miércoles, 30 de diciembre de 2009

AÑO NUEVO

Me amenazan
campanadas festivas
de fecha de tránsito.
Campanadas multiplicadas
por el eco oscuro
de mi sala vacía.
Uva amarga
de hollejo recio
y esperanza
escondida
tras las doce en punto,
hora perpendicular,
frontera de agujas
para años sin papeles.
Bailará el teléfono
vibrantes tangos
sobre la mesa apática
y los propósitos,
anotados a tiza,
se diluirán con la gotera
de un ánimo
de teja rota.

martes, 29 de diciembre de 2009

A VECES, LA PENA

Si es que
a veces viene
esa pena,
no negra,
quizá grisácea
o marrón de cieno,
que creí guardada
en baúl candado.
Si es que
no cesa el peso
de las cargas
en depósito
y la espalda grita
al renovar el lastre.
Si es que la pena
es eso,
pena,
de penar
penado,
penitencia
siempre condicional.
Si es que
no prescribe
nada de lo andado
y retornan los pasos torpes,
las cunetas,
los fangos amigos
del fugitivo,
siempre acosado.
Y menos mal
que hay cigüeñas,
blancas aves
de amplio nido,
donde dormir en alto,
suspendido
en campanarios mudos
de ruinas sacras
y mirar los vientos
que pasan al ras
barriendo arenas.

NO SE SI ES

No se si es amor
el viento
que bate mis ventanas
y enreda lo tendido
en cúmulos
de prenda holgada.
No se si la miel
de unos ojos
en caramelo
endulzarán mis días
y mis noches vanas.
No se de futuros
ni si borré pasados,
mas hay minutos,
contemporáneos,
en que cuelgo la vida
de un perchero de nácar.
No se si es amor,
ni si existe tal,
pero laten gaviotas
en mis venas de río
y anego murallas
de rumores de loseta
con mi afán.
Que es que vivo
de nuevo,
prematuro y viejo,
en algodones limpios,
cantores de nana,
y me mecen labios,
alegre boca
en la que duermo.
No lo se,
ni si me equivoco,
ni si yerro,
ni me importan
chaparrones.
Que me mojo,
que lo se,
que quiero.

jueves, 17 de diciembre de 2009

VILLANCICO

Se acercan fechas
asediando el ánimo.
Fechas extrañas
de humanos partos
de dioses nuevos,
de otros testamentos
de notarios
 de casulla rancia.
Florecen escaparates
y se marchitan sueños
de niños absortos
colgados de guirnaldas,
empapados en colores,
ahítos de percusiones.
Reencuentros felices
y tristes desencuentros
amenazando paz
de mesa puesta.
Tiempo de ausencias,
de presencias,
de superhábit
de vacío de bolsa,
miradas viejas
sin reconocerse,
ajadas.
Kilómetros inciertos,
hambre de gula
y retornos
en el tiempo.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

CRÓNICAS DE UN HERIDO.


Y vivir negado,
traspapelado
entre expedientes
de amor fugaz,
intensa llama breve
que se extingue
entre mis dedos.
Es el sino
del herido crónico,
sangrante de a diario,
que entrega y toma
piel e intención
a espuertas.
Es verdad,
déjame
sin tenerme
que es lo procedente.
Lo adecuado
tras los tornados
de sábanas
que dejaron
escombro
en este pecho abierto,
inerme siempre
ante una ternura leve,
creíble,
asumible
como condena.
El castigo
del amante incauto.

lunes, 14 de diciembre de 2009

TEMPORALES

Capeando temporales
a base de capas de hábito,
de costumbre correcta.
Posicionado
en anticiclones
me emborrasco,
chubascoso
y nievo
a trapo suelto
sobre los puertos
inclementes
de montañas recias,
cansadas de pastos
rancios de vaca ajada.

