a mi paso torpe.
Es purgar
mi sino,
pecar en hueso.
Que no puedo
amar en paz,
que me suicido
a diario
a cuerda de piel
ácida,
candorosa,
mas sulfúrica siempre.

SOFÍA.

Siempre viajera de espacio y tiempo, aún estática en su órbita cantada con voz soprano. Siempre en el sueño, etérea, onírica Alicia ...