lunes, 18 de junio de 2018

DONDE DUERMEN LOS ILUSOS.

Irrumpiste en mi sueño neutro
como golondrina extraviada,
a golpe de ala y trino
persiguiendo arrullo.

Y la memoria hirvió
amarga a borbotones
dolorosos de huecos
en el tiempo y los espacios
que colmábamos de carne.

Desperté vacío,
sediento de ansia
mas sereno en realidades,
lejano de las tormentas
y los consabidos naufragios.

Irrumpiste en mi sueño
mas mi vida no te anhela.

Mutilado en el silencio,
liberado de aquel peso
que me lastraba a la sima
donde duermen los ilusos. 

viernes, 15 de junio de 2018

LO QUE GUARDO.

Guardo en la piel un roce
que tropezó con mi aliento
una tarde anónima
de afanes latentes.

Pues yo viví lo imposible
y renuncié a la soldadura
por romperme a lo vivo.

Guardo en el ansia un sueño
húmedo de cataratas,
pródigo en espumas
de sales escondidas.

Pues he muerto varias veces
sin absolver los pecados
en los que incurrí a conciencia.

Guardo palabras nunca dichas
y kilómetros de carreteras cortadas
por aludes de delitos frustrados
en inclementes climas.

ARREGLADME LO URGENTE.

La sal de la tierra
se derramó en los vientos
para asalmuerar cabezas
de pensamiento encurtido.

Siendo los mares
los que vierten cadáveres
sobre las playas lustrosas,
hay barcos al pairo
con personas rentabilizables.

El ademán correcto
y el afán humano
no sostienen discursos
cuando el hambre aprieta.

Dejad los aspavientos
de victimismos del glamour
y arregladme lo urgente.


domingo, 10 de junio de 2018

AQUEL DÍA.

Y fue aquel día en que encontró
un pájaro moribundo en los aledaños
de cualquier casa que tener hubiera podido,
cuando descubrió la esencia de lo que no sucede.

Aquel día creció en razones y negó verdades,
las inoculadas en miedos calibrados
para domar cachorros
de cerebro interrogante.

Entonces fue que tuvo luz
y el terrible peso de la orfandad
le atenazó en el pánico,
mas fue libre en la asunción
de las realidades.

No tuvo eternidades
pero dejó memoria.

sábado, 9 de junio de 2018

LO NIMIO.

Situémonos en la nimiedad,
de vez en cuando,
lo mínimo de lo inmenso
creyéndonos esencia,
motivación y revulsivo
para que nada acontezca.

Llegará la lava
de cualquier volcán desubicado o
el asteroide desconsiderado
que hará estallar la esfera
y la estúpida pregunta de para qué.

Somos accidente,
no causa
ni tan siquiera efecto,
lo nimio
acorralado por el todo
y la misma nada que lo envuelve.

“No somos nada”,
reza el pésame,
mas ser somos
fugaces en tiempo
y en espacio ni mota.



martes, 29 de mayo de 2018

LLEGA A LA ENTRAÑA.

Y llega a la entraña 
una lluvia densa 
que empapa los afanes. 

Llega a los tuétanos 
la humedad que encoge 
y constriñe todo pulmón. 

Llega la ola atlántica 
de una morriña innata 
al ser de otoño. 

Y hay veces, 
pocas veces, 
en las que uno, 
así en medida, 

se derrama incontenible.

miércoles, 23 de mayo de 2018

LAS LÁGRIMAS.

Las lágrimas de un planeta remoto 
llegan a veces en meteoro 
y nos aplasta la tristeza cósmica, 
la ansiedad de la partícula 
en un Universo que expande. 

Migaja en espacio, 
menos que un suspiro en tiempo, 
la nimiedad que nos ahoga 
en la soberbia de la mente 
que no asume las finitudes. 

Las lágrimas de materia oscura,
las lágrimas del horizonte 
de sucesos probables. 

Las lágrimas que se evaporan 
como las vidas de los vivos. 


DONDE DUERMEN LOS ILUSOS.

Irrumpiste en mi sueño neutro como golondrina extraviada, a golpe de ala y trino persiguiendo arrullo. Y la memoria hirvió amarga a b...