NO SE TRATA

No se trata
de abolir las penas,
se trata
de parirse
del cuello del embudo,
expandirse
en espuma
por la vida cruda
y devorarla
sin adobo.
No se trata
de obviar las escaleras,
se trata
de contar con descansillo,
y respirar,
por la tronera miope,
el pobre aire
que nos deja el hábitat.
No se trata
de negar la carga,
se trata
de levitarla,
con hidráulico tesón,
sustentarla en melodía
y danzar
valses de entibador
con el ansia.
Entre actos,
actos de piel
que nunca sobran
ni quiebran
los balances.

domingo, 13 de diciembre de 2009

LUZ TEMPRANA

No te esfuerces,
vida más mía,
pues algo aporté a tu carne,
en comprender avatares
de adultos en remolino.
Cuánto dañan las ausencias,
las parciales en pacto
que no suscribes,
y tu daño daña
mis meollos,
y arden los tuétanos
al verte,
atónita,
preguntar verdades
de realidades turbias.
No te faltará abrigo,
reversible
a tiempo parcial,
para ahuyentar los miedos
de niña perdida
en bosques nuevos.
Que quedan los pilares,
redistribuídos,
donde asentar tu torre
y elevarla al Sol,
tu origen cierto
de luz temprana.

sábado, 12 de diciembre de 2009

HORAS MUERTAS

Hay horas muertas, mutiladas,
en batallas perdidas de antemano,
tiempo asesino de lo humano,
tiempo de flores disecadas.
Y uno se recrea en el espino,
en el daño propio y el ajeno,
pobre equipaje de un camino
para dormir siempre al sereno
trocando estrellas por destino.
Cáustica es la lágrima que destila
el ojo mirado con ternura,
y en la palma toma encarnadura,
y en el centro siempre deja estigma.
No es hora de resucitados,
ni redentores de las almas,
ni de evangelios  por las armas,
que es hora de resultados,
de resúmenes fríos sin pasiones,
índice y texto sin acotaciones
que está todo redactado.
Y es tropiezo el caminar,
con  la bota segar las flores
marchitando los colores
que no se pueden replantar.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

TIEMPOS VERBALES

Perseguido por los tiempos,
tiempos verbales,
temporales,
absurdo tiempo.
Pretérito imperfecto,
obstinado en aliterarse
en frase hecha
o versículo aprendido,
lánguido y espeso,
emboscado.
Pasado reciente,
latente
y resentido justamente,
por haber dolido,
padecido a un doliente.
Presente de indicativo
indicando luces,
únicos brillos en lo opaco.
Futuro incierto,
abierto
al desconcierto
de no ver parada.
Mas no hay imperativo,
pues impera la vida
en oración compuesta,
siempre subordinada
al sujeto desorientado,
en fuga del predicado.

martes, 8 de diciembre de 2009

MANUAL DEL BUEN VECINO

Cómo les duele
que respires
y otean,
desde mezquinos balcones,
cualquier atisbo de vida
que pase por tu puerta.
Mas no vale el rumor huérfano,
que juzgar es preceptivo
y condenar.
Y dar transcendencia
al sonido de tu aliento,
mandar misivas
a quién más duela,
gesto amistoso
de sadismo vecinal.
Qué ganarán
con la saña,
esperando consecuencias,
lógicas reacciones,
o no,
da igual,
que el pueblo
es pueblo
y las normas
se dictan desde el corredor.
Triste vida
la del inquieto
por los latidos ajenos,
amable expendedor
de viejo estiércol.
Profunda España
de madreña sucia,
favor vendido,
huerta podrida
de col de envidia.

jueves, 3 de diciembre de 2009

SÁBANAS CANTORAS

Tras noches

de callejón de gatos

que devoran entraña,

puede venir día

de vuelo

de paloma torcaz.

Puede haber

tarde

de sábanas cantoras,

entonando himnos

de sudor en gloria.

Se abren ventanas

de labio fresco

y la lengua en racha

ventila la alcoba estancada.

Es cuando la piel usurpada,

en delirio

a tiempo parcial,

viaja libre

y sin programa

por la orografía dormida

de un cuerpo ansiado.

El ojo indaga

las comisuras,

descubriendo mundos,

países a renombrar.

lunes, 30 de noviembre de 2009

DEJADME EN PAZ

Emerjo,

cautivo del lago

en que me ahogaba

y busco aires

topando incendios.

Y el fuego cura

pero abrasa y

el ascua

pare toxinas

que devuelven

los ahogos.

Imantado ando,

atrayendo metales

de absurdo drama.

Huiré a la cumbre.

