jueves, 7 de enero de 2010

BLANCURA DE JUEVES

Jueves blanco,
polar,
con vocación de lunes
barriendo guirnaldas
y embalajes.
Año nuevo
para lucir
en el estante
y almacenar pasados.
Copo fino
muriendo en pavimento
sobre ciudad gris,
a salvo en la pradera.
Inclemente,
crueldad preceptiva
de invierno terco.
Y yo,
aquí,
habitando
la existencia,
expectador indigente
de expectativas,
a la deriva
en travesía incierta.
Y la gente,
murmurando
ruinas ajenas,
ignorando propias
y anexas,
transita aterida
las calles
de la vida inocua.
Mujeres,
amantes o desamadas,
sollozo o risa,
pacientes
al semáforo,
en espera de avance,
cruzan mis avenidas
en vendaval,
a paso lento
o a cuchillo de hiel
en verso errático
de afición robada.
Y yo miro el aire,
compartido,
intercambiado,
desde mi atalaya
estupefacta,
oyendo gritos despechados
de un reloj deshauciado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...