miércoles, 13 de noviembre de 2019

VENECIA

Se inunda Venecia, 
contigo o sin ti 
y los siglos se ahogan, 
los lienzos lloran 
y los mosaicos se abrazan 
en pánico de teselas. 

Hay violines náufragos 
en cada soportal 
y Casanova persigue amantes 
en una góndola robada. 

Venecia siempre hundida 
más se sumerge 
y la belleza respira a bocanadas, 
a estertores de agonía. 


lunes, 11 de noviembre de 2019

TENDREMOS QUE VER LLOVER

Tendremos que ver llover,
mucho,
tras las ventanas relamidas
cobijarse de los aguaceros.

Lloverá mucho y mal
sobre las calles maltratadas
por los pasos mal dados,
tardará el sol en infiltrarse
y la luz gris nos enmohecerá el ánimo.

Tendremos que ver llover
semanas repletas de melancolías,
sin medicación a mano,
sumidos en la orfandad
bajo los cascos de los caballos. 

domingo, 10 de noviembre de 2019

AMANECIÓ DOMINGO

Hoy amaneció domingo,
festivo de guardar,
de atesorar y decidir.

Domingo de ritos
y opciones,
de luz al vuelo
libre
de papeles impresos
en futuro imperfecto.

Gente en las calles,
calles de la gente
que las modela
y niños,
niños de voz en grito
persiguiendo movimientos.

Llueve la esperanza
sobre el temor
a los jinetes de cuero viejo.

sábado, 9 de noviembre de 2019

CRÓNICA DE HOY MISMO

Abrí un cajón
de este sábado impostado,
buscando algún momento perdido,
y encontré las tijeras
de recortar las horas muertas.

Salí al frío sin demoras,
escuchando algún blues
de cuyo nombre no logro acordarme
y se lo adjudiqué a quién me cruzo,
como banda sonora personal
y transferible.

Café cortado en La Llocura,
intermedio templado
y clásica aleatoria a las orejas
para volver al aire
obviando parlamentos peatonales. 

viernes, 8 de noviembre de 2019

SÉ ASÍ

Dame tus neuras de tarde en tarde,
para que sonría a medias
las asunciones.

Insiste en tus dislates
que me sostienen.

Sé así,
tan distinta
no distante,
para equilibrar los gigantes
que muchas veces son molinos.

Te preciso en la diferencia,
contrapeso de los miedos
y las intensidades,
la densidad de la existencia
y el transcurrir como odisea. 

ESCAPISMO

Se me durmió la mano
de escribir panfletos
pero no sueña,
sólo se ausenta torpe,
tropezando en las esquinas
con otras manos muertas.

El hastío me rellena
y exudo tedio rabioso.

Indignado y en pesadumbre
me sustento en la columna
del anacoreta
sin haber hecho votos de nada.

El escapismo adopto como nuevo arte
y me esfumo a conveniencia
cuando atisbo los sermones. 

miércoles, 6 de noviembre de 2019

VIENTO VIOLÁCEO

Fue aquel día de viento violáceo 
cuando descubrimos que las hojas muertas 
de los árboles más viejos 
traen versos escritos 
de los poetas difuntos. 

Versos perdidos y transeúntes 
que todos los otoños emigran 
buscando niños caminantes 
que los lean a media voz. 

Que los conjuren a la vida apalabrada 
de una lectura breve, 
leve, 
libre de falsetes 
para sembrar memoria 
de los poetas extintos. 

Fue aquel día de cárdeno viento 
penitente, 
viento culpable de las demencias, 
cuando encontré tu nombre grabado 
en la raíz más torneada. 



VENECIA

Se inunda Venecia,  contigo o sin ti  y los siglos se ahogan,  los lienzos lloran  y los mosaicos se abrazan  en pánico de teselas...