No me busquéis

que nada ansío,

sólo soledades propias

que tanto hieren

como cauterizan.

No me améis,

que no merezco

ni amor ni condena amable.

Despreciadme

si gustáis.

Justo es,

y necesario,

para la salud propia

y ajena.

Que el desprecio es

vacuna para a la alergia

a las pieles,

las que se me dan

en sobredosis.  

Dejadme ser

sin estar

al lado.

Solo,

firmando armisticio

conmigo,

enemigo

de única guerra

declarada.

viernes, 27 de noviembre de 2009

ES TU BOCA

Es tu boca

la canción que suena

en mis noches huecas  

de sueño anónimo,

pues guarda tu boca

estrellas

para el camino oculto

de este pobre peregrino,  

perdido entre lloviznas.

Es tu boca agua,

manantial que lava

con las ternuras vivas

los negros ecos

que me vigilan.

Es tu boca el día,

la fecha exacta

en la que nazco niño,

siendo tu boca

lecho,

dónde reposo

tras las batallas urgentes,

que tu boca es casa,

cobijo encendido

para el indigente

de lunas llenas.

TRISTE


Por qué vendrá

el gris en nube

a asediar el hueco

de mi casa sorda.

Por qué me ahorco

con soga de interrogante

mirando losas

de pavimento de papel.

Enfoco, ciego,

palabras ajadas

que martillean ufanas

la pared torcida

de la sien que late.

Qué hacer,

aún me digo,

con este billete de ida

a no se sabe cuándo.

Y bien es cierto

que no procede

el enroque

en el yo mismo.

Que es dañino

el monólogo lánguido,

el que no lleva

más que a los arcenes.

Que siempre hay labios

con vocación de beso

y alma de sonrisa

en todos los aledaños.

Pero es obstinado

el necio nubarrón

que tiñe las camisas

yá impacientes

por la plancha.

Ay, triste,

columbario estúpido

de ceniza vieja.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

GÉNEROS

 

Que es la mujer de luna,

no de tierra para la pisada

ni aparcelable terreno

para el cultivo sucio.

Que no es escriturable,

ni hay derecho para la siega,

ni para marchitar flores

a nocivo aliento en grito.

Que es la mujer planeta,

órbita saludable,

sin dioses machos

que la conjuren

en eclipse necio.

La mano del hombre

es caricia intensa,

fuerte y débil,

nunca hecha para el golpe

contra lo que nunca es propio.

 

 

lunes, 23 de noviembre de 2009

CARRERA

Otro exámen suspenso,
no presentado
pues la evaluación contínua
agota y disuelve las ansias.
Demasiado tribunal,
poca intención,
vigilancia a distancia
desde atalayas de humo.
Siempre habrá
mejor candidato,
con puesto ganado,
para un diploma vano,
impreso entre temores,
entre diretes.
Sigo carrera
sin homologar,
sin esperar virretes
ni beneplácitos oficiales
de claustros de infamia.
Y aquí estoy,
errático de asignaturas,
bohemio,
incorrecto,
buscando saber
en los pliegues de los rayos
de los soles claros,
entre espigas de luz cierta.
Sin místicas
ni afectaciones
de juzgadores de aire. 
Siento la decepción
que regalo a mansalva
y el daño anexo
a los objetivos.
Pero hay caminos
claros
en latitudes nuevas.




viernes, 20 de noviembre de 2009

VIVIR, HABER, DEBER

Que no es vivir
deber, 
que debiera ser
haber. 
No es justo
el crédito usurado
en el estar.
Mucho rédito,
trayecto minimo.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Ya están recolectadas
todas las lunas,
hubo cosecha
pero el satélite
es perecedero,
no admite congelación.
Lobos
de huérfano aullido
vagan perdidos
entre tinieblas crudas.
Los mares,
abortadas las mareas,
bracean olas tristes
de brisa pobre.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

NO ME VEAS

No me veas,
que estoy
emboscado,
tras un roble viejo,
por mil rayos arrasado.
Que asaltaré los templos
si ha lugar la batalla,
mas ahora
espero,
ermitaño y furtivo,
a salir de las hieles
entre las que nado.
Soy la luz
entre persianas,
la brisa entre visillos
mas huyo,
que aire reclamo
y no puede mi asma
con apneas soportadas.
No me veas
que estoy agazapado
en cornisas de tiempos,
listo para el salto,
a un aposento libre
o al vacío empedrado.

GUERRA

Acorralado de duda
me revuelvo,
hiero
y duelo,
en esta batalla fría
de vivir rodeado
de quereres
y odiares,
que no es lo mismo
mas se acerca.
Apuñalo
como acaricio,
a mandoble seco,
duro y tierno.
Y hasta el silencio
explota,
amputando cuerpos,
a mi paso callado.
El enemigo
se rinde a veces,
al econtrarnos
en los espejos.
Cruenta es
esta guerra fiera
de furor helado.
No se,
estoy sitiado.

NO ME DIGA

No me diga,
hoy,
desde su almohada ocupada,
que soy yo el que desama.
No me diga,
usted,
mi señora de otro,
que debo estar
no se donde,
no se cuando,
que no,
que no me diga,
desde su torre blanca
de raso blanco conyugal
que yo no siento,
que no,
que el pozo me lastra
y me llama
mientras me miran,
desde la boca ancha,
ojos negros perdidos,
azules ojos furtivos
y otros ojos incrédulos
esperando el impacto
de mi cuerpo náufrago.
Y no hay sábana
para el rescate,
sólo sábana usada
por cuerpo ajeno.
No me diga,
no me quiera,
no me mienta
y déjeme caer,
rebotar,
que yo me salvo,
sólo,
sin manos
de olor prestado.

martes, 17 de noviembre de 2009

JUBILEO

Camino,
ando perdido
mas ando,
y me saludan
los árboles viejos
guardianes de las cunetas.
Y sólo veo nieblas,
cortinajes densos
difuminando arcenes,
pero no quiero fuentes,
manantiales señalados
sin potabilizar.
Que quiero mi senda,
egoista vereda,
ajena a malezas de espino.
Y camino,
recto o no,
mas busco destinos,
parada y fonda
de renta estable.
Y la mochila lleno,
con lo que encuentro
y lo que extravío.
Y es carga de peregrino
lo vivido y lo perdido,
pesado equipaje
es amar y desamar.

BARCOS DE HERRUMBRE

Por la avenida ancha
de las vidas rotas
caben barcos de acero
herrumbrando las aceras.
Navegan hormigones calmos,
rompiendo olas de baldosa
y de las junturas
saltan peces de hielo
de las almas escarchadas.
Ajeno a las bocinas
nado en seco,
que no me moja
el reproche extemporáneo,
que no tengo bandera
ni patrón
y pesco siempre
en aguas turbias.
Y cómo cansan
las derivas
por las calles en canal.

viernes, 13 de noviembre de 2009

ARMAS CELULARES

Andanadas de espinas

por telefonía móvil

atacan mis almenas,

mas no estoy

fortificado.

Y sangra el oído

rencillas viejas

pues da igual el pretexto,

el argumento clásico

del drama ensayado.

No es así,

paseando precipicios,

como se avanza

en los meses pasados.

Menos aún en compañía,

custodiando porcelanas,

entre los torpes dedos

que insisten en el réquiem,

en lugar de la sonata precisa.

Ódieseme sin ambages,

publíqueseme en los edictos,

pero no cargará mi espalda

con los derribos buscados,

negados e insistidos.

Cúlpeseme,

si se quiere,

de todo crimen,

mas no acataré condena

por los suicidios lentos.

martes, 10 de noviembre de 2009

REINCIDENCIAS

Las vivencias rebotan,
retornan,
insisten,
reasisten
a la vida nueva
sin resignarse
a los cambios
no retroactivos.
Y quiere uno
otras visiones,
otras palabras,
otros tonos
no sabidos,
mas vuelven
las melodías
lánguidas,
pastosas,
oscuras
y obstinadas
en repetir
canciones.
Y uno no puede
normalizar,
insistir en lo razonable,
a pesar de,
a costa de,
y escapa
de lo que yá huyó.
Y los lugares,
los comunes,
son refugios perversos
y las gentes,
las comunes,
las habidas,
las tenidas,
son armas cargadas
con posta de odio
no legitimado.
Y lo peor,
el rehén,
el inocente testigo
de los crímenes
pasados,
cargado de interrogantes
y de expectativas huecas.

lunes, 9 de noviembre de 2009

RELOJ DE ARENA

Cómo crecen

las arenas

en el reloj del pecho.

Y cuanto más llueve

tras los lamidos cristales,

más polvo seco

comienzo a aspirar.

En las noches,

a veces,

entro por la gatera

para no despertar

 a los fantasmas necios

de mi cuarto.

En las mañanas,

preso de sábanas

y dunas,  

peleo para la huída,

y me enveneno

de café y tabaco,

para vivir el día

un poco más muerto.

 

 

 

 

viernes, 6 de noviembre de 2009

MI ESENCIA


Tenía que ser hoy
que tú,
mi vida,
la vida mía,
el día en que,
desde el seco teléfono,
me regales,
me dediques
dos sobresalientes,
en primero
de primaria,
el más primero
de todos los primeros
que tendrás que superar.
Tenía que ser hoy
cuando,
en exclusiva,
con infantil ronquera
de fiebres pasadas,
me des la noticia
de un éxito
en estos días
de fracasos míos.
Tenía que ser hoy,
que no te abrazo,
por circunstancias raras
que no te explico,
cuando dices que no,
que no hace falta premio,
que yá te premiaron,
que no tengo por qué,
que como quiera,
como si querer costara.
Tenía que ser hoy
cuando tu voz,
trino de gorrión,
me exprimiera el alma.
Tú,
mi amor,
mi esencia,
mi carne y
mi mayor ausencia.

¡JODER! CON LA GENTE

¡Joder! con la gente.  

Con la gente que dice,  

con la gente que hace,  

con la gente que miente,

con la gente que siente,

que goza y que duele.

Con la gente que suele,  

¡joder! con la gente,  

tropezar con la gente  

y mirar por encima,

de lado y de frente,

y esputar las palabras,

remover las entrañas,

ocupar el espacio

cual si fuera un palacio.

¡Joder! con la gente,

la que tienes al lado,

los que se han alejado,

los que saltan del puente.

¡Joder con la gente!,

los que nunca callan,

que casi no hablan,

que saben de todo,

que reparten lodo

con gesto imponente.

 

 

VUELOS CANCELADOS



Tanto decir,
tanto decir
y no hacer,
ni deshacer.
Extinguir,
ascuas que expelen
humo de palabras
de muchos ecos
sabidos,
cenizas
de los incendios
esporádicos.
Así es,
estático,
congelado
en tiempos
esculpidos
en bellos mármoles,
museo,
visita guiada
con entrada falsa.
Se recrudece
el otoño
del almanaque
que se desangra
de página diaria.
Y no hay,
o no parece,
que haya recambio
para las estaciones
usadas,
cumplidas,
caducadas.
Mirar las pantallas,
esperar cambios
en teletexto.
Salidas,
sin llegada.
Todo cancelado.

jueves, 5 de noviembre de 2009

MILÍMETRO

Un milímetro de piel,

una promesa.

Una palabra inacabada

suelta las aves en vuelo

y aventura espumas,

oleajes retenidos

por débiles diques

de papel escrito.

Pupilas,

luciérnagas de azúcar.

Dedos,

antorchas.

Labios,

destino.

 

 

 

AVISPAS



Avisperos
en racimo,
hendidos en el pecho.
No,
no es llevadero,
quizá asumible
como se asume la caída
al escape del escalón.
Creyendo
que no era yá
tiempo de insectos,
mas,
al menos,
la mariposa alegra
algunas horas robadas
al reloj de hielo.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

MÁS NO

Escapar de penas
yá cumplidas
no es de recibo.
Y es que el pasado,
el terrible,
suele ser necio
y retroactivo.
Otra vez ver
la densidad,
la espesura áspera,
los dedos torpes
entre los que
aún se cobija
sangre mía,
mi única sangre.
Otra vez la huída,
el escondrijo,
tras firmar sentencias
de las que no soy reo,
no.
Colgadme todos
los sambenitos,
escupidme por las calles,
si os place,
mas no,
más no,
y menos,
aún menos,
no os colguéis
de la idea
de que mi carne
no es mía,
que mía es
y la defiendo.
No dudéis que lo haré,
me queda dentadura
de mordida larga,
para el desgarro preciso.

QUE LE DEN

Anda y que le den lluvias
a las rosas espinadas
color sangre,
torturadoras
del jardinero,
y que encuentren soles
más allá de los horizontes
borrados
por las nieblas
y las calimas
de los desiertos arados.
Anda y que le den viento
a las amapolas
de lánguido pétalo
que se derrama
a llanto,
arraigadas al terrón
mas sedientas
de rocíos nuevos.
Anda y que me den mares,
a mí,
alma de chumbera,
y que las olas cubran
los pinchos injertados,
salándome las cicatrices.

CUESTIÓN DE TIEMPO

Todo lleva su tiempo,
su tiempo lleva,
tu tiempo,
mi tiempo
y los días,
y las noches
y las tardes lluviosas
tiempo llevan,
inestable tiempo,
dudoso tiempo
de ritmo voluble.
Hay que dar tiempo,
¿a quién?,
al tiempo,
que el tiempo manda,
que es ley,
física,
subjetiva,
pero ley de vida.
Tiempo,
todo tiene su tiempo,
su tempo,
y lo triste es adagio,
lento y lluvioso,
y el allegro,
molto vivace,
es segundo fugaz.
Paciencia,
esperanza,
espera,
que tocará,
que habrá llamada
 o,
a las malas,
siempre muerte.
Que la muerte
su tiempo lleva.

jueves, 29 de octubre de 2009

MAL DÍA PARA LÍRICAS

Qué cantar
con la voz rota
por palabras a destiempo,
siempre desafinado
el canto pretendido
se torna gruñido
desvariado
y la melodía,
atropellada sucesión
de notas impostadas,
lacera pieles
en vez de regar los ramos.
Qué declamar
con el jadeo
que da la asfixia,
la vital,
cotidiana,
que no rima
ninguna expiración
en fatiga vieja,
medida
a métrica de salto.
Y el lienzo,
borroso en blanco añil,
rechaza óleos
y acuarelas ralas,
sin pared
donde ahorcar la obra.
Mal día
para artes,
malas artes,
tretas fallidas
para la venta del ser,
el errático producto
que esculpió
las experiencias.
Las musas,
enlutadas plañideras,
avaras usureras,
deniegan el crédito
de inspiración a plazo.

martes, 27 de octubre de 2009

SENTIR

Enjugar lágrimas,
a distancia,
con dedos de espuma.
Abrazar,
en sobrevuelo
lo inabarcable
de un sentir.
No temer
encuentros,
salir a la azotea
y gritar,
aquí estoy,
con lo que estoy
cuando quiero.

CAMISA

Me descuelgo
del perchero
y salgo,
al aire,
que ya está bien
de estar guardado.
No soy prenda
propicia
a la polilla,
que me muevo
y,
aun sin planchar,
arrugado,
desastroso,
paseo mi marca anónima.
Que no soy
a medida,
que abrigo
mas no luzco,
no soy dominical.
Soy de a diario,
a días impares
y me axfisia
cualquier ropero.
Bien sé
que no es seda
mi entramado,
que es arpillera ruda
y remendada
y no,
no sirvo
para la prueba,
ni para la ocasión.
No siempre
estaré en la percha,
en un baúl
menos.

lunes, 26 de octubre de 2009

CEGUERA

Hay ciegos
de invidencia voluntaria.
Niegan las rejas
contra las que topetan
necios,
y ponen candados
a las palomas.
El ave no entiende
de amos
y tiende a la huída
pues el ala grita,
canta vientos
y no hay mano,
ni por fuerte,
ni por conocida,
que axfisie
el despegue.
Abre los ojos,
mira,
ve
y asume el ser
de lo que crees tu estar,
que siempre,
el agua clara,
se desliza entre los dedos.

viernes, 23 de octubre de 2009

NO SE ALARMEN

No broncean
las farolas,
de bajo consumo,
apropiadas,
el pergamino
que me envuelve,
ya un tanto
apelmazado.
Mas no se alarme
el mundo,
mis órbitas,
que llevo ruta,
en borrador aún,
para el raíl
prudente,
el aceptable.
Volveré al sol,
a las corrientes,
y a las hojas de castaño
sedentarias.
Estoy tendiendo
mi envoltura,
a orear
en corredor
de nostalgias.
Y enjugados
los añoros,
los poderes
y los quereres,
plancho mi rostro
sobre la mesa,
llanura expédita
de migajas
de desconsuelo.
Que tendré
los marfiles
vírgenes,
la risa indómita
y el canto
desgajado
de la cantera
de mi carne.
Y al ser vida,
vida mía,
vida dará
a mis pequeñas muertes,
las absurdas caídas
a abismos necios
de hombre inerme.

jueves, 22 de octubre de 2009

NACIDO PARA DOLER

Mato si hablo

y cuando callo

mueren

y ya no sé

si sentir,

por si alguien

enferma,

pues parece

mi existir

la condena ajena.

Y es que doler

no quiero,

como no quiero

que me duela,

este estar

para no ser,

este dentro

desde fuera.

Mientras me soporto,

me tolero

a duras penas,

con este mirar

en corto,

este sueño,

esta cadena,

y las horas

que rezuman

las paredes

de mi cueva.

viernes, 16 de octubre de 2009

DERRUMBE

Este otoño
ruinoso
se desploma
sobre mi osamenta.
Ahora espero
el desescombro,
paciente
y confiado
en los azares
al rescate.
Rebozado
en arenas
y hojas de castaño,
canto lánguidas
baladas de estación.
Me alimento
de larvas de gangrena
y sacio la sed
con lloviznas.
Damnificado
del dorado
de las lomas,
del rocío áspero,
del acorde de un cello.
No recuerdo
si hay póliza
para tal siniestro
que nadie asegura
otoños sin derrumbe.

martes, 13 de octubre de 2009

NOCIVO

Será por nacer nocivo,

prematuro en males,

de un mal encuentro

producto,

que nocivo ando,

contaminando anexos.

Y es mi camino

pandemia,

mal de males,

adicción perversa.

Mas hay cura

y deshabitúan

los adictos

a mis desmanes

y así quedo,

nocivo,

encofrado

y oculto.

Que ya tengo

señales,

advertencias

y avisos,

homologados al uso

para el incauto.

 

 

 

NO ES EL GRIS

No es el gris

el que me ahoga,

que es el marrón

más terco

el que me aparta

del rosáceo

que añoro y duele.

También me quita

el pardo

los azules,

los violáceos

de pasiones densas y,

sin esperanzas,

extravío los verdes.

Es el marrón

de arcilla arcana,

de cieno empastado,

el dominante

en la paleta

de este cuadro,

esta obra tardía

sobre lienzo ajado.

 

 

 

lunes, 12 de octubre de 2009

APNEA

Ahondando

en la torpeza,

sin brújula

naufrago,

buceo en

autocompasiones

sin batiscafo,

en apnea lenta.

Y es este estar,

por estar sin ser,

demasiado largo

y no emerjo.

De hormigón

los pies,

las manos buscan

brazadas rectas.

Me lanzan cabos

que no alcanzo

mas aun arde

la bengala,

balizando posición.

La escafandra,

forjada a estupidez,

deja pasar las sales.

viernes, 9 de octubre de 2009

COMODIDAD

 

Desde el salón calefactado,

en mesa de centro,

se pueden tener flores

de las que,

a ratos,

aspirar aromas clandestinos.

En sábanas planchadas

se puede soñar

con tormentas,

oleadas de mar embravecido.

Pero yo quiero caminos,

no escondrijos,

que el monte se empina

para el natural del llano.

Cansado ando

del furtiveo,

que tengo licencia

de caza menor.

Sigue en la cúpula

acristalada,

impoluta,

y no te arriesgues,

no busques filos

de navaja.

Sé feliz,

paciente,

estable,

que no mereces

turbulencias.

Mas no exijas

la luz

si andas a oscuras.

Buscando ando

mi sendero,

sin atajos,

sin túneles oscuros,

y ahí sigo,

caminando a tientas.

Quizá,

un día,

haya cruce,

y descanso,

y asentamiento.

Quizá.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...