Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

INMEDIATEZ

Será de sabios rectificar
mas yo soy lego,
y mi legado es la errata
sin tachadura.
Un borrador,
al cabo,
sin pasar a limpio
el cuaderno primario
de caligrafía escorada,
naufragando en la cuadrícula.
Da igual el algoritmo
que se adquiera para el remedio.
Ahí os va lo escrito,
sin madurar en alacena,
verde agrio,
hiriente en lo inmediato.

CULPABLE SOY

Imagen
Yo me pierdo en tus miradas
que se pierden en lejanías
gritando los silencios
de los quejidos que callas.
Y perdón te pido
por amasarte
sin saberte dar mejor escena.
Y quisiera tener mano de autor
para sacarte del mal contexto
que redacté yo mismo,
torpe personaje
que improvisó vivencias
sin éxito posible.
Culpable soy de tu debacle
de la que tú podrás zafarte
cuando crezcan tus alientos.
Quizá me absuelvas
o me condenes,
mas mi amor no rompe
y espera el día de ver la risa
sin ligaduras densas.

FERIA

Aquí andamos en tiovivo,
por la  feria de ganado,
presos de azúcar hilado,
sonrientes y cautivos
en estridente verbena
los pasos vienen marcados
nos jugamos ya las penas
lanzando bolos trucados.
En el circo nos colaron,
dónde el oso ruge anciano,
el payaso está sin mano
las fieras la devoraron.
Ella danza en el alambre
con las medias magulladas,
el remiendo tiene hambre,
y el carmín no tiñe nada.
En la caravana el llanto,
bajo luces todo es gloria,
choque, tómbola, la noria,
la trastienda es el espanto.

NO QUISIERA

Es que no quisiera decir lo que pienso a cada rato, es que la lengua me muerdo, y mejor no disparato, y mejor no me enveneno porque si me muerdo sangro. Y tóxica ya es mi sangre de tanto vertido ajeno, tanto dar malo por bueno, en vez de rioja vinagre. Por favor ruego no me tienten que me dejen cuarentena, sin adhesión y sin verbena, que de mí fé no detenten.

DEPÓSITO A PLAZO ETERNO

Que no te roben la alegría,
yo te la escondo,
te la ingreso en cuenta
a plazo eterno.
Reserva un poco cada día
y la vas depositando,
no hagas caso,
no la derroches en la nada,
te la devuelvo remozada,
ampliada,
disponible a tu capricho.
Soy el albacea
de tus sueños retenidos.
En esta sucursal
siempre habrá crédito
en sonrisa sin prima de riesgo.
Juega a la vida
con acciones de mi empresa,
te haré millonaria en soles,
pues tu luz fluctúa,
revalorizada,
cuando me miras a bocajarro.

TU CORAZÓN EN REFORMA

Hubo que levantar tabique
en tu corazón de esperanzas
para evitar malas olas
que dañaran pantalanes.
Y cada año se observa
si se vulnera frontera
y rememoro temores,
anhelando veredictos.
Certifican lo efectivo
y yo me tengo aliviado,
pues tenerte es lo que cura,
lo que sana mi arena.



BAILARINA

Imagen
La bailarina de las medias rotas
gira en espirales quebradas,
oxidando la maquinaria
con el orín rancio,
tornando el vals
en opera buffa.
La bailarina de las medias rotas,
patética, antiestética,
tiene el tutú urticante
y ejerce de medusa
hiriendo peces aledaños.
La bailarina ríe,
hueca desde su caja
con el espejo amarillento,
pretendiendo ser la estrella
del almacén del anticuario.

SECUELAS

Como un sembrado
tras la batalla,
queda el pecho humeante
tras el inusual estallido.
No hay cúpula
que soporte el clima
de aguacero
tras calima,
tras tornado,
tras helada fiera,
por mucho que pretendas
tornarla opaca,
metálica e inerte.
La grieta nunca mengua,
espera paciente
su minuto pletórico
para esparcer los vidrios
como metralla fundida.
Muchos son los días
en la urna protectora
sin contestar las llamadas tercas
de aldabón continuo.
Que si debes hacer,
que si haces y no debes,
que si quieres y no puedes,
que si no quieres y está hecho.
Y tanta expectativa erosiona
como arena disparada
dejando al aire las vigas
y los pilares escuálidos.
Y colapsa el edificio
como las torres de septiembre,
heridas por dardos habitados.
Dejad que brote
entre el rastrojo ardido,
tened paciencia con este erial
que hoy es humo
y sangre seca
de tropa derrotada
de afanes reclutados
durante años contados
en tomo no muy grueso.

MATRIX

Habitamos en el zoco, del trueque mera moneda,  saldo de feria, despojo,  el balance es el que impera.  Da lo mismo elegir reyes,  son del damero peones,  en manos de mercaderes  que sellan las decisiones.  Y te puedes rebelar,  coagular todas las calles,  escucharte fingirán,  esperando a que desmayes.  Aunque te creas consciente  existe otra dimensión  de cifras, gráfico urgente  que te roba otra porción.  Y no existes pues no vales,  sin tasar no tienes vida,  no cuentas ni en decimales  en la partida perdida.  Y podrás buscar culpables  pero no los hallarás,  no son materia palpable,  todo se ha vuelto virtual,  es la macroeconomía  que al humano devoró,  maquinaria dura y fría  convertida en nuevo dios.