martes, 30 de abril de 2019

TE SOY

Nada te pregunté sobre aquel regalo
que te hice en vísperas de un eclipse
ni de las hojas de cedro que lo envolvían.

Supongo que la conjunción nubló
la memoria y la referencia,
pero da igual.

Para el próximo año
habrá cortinas de lágrima
en la ventana más alta
para que se refugie el jilguero.

Tampoco nada dijiste de mi ausencia
el día de la fiesta de los monosílabos,
ni sí ni no,
ni tal ni cual.

A pesar de eso te soy,
te estoy
y aún te pretendo.


lunes, 29 de abril de 2019

SERENAOS

Guardad las iras
en los baúles apolillados
y aprended del pueblo
que no grita,
el que camina erguido
saludando a lo diverso.

Dejad descansar los mástiles,
la épica de la fanfarria
y los caballos de cortijo
y mirad a la gente que no odia,
que difiere sin arengas,
que avanza sin invocar fantasmas
ni morales dominicales
de comunión y terno.

Serenaos,
vaciad la testosterona
de los testículos pétreos
de las estatuas ecuestres
y vivid la libertad de los otros.

Vivid España
en los manantiales
de los libros viejos,
nuevos
y por venir,
y dejadnos en paz,
dejad de apestarnos
con la hiel rancia
de armaduras oxidadas.



domingo, 28 de abril de 2019

VERSO SUSPENSO

Quedará aquí mi verso suspendido, 
suspenso en evaluación 
y pendiendo de esta nube
que en red se teje, 
sin precisar de papel 
que lo encarcele. 

Quedará aquí, 
mío y de quién guste 
darle sentido a su medida, 
modelando la intención 
y el ánimo en masa fresca. 

Quedará aquí sin precio, 
libre de mercado, 
devaluado a lo que vale, 
que nada es. 

Desde el filo, 
casi suicida, 
quedará aquí mi verso 
tendido a los aires 
y a las solanas. 

sábado, 27 de abril de 2019

DE MI MANO LAS REFLEXIONES

De mi mano las voluntades
que defino difuminadas, 
el querer y no poder 
por no deber, 
que las deudas perdonadas
son lo que nos sustenta. 

En la mente la idea 
en negativo, 
negar facilidades al enemigo 
y avanzar a la contra, 
sumar para restar. 

Porque despertó lo indeseable 
habrá que levantar alambre 
de razones espinosas, 
parar la avalancha 
de apocalípticos jinetes, 
fustigando la ignorancia. 

De mi mano los temores 
a que mi hija viva en el medievo, 
negadas las diferencias 
y la opción a lo diverso. 

jueves, 25 de abril de 2019

DUELO EN LA CIUDAD DE PASO

El dolor de duelo
se trasvasa en el abrazo
sin vaciarse,
siempre lleno,
colma los ánimos
de quién se acerca
mas nunca alivia.

Quien se va es quien deja.
Quien en serenidad parte
duele en sereno,
en tenue mas profundo
y el hueco no cicatriza
pero late en la ternura
de la memoria amable.

El duelo será
y escarbará en los barbechos
del tiempo que no fue,
pero restará la melodía
de alguna canción común
que la sonrisa fecunde.

Hoy,
esta tarde,
la ciudad de paso es más triste
a la vista de este sujeto. 

ANA

La vida no es y tú te fuiste,
fuerte y brava,
con la sonrisa tenue
de quien sabe vivir.

Llegó lo inevitable
y me desgarra
pues qué más quisiera
que haber podido
ayudar en nada.

Se va la gente,
la buena y mala,
pero la buena queda
en las memorias limpias
perdurando la huella.

El cangrejo atroz
devora sin sortilegios
y yo te invoco
como ejemplo fiero.

Lleva mi respeto,
mi afecto necio
y que quede
en los que queden
mi voluntad de memoria,
mi proximidad a la demanda.

miércoles, 24 de abril de 2019

A CUERPO

En la televisión los líderes
jugando al trivial
de los lemas y los mantras,
en la barra el borracho
declama su discurso
sobre qué hay de lo suyo.

Cuando de lo suyo hablan,
no lo oye pues no calla,
y no lo oye nadie alrededor
y reaparece el fantasma
en su boca sucia
de los negros por expulsar.

Y de las barras salen
los votantes de ponzoña,
seguidores de algún jinete
que les acaudille
y reconduzca el odio
y la rabia ácida
hacia objetivos mezquinos.

El sistema apesta
pero hay que defenderse
de campeones de torneo,
de sable fácil
y palabra torpe
y salir a la calle,
que como dijo el poeta,
es hora de pasearnos a cuerpo.

lunes, 22 de abril de 2019

QUIZÁ NO TE DIJE

No sé si te lo dije,
que no era fácil,
no lo sé,
quizá sí,
pero no recuerdo.

Si no fue así
te digo ahora
que no es fácil,
que cuesta la cuesta
que se empina al paso
y se vuelve todo
contrapelo.

Que no hay norma
de final feliz
y no está escrito
que los buenos ganan.

No sé si te lo dije
o quizá te lo di a entender.

No sé si te avisé
de mi aspereza,
las aristas que me conforman,
lo lesivo de mi presencia.

No recuerdo que nada te dijera
pero quizá alguien anduvo avispado,
avezado al aviso
porque gente hay
que bien se ocupa.

domingo, 21 de abril de 2019

RESPLANDOR

El resplandor hiere,
el grito de luz pura
que despierta la idea
y te empuja a lo humano,
duele como la espina
y la misma vida.

El destello de belleza
es estocada fiera,
crueldad infinita
abriéndose paso en la sien.

La luz incendia,
la oscuridad ahoga. 

sábado, 20 de abril de 2019

TENDRÍA

Tendría que recoger
el salón de esto que ocupo
y amoldar la estancia
al ser que no recorre.

La trazabilidad tengo tatuada
y me empodero cantando salmos
sin sentido alguno
ni afán redentor.

Tendría que barrerme el tórax,
susceptible de tumoraciones
de ansias enquistadas,
y esputar la rabia
sobre los rostros
de los sepultureros.

Tendría que ser
algo más de lo que hallo
en los arcenes violentados,
quizá una palabra amable
en la mitad del disturbio,
un clavel explosivo,
una sonata en agonía.



DE ARENAS

En las arenas del pecho,
las que hacen dunas de ansia,
corretean los cangrejos
de tenazas gastadas
por pinzar intentos.

En los páramos,
los llanos yermos
y las dehesas de esta fatiga,
se pueden pintar figuras
por aquello del figurar.

Es este estar
el improcedente,
el relativo valor
que se da a lo que no es.

jueves, 18 de abril de 2019

EMERGIENDO

Hoy emergí al día
deshilachado,
torpemente hilvanado,
a costura abierta.
Camisa hueca
que levita la mañana
sin contenido,
vano, banal,
desustanciado.
Como reza el pésame,
“no somos nadie”,
más bien nada
y en eso estoy,
ninguneándome
en terapia
pues crecerse también mata.
Hoy emergí al jueves
casi ahogado de miércoles líquido.

miércoles, 17 de abril de 2019

FILIGRANA Y DESAFUERO

No hay alternativa
en lo alterno
ni rendición
en la rendija
de dudoso rendimiento,
pues nada rinde
el que se rinde.

Y la ira
me torna airado
y bien iría
al aire
que me orea
la ropa
que me arropa,
aún siendo desarrapado,
virtuoso del harapo,
harapiento de propio,
de nada propietario
y para nada apropiado,
sin propiedad
propiamente dicha,
pero dichoso
en lo dicho.


martes, 16 de abril de 2019

A VENA ROTA

Con el ladrido a contrapelo
como “modus operandi”,
pasean los ternos
y la vacua idea
por las azoteas,
las plazas
y los zaguanes.

Colores de guerra
y llamadas a rebato.

El aire se densa
de un ruido pesado
y respiramos estridencia.

Nos lavamos el rostro
con mala baba
y desayunamos amargo
de hiel de invernadero.

Ebrios de licores falsos,
primicias de garrafa
y calumnias regladas
por algoritmos de “big data”.

Hay esperanza si despiertas
desterrando el bostezo
y la desidia que te inyectan
a vena rota.



NOTRE DAME DE PARÍS

Entonces llegó el fuego
a los sueños combados
de la historia cóncava.
El fuego siempre asesino,
nunca purgante.
La llama que incinera
cadáveres en masa,
la llama del hereje
quema templos sin pudor
y abrasa historia,
la base que nos sostiene
o nos tambalea.
Bien daría igual
de no ser que no somos
más que bestias
con potestad de crear belleza.
París bien merece una misa,
aún siendo atea,
y todas las revoluciones posibles
por mor de Europa,
de todos los lienzos
y las catedrales con gárgolas.
Bien es cierto que no seremos
pero una catedral es ansia
que apunta a las promesas
que no serán.
Una catedral fue soberbia
de la humanidad a lo alto,
que no ardan los pilares
de lo que somos en malo y bueno. 

lunes, 15 de abril de 2019

CIPRESES Y FLORES

Los cipreses del tanatorio
se yerguen bajo la lluvia necia
en las despedidas,
silentes testigos
de los adioses diversos
y las adhesiones al duelo.

Se besa mucho,
se estrechan manos
y se solventan protocolos
en rituales torpes.

El útimo jardín,
empapado de nostalgia
que las nubes vierten
a ritmo de marcha,
es portal de ida
a ningún sitio.

Dentro,
las flores regaladas
brillan
sabiéndose marchitas. 

COLOR

Quizá tuviera razón
aquel que pintaba cielos
en colores imposibles
y quizá sea nuestro
el daltonismo,
la paleta errónea
para este lienzo que nos tiene.




sábado, 13 de abril de 2019

ME DOY

El caso es que yo me doy,
me doy en vivo,
con todas las aristas al aire,
pero no me entrego.

Nunca seré ofrenda
de rituales falsarios,
ni cantaré los cantos
de las canteras de ríos
secos ya,
por las dunas de ambiciones
malamente disimuladas.

Doy lo que veis
si os place,
si no también,
lo tomáis o lo dejáis
que también crezco en el barbecho.

lunes, 8 de abril de 2019

COMISURA

La comisura es el refugio
de la lágrima evadida, 
cuando el llanto es fugitivo 
y rebosa el cáliz 
de lo soportable. 

La comisura aloja beso furtivo, 
con vocación de pliegue, 
y sostiene la sonrisa tenue 
que alumbra esperanzas navegantes. 

La comisura siempre es promesa, 
expectativa, 
cruce de caminos posibles, 
orografía ansiada 
por cualquier paisaje.

domingo, 7 de abril de 2019

TAN

Tanta palabra 
de la tanta falacia 
del tanto perdido 
de tan obviado. 

De tan, tan, 
tanto y tanteado, 
tentado en tentativa 
y atentado en alevosía. 

Tanto tiento, 
tenido y atento, 
detenido y tenebroso 
tenedor de atenciones 
detentadas y tensas. 

Tan, tan, tanto que fue 
y tanto nada. 

viernes, 5 de abril de 2019

DAME LA MANO

Dame la mano, amor,
que yo te llevo fuera,
fuera de este purgar
pecados de nadie,
del cruel dolor que se te impone,
del no vivir en vida.

Te llevaré por nubes dulces
donde te perderé en alivio,
te lloraré en ausencia
pero te sabré libre sin ser.

Me llevarán,
me juzgarán,
me condenarán,
mas aún preso,
libre seré
no sabiéndote torturada.

Dame la mano, amor,
sube a mi barca
que a la otra orilla no hay
cuervos negros de altar mezquino.

Dame la mano y vete.


jueves, 4 de abril de 2019

VUELO CANCELADO

Estos torpes versos,
de chusquero bufón
de cualquier reino,
no precisan libro de buen marchamo,
que son de aire de voz perdida
y a la gente llegan en ola mansa
de playa digital y gratuita.

Tiempo habrá para el objeto,
para el papel impregnado
donde el poema hace forma
y se puede tocar en gentileza,
aromático de árbol.

Esta errata en estrofa,
el desaliento agrupado
en etéreo,
seguirá ahí,
aún intocable,
pero sin dar moneda
a mercaderes falsarios.

No podrá ser abril,
como no fue marzo
ni febrero prometido,
mas habrá criatura
en la que habiten las palabras
de tinta honrada. 

ESTOS MOMENTOS

Y ahora viene,
el temblor y la angustia,
el respirar por norma
y el desear cualquier cosa
fuera de esta realidad tan necia.

Y bien quisiera huir
de este ser como es,
de este estar tan grave,
tan denso y espeso,
incómodo sin acomodo
en la norma actual.

Y me ahogo,
me duelo demasiado
de tanto evitar dolerme.

Pero viene,
sube la presión del aire.
La atmósfera es de mercurio
y duele el ser
tanto como un taladro
en un oído inflamado.

No pretendo en el relato
conmiseración,
que es sólo terapia propia,
pues vomitar letra
seda la angustia a oleadas
que me llega y me difunde. 

A DESTIEMPO

Bien es cierto en que hay días
en que moriría,
de poder decidir con interruptor
que la corriente cortara.

En verdad os digo que canso
de este estar para qué.

Oigo los cotidianos desvaríos,
la sandez como norma,
y un día pasa y el siguiente
es mala réplica.

Los afectos que me sostienen
tampoco son inamovibles
y entiendo el hartazgo,
cuando todo se repite
acaba horadando el cráneo
de cualquier paciencia.

Bien es cierto que a veces dimitiría,
cesaría en el cargo de estar
para nada.

Y duermo sin abrigo
de motu propio,
a veces lloro
pero es mi problema,
el problema del que a destiempo está.

martes, 2 de abril de 2019

HOMICIDA.

En cualquier cruce de caminos ciegos
aparece la puñalada del emboscado,
de los senadores romanos
o de los convidados
a las bodas de alguna sangre.

En la esquina siguiente
puede estar el infame pistolero
que sólo dispara a nuca,
investido de patria o credo.

Cualquier manada
se torna jauría
y la jauría pelotón
a la oportuna orden.

Raza homicida de Caín,
primate armado.
La sangre a pedrada
o fusil
siempre abonó tus cosechas.



lunes, 1 de abril de 2019

DE ESTE ESTAR Y DEL NO SERLO

Las últimas lluvias, quizá, 
las últimas palabras 
y las voluntades no cumplidas, 
la vida yéndose 
cuando nunca fue más que idea. 

Este estar y el dejar de serlo, 
pura anécdota 
en cualquier órbita 
que se precie. 

Bienaventurado sea 
el destiempo, 
el no mearse encima 
y morir de vida consciente. 

Un segundo para morir
de estar vivo, 
que es lo único cierto que mata. 


FORMULARIOS

Poroso, permeable al aire que silba a su paso por esta trama, me muevo leve y disponible, erguido y esponjoso, con la frente borrasc...