domingo, 5 de abril de 2020

LA CIUDAD MÍNIMA

Brotan flores en la despensa 
en este abril de salón, 
esta primavera de interior 
que nos vino dada, 
enfermiza de claustro. 

El bulevar del pasillo 
dispara azahares 
al que procesiona al paso, 
de la cocina a la sala, 
de la nevera al centro 
de este Universo nuevo 
que se constela entre pantallas. 

Esta plaza sin soportales 
recibe el sol de perfil 
sin estatua ecuestre, 
que serán de a pie los tiempos 
a partir de este galope endemoniado. 

Esta ciudad mínima 
de cada cual en cada casa. 

sábado, 4 de abril de 2020

TRIBUTO

Entre las guitarras muertas
escapa un ave de nieve,
nieve helada de lo que se soñó dentro.

Mientras, los besos son rojos
contra negro,
en nudo de espumas
por los planetas conjuradas.

No saben de amaneceres
los paredones ahora,
que no ejercen de fondo
de letales retratos.

Espera a desnudarte,
déjame verte en ti misma
y luego quítate las flores
que las trampas ya yo las desvelaré.

Y NADA MÁS...

No sería a las cuatro y diez,
o quizá sí,
cuando te fuiste,
triste,
canalla y altivo,
hacia ese cine,
¿te acuerdas?.
Los hijos que no tuvimos
siguen en las cloacas
porque te llevaste la belleza,
quizá al alba.
Quizá siga encendida
la luz de la ventana de David,
quizá sea así.
No te hizo falta la luna,
ni tan siquiera la espuma
para emocionarme
en aquel walkman de emigrante
en una Suiza hostil.
Banda sonora
de mis ansias,
de mis ritos de amor furtivo
en esos dos o tres segundos
en que la ternura hasta te mata.
Apenas nada más,
Eduardo,
que vivirás en los lienzos
y en las sirenas invertidas,
en los versos
y en los estribillos
de esta, mi vida.
De alguna manera
tendré que olvidarte,
a ti,
que te vas
no sé si al este
o al oeste del edén
que nos creaste. 

NO TODO VA A SALIR BIEN

No va a salir todo bien,
salir saldrá,
salir saldremos
pero no todo bien.

Pero no todo bien
porque nunca fue,
nunca fue bien
tras bien no ir.

Podremos volcar el carro
de la usura que se nos viene
pues es usura la oferta
para la gente de a pie.

No todo va a ir bien
pero salgamos,
tras la cautividad asumida,
por bien de todos. 

viernes, 3 de abril de 2020

CIERTOS RECUERDOS

¿Recuerdas el tiempo de la miel,
de la hendidura,
del pliegue y el recoveco,
las humedades salvajes
y salvadas a carne viva
de afán invasivo?

Recordarás el jadeo,
el ansia sin envolver
y la contienda de pieles
combustibles
y combustidas
en salivas de lava.

Seguro que lo recuerdas
y esta jaula mata
las palomas retenidas,
los peces en bandada
dibujando figuras en tus simas
y el aullido de la criatura. 

miércoles, 1 de abril de 2020

NACE ABRIL

Nace abril cautivo
con la primavera derogada,
sin gente a la que regalar aromas
y colores florales de estallido.

Nace abril prisionero,
no por mayo, que quizá también,
si no por abril de nombre fresco,
musical de campanilla.

Los azahares huérfanos
lloran saetas
y los cerezos derrochan
falsas nieves de pequeño pétalo.

Nace abril confinado
de los pólenes,
con las abejas perezosas
en tiempo extraño.

Nace abril que se abre
dándonos solo esperanza.

martes, 31 de marzo de 2020

MAÑANA SERÁ ALGÚN DÍA

Hoy, directamente,
me descolgué del perchero.

Amanecí estirado y ágil,
con la elegancia innata
de cualquier colgado.

Fina estampa,
caballero,
con la solapa sin jazmín
por lo de la primavera confinada.

Saludé educado
a cuanto microbio atisbaba
en mis inmediaciones,
vigilante pero atento
que lo cortés no quita lo asustado.

Desayuné y ya vivo la noche,
como un transeúnte del tiempo.

Mañana será algún día.  

lunes, 30 de marzo de 2020

ANDREA EN LA VEINTENA

Andrea tuvo que venirme, 
sin limar, 
todo en materia. 

Buena esencia 
que envasaron 
en la circunstancia. 

Aristócrata de colomina, 
sílfide de un río de carbón, 
ternura envuelta
en celofanes de marca. 

Veinte años de niña por forjar, 
de mujer que será, 
de cariño para todos 
pero en exabrupto. 

Andrea cumple 
y de celebrar es 
pues lo que es 
promete buena estancia. 

No me queda más que desear 
que la libertad sea su centro. 

Que nadie gobierne 
lo que nadie gobernó cuando se debía. 

Yérguete como te yergues en rebeldía 
y que nadie te aminore nunca, 
que nadie te tenga como alhaja, 
busca la luz que atenúas. 

domingo, 29 de marzo de 2020

ÉRASE QUE ESTÁ SIENDO

Cuando el Universo destilaba
equilibrios posibles,
a causa de un cometa errático
se decretó el paro de toda órbita.

Se confinó la primavera
y el invierno reinó
tiránico y distante.

Los profetas aterraban
en las esquinas
pronosticando lluvias
de dragones expatriados.

Hubo que tapiar castillos
y las lechuzas velaban
en los tejados fríos.

Pero hubo gente
que no paró la maquinaria,
dejando la vida
por salvar las estaciones
y lo solsticios futuros.

Y así fue
que se engrasaron engranajes
y los planetas volvieron
a la traslación
rotando en armonía.


sábado, 28 de marzo de 2020

CONEXIÓN HABEMUS

Cierto es que en condena estamos,
mas cierto es que de nada nos falta,
a la mayoría, claro,
y conexión tenemos.

Conectados, multiconectados
en social multitarea.

Muchos conectamos
como forzado trabajo
en la sentencia incurso
o con esperanza en la remisión de pena.

Conectados más de lo recomendable,
de lo sanitariamente aconsejado
mas qué nos queda.

Nos queda mucho que nos es tan poco,
mucho de todo,
de libro impreso y música unipersonal.

Mucho de todo en onanismo,
pero onanismo impuesto.

Como no conectar para saberse
entre los que casi nunca se supieron
y los ya sabidos.

Como cerrar ventana operativa,
tapar el espejo que a otro lado nos invita. 

viernes, 27 de marzo de 2020

HOY MEJOR NO DIGO

Hoy no podré decir nada, 
escribir una línea será un fracaso, 
una patética tentativa de forzar la estrofa
para no decir nada de nada 
en esta nada a la que parece que vamos. 

Pero soy necio 
e insisto en el poema que nunca debió hacerse 
porque la realidad incapacita, 
limita y castra 
y te enmascara en carente mascarilla. 

Y por decir diría de los muertos 
más silenciosos que nunca, 
ocultados y despedidos en la lejanía. 

Y por decir diría de la gente que llora 
lidiando moribundos 
y ansiosos de vida suplicando no abandono, 
la gente inerme ante lo inerte 
que avanza y nos aplasta. 

Y por decir diría del miedo que se instala, 
el que va conmigo en persistencia 
y el de la gente que aúlla 
como jauría de ventanal, 
porque el miedo genera turbas. 

Y por decir diría pero mejor no digo, 
ahora mejor no 
que es tiempo de silencio 
rodeado de balcones atronadores. 

jueves, 26 de marzo de 2020

DE LA PANDEMIA Y EL VERSO

Cierto es
que se me entumece la raíz
cuando no levito,
entonces escribo sobre lo que pasa
cuando pasa
y erraré como en casi todo.

No será para recordar
mi obra,
que es de leer al paso
pues las palabras vierto
como para limpiar la superficie grasienta
de esto que nos pasa.

No atinaré en las líricas
que se imponen de vanguardia
y quedaré en rural,
como aquel maestro amanecista,
apologeta de las ingles.

Seguiré aberrando en verso,
a diario en terapéutico
para esta demencia de siempre
y sé que habrá quien me lea,
quien casi me entienda
(grave falta en este tiempo)
y algo provoque en su estar.


miércoles, 25 de marzo de 2020

CUANDO SALGAMOS DE ÉSTA

Cuando salgamos de ésta 
y salgamos, 
serán las calles doradas 
y alfombras de espumillón 
serán las aceras. 

Los árboles inclinarán la copa 
a nuestro paso 
y los pájaros vendrán en enjambre 
a regalarnos trino. 

Seremos todos de casa, 
familiarmente afectivos 
y las miradas serán caricia 
de candor hermano. 

La palabra será fruta fresca 
que morderemos 
con avidez de náufrago. 

Se brindarán todas las rondas
y lloraremos todos los muertos 
pues nuestros todos serán. 

martes, 24 de marzo de 2020

MI MADRID DE TODOS

Foto: Juan Luis Nepomuceno



Madrid, 
mi Madrid de todos, 
sufre en desgarro como casi siempre. 

Madrid de un dos de mayo, 
Madrid de golpes, 
de asonadas, Madrid. 

Madrid sitiado 
del “No pasarán”, 
Madrid cautivo y desarmado 
de brazo en alto, Madrid. 

Madrid de Abogados de Atocha, 
Madrid de Comando Madrid, 
Madrid de “al suelo”, 
Madrid sangrado 
de once de marzo, Madrid. 

Madrid llorado, 
de brazo siempre abierto, 
de las calles de Madrid 
de Madrid la gente, 
toda gente de Madrid. 

Madrid atacada 
de epidemia, 
de cadáveres en masa, 
de hospitales en colapso, 
Madrid me duele, 
mi Madrid de todos, 
que todo pase 
Madrid. 

lunes, 23 de marzo de 2020

POR SI POCO FUERA

Por si poco fuera,
por si no bastara con tanto,
en esto que me acorrala el absurdo
y la lógica vuela por la ventana
de los aplausos.

La mínima congruencia
y el común sentido
brillan por su ausencia
y por vencido me doy.

Cautivo y desarmado,
sin voz ni voto,
buen agüero no tengo
del capítulo siguiente.

El nudo crece
en la aridez del pecho
y la calma se tambalea.




DE SOL Y TALADRO

Ahí fuera hay sol 
de primavera neonata 
provocando, 
tentando cual serpiente en árbol 
de la ciencia del bien 
y del mal. 

En el piso anejo 
un taladro me taladra 
el ánimo como queriendo 
colgar de mí 
un cuadro clínico. 

Se ensaña el ruido cruel 
sabiéndome confinado 
y de mi frente brotan flores 
del mal más homicida. 

En la pantalla señoras 
y señores muy serios 
nos cuentan las cuentas 
y los balances 
de este desastre silencioso, 
silencioso en tanto 
mi vecino pause. 


domingo, 22 de marzo de 2020

NO SERÉ YO

Se acabó,
no seré yo
quien os recuerde,
quien os diga,
quien recomiende
nada de quien nada es.

Allá cada cual,
allá la vida
y la muerte
y los actos
y las querencias
y las presencias
y las ausencias
y la necedad a la carta.

No seré yo,
no preguntéis,
seguid vuestro propio criterio
y matadnos a todos
que igual tenéis derecho,
por qué no.

Por qué no
la rendición en masa,
el suicidio colectivo
que tanto bien hará a un planeta
que casi nuestro fue un día.

Creí que se podía,
entre todos
pero no,
igual sí pero no sé,
pero no seré yo quien nada diga.

Mejor callar,
mejor callado
y ver pasar lo que acontezca
si ver se puede
lo que quede de quedar
si queda.

No seré yo
quien nadie soy. 

sábado, 21 de marzo de 2020

POESÍA 2020

Se nos vino encima la poesía, 
con su día y su festejo, 
arrollando a las gentes inhóspitas 
de este encierro en mala hora. 

Diluvian las palabras como el granizo, 
en tormenta a veces 
de versos agresivos, 
lesivos de luz rebelde 
y otras veces lloviznan 
y empapan 
el alma, 
siempre reseca, 
de emoción en ración justa. 

El alma que no es 
pero nombramos, 
como nombramos los dioses 
que nunca fueron. 

Pero para eso hay poetas, 
poetas emboscados 
o poetas de guardia, 
a tiempo completo 
o contrato parcial con las estrofas 
más esféricas. 

Se nos vino encima la poesía, 
ignórala si te incomoda 
mas no la espantes, 
es ave siempre a la fuga 
y si emigra
habrá días en que precises vacunarte 
con palabras formuladas 
en alquimias reconfortantes. 

jueves, 19 de marzo de 2020

SUSURROS

Hay susurros en los recovecos 
de esta casa tan usada, 
susurros que se desechan 
y arraigan en el polvo, 
creciendo y mutando 
en frases de tallo alto 
que no se dirán nunca. 

Pestañean las ventanas 
levemente, 
guiñándose entre bloques 
de cautivos pisos 
en este confín del Universo. 

Desayunamos ruidos 
untados del hastío 
de lo inmutable. 

Las horas caen 
como maduros frutos 
de un tiempo incierto 
y en la pantalla predican 
leyendo cartas a los efesios. 

miércoles, 18 de marzo de 2020

SERMÓN CONFINADO DEL DÍA

En verdad os digo
que puede que sea que aceleramos
cuando más nos paran,
hacemos de los  balcones bólidos
y de las pantallas parabrisas
de naves intergalácticas.

Puede ser que el retén
nos dispare en demasía
y el vértigo nos apropie.

Pero qué más da
si uno derrapa las ocurrencias
en esta autopista impuesta
por el temor que nos apodera.

El peaje será gravoso,
bien lo sabemos
mas vivamos y nos cuidemos,
seamos gente decente
y por los demás restemos
en estas lanzaderas alocadas
en que los salones se tornan.

martes, 17 de marzo de 2020

EN CASA

Quédate en casa,
nada se te perdió en la calle.

Como en casa de uno
en ningún sitio.

Como en casa de uno...
En casa de uno....
En casa de...
En casa.

En casa hasta llovizna
emoción en grano,
se respira la humedad
y el vaho de las presencias,
el rastro de las ausencias
y el calor de lo posible.

En la calle nada,
nada se te perdió
salvo el abrazo,
la gente y lo urgente,
lo comunal y turgente
que siempre fue
y a serlo volverá
cuando la autoridad decrete.

Quédate en casa
que en casa bien te hallas
hasta que la alarma se haya
diluido en las vacunas.

Quédate en casa,
en la etiqueta y sueña
con un paseo largo
por cualquier orilla
de templada espuma.



lunes, 16 de marzo de 2020

SIGAMOS

Se empiezan a fundir las horas 
sobre nuestras espaldas dobladas 
mientras los balcones 
retumban quizá demasiado. 

En las pantallas canciones 
de gente amable 
que amablemente llorar te hace 
pues ya te gastas, 
te erosionas en el principio 
de lo que no sabes qué vendrá. 

Cuando el roce es amenaza 
y la palabra se ahueca 
por escrito o en tertulia. 

Sin calor de nadie, 
como Miguel dijo, 
y sin consuelo 
por asepsia. 

Aglutinemos estribillos 
y frases cortas en gracieta 
por mor del avance 
del calendario cruel 
que nos tocó en la espiral. 

Y cuando el sol pase 
patrullando por la ventana 
mojémonos en luz 
que nos cargue de protones, 
de positivas partículas 
que resistan al tornado. 

domingo, 15 de marzo de 2020

NO ES CONDENA

No es condena
lo asumido 
ni castigo lo voluntario. 

Fiesta puede ser de lo acordado, 
de lo común, 
del bien de todos 
a pesar de los reversos. 

Sal a la ventana y canta 
si así te place, 
recita un verso 
o toca una corneta 
que nos aúne. 

Hagamos los que podemos 
lo que podamos 
y riamos lo que nos dejemos. 

Seamos lo que sabemos ser 
cuando queremos, 
queramos ser lo que debemos 
en tiempos que así nos vienen. 

viernes, 13 de marzo de 2020

EL DESVALIMIENTO EN SECO


Y el desvalimiento en seco, 
de repente el suelo que se abre 
a las caídas más inhóspitas 
y la soledad se refunda, 
se afianza en la entraña 
cuando se desmorona la escena. 

Ya habíamos bailado danzas macabras. 

Ya sabíamos de comedias divinas 
y tránsitos sin convenir, 
más que asumibles. 

Pero ahora el miedo es colectivo, 
no es el mío, 
es de todos 
y más visible se hace 
y por tanto más denso. 

Desnudos estamos 
en lo ridículo en fuga 
y damos risa nerviosa 
a quien nos elude a codo cerrado. 

Y el desvalimiento en seco, 
en rueda de prensa 
a terno impoluto 
para decirnos que no somos 
y que debemos asumir el pánico 
como animal de compañía. 

PARECE SER

Parece ser que vienen
tiempos de cuervo,
de aire negro,
vacío en las aceras
y volúmenes aceptables
en las tabernas en tanto abran.

Parece ser que se nos fue de las manos
el beso, la masa, la pancarta y el mitin,
el concierto, la boda,
el concertarse en la cercanía.

Tiempos vienen de distancia,
de querernos en lejanía
y de hablar más a gritos
de lo que ya hacemos,
que ya superaba lo tolerable.

Tiempos vienen de casa,
de que la vida es sueño en el sofá,
presidiarios voluntarios de la pesadilla
de eludir el catarro.

Parece ser que tiempos vienen
de la sociopatía por decreto.
Cuando impuesta es
casi no agrada.

Parece ser que moriremos,
que ya sabemos,
mas sin morir
colapsamos a quien salvarse puede.

Parece ser que será
lo que sea que tener que ser sea,
o será lo que entre todos seamos capaces
de intentar que no sea.

Mas yo que sé,
que tanto supe de morir en poco tiempo.
No me jodáis en demasía
que igual hasta canso. 

jueves, 12 de marzo de 2020

EN ESTO

En esto que la saliva mata,
como munición radiactiva
y mirarse es delictivo,
de alta traición la pena.

En esto que la gente huye
y se enclaustra en los bidés
atiborrados de alcohol
de limpiar corazas.

En esto que nadie se habla
por aquello de la palabra infecta
y se masturba en la red social
mirando a la cara de los perfiles.

En esto que de vivir se muere
y los microbios forman parte
de la misma masa
que se gestó en las estrellas.

En esto que la órbita continúa,
incluso prescindiendo
de las motas mínimas que pueblan
la nimia esfera
que ni cuenta en lo conocido. 

martes, 10 de marzo de 2020

ONÍRICO

No sé cómo acotar los sueños
para que no se diluyan en la mañana,
tender una red nocturna
que retenga las palomas cantoras,
los diálogos imposibles
entre extemporáneos personajes
y mi vuelo subrogado
para releer las historias
que se pierden en los despertares
de apnea.

Intentar destejer las marañas
que enlazan los tiempos recorridos,
los sucesos deformes
y los anhelos disecados.

Aquellas caídas al vacío
casi eternas
y el abandono en ropa interior
en mitad de plaza pública,
sin hallar refugio
en los soportales del pudor impuesto.

No sé cómo acotar los sueños
o si quizá debiera,
si mejor no fuera
obviar todo delirio.




lunes, 9 de marzo de 2020

LAS AUTORIDADES SANITARIAS INFORMAN

No diría yo que el aire
no trae algún mal de vez en cuando
y que morirse es un suspiro
por contagio o por sobrevenido.

No diría yo que el miedo
no ha de ser libre,
miedo
sin concertar
y por eso no menos absurdo.

No diría yo que toserse,
así, en lo promiscuo,
es sano y no marranada,
donde intercambiar bacterias
es lo menos malo que fomentas.

No diría yo que juntarse,
así, sin conocerse mucho,
es recomendable en la pandemia,
mas sí diría que,
en rozando la ochentena,
para qué andar jugando
si prisa no se tiene
por emprender viaje a ninguna parte.

Cuídense y vivan,
que será lo que nos quede,
sin forzar el gesto
ni aspavientos enmascarados.

domingo, 8 de marzo de 2020

QUÉ ES LO QUE OS MOLESTA.

Qué os molestará,
qué os amenaza tanto
que tanta inquina mostráis.

Qué os produce temor
que tanto os inquietáis.

De qué os defendéis
si nadie os ataca.
Por qué os revolvéis
ante mujeres rebeldes
que gritan libres
porque libres se pretenden.

Qué queréis perpetuar
que tanto os incomoda el cambio.

Las “ingeniosas” canciones a la contra,
el victimismo desde arriba
ostentando miembro como orgullo
y presunta condena.

Qué te molesta de que no quieran morir,
qué te importuna del no querer ser carne
disponible a las manadas,
de no asumir ser vasija
para gestar niños para la gente bien
o para quién sea,
no querer gestar si no se quiere.






martes, 3 de marzo de 2020

ANTESALAS Y ENCUENTROS

En las antesalas inciertas
se celebran encuentros
de comunes en las incertidumbres.

Y bien se quisiera
que fuera barra de bar,
banco de parque
o patio de butacas,
donde la coincidencia aflorara,
pero hay más de común en biologías
y en las antesalas de lo temido
que en salones del gozo y el asueto.

Donde habita el miedo
también habitan las posibilidades
y la ciencia que te rescata
siempre que puede.

Y así compartimos antesalas,
turnicidad,
la firma en el informe,
anecdotario amplio,
cuidados y anhelos.

No obstante,
en habiendo encuentros
es que estamos,
que poco no es.



lunes, 2 de marzo de 2020

MUERTA DE HOMBRE

Casi a cada maullido
de gato perdido
muere una mujer de hombre.

De hombre muere,
de hombre peor que virus,
como mal que no cesa
depredador y letal,
pandémico en tiempo y territorio.

Casi a cada nada
sumamos cadáver
y restamos mujer,
mujer muerta de hombre,
no de violencia anónima,
sin etiquetar,
sino violencia
de género y por género,
mujer muerta a manos de hombre,
muerta de hombre
y de hombre infecta.

Mueren mujeres de hombre
más allá de lo soportable
hasta para el hombre.

Para cuándo la palabra hombre
se librará del sinónimo.

FÁBULA NOCTURNA

Tu casa se aleja en la noche,
a la fuga de tu retorno
y el bulto de las llaves
se disuelve en el bolsillo.

Los refugios son pocos ya
en esta ciudad de paso
para el peregrinaje nocturno,
de laborable
o festivo no víspera.

Los vasos son cañones homicidas
que apuntan a la frente
de la víctima propiciatoria,
cociendo en el fondo
vapores que todo empañan

Mejor volver
antes de pisar abismos
en una noche triste
de soledades pintada.

Nadie se alarme,
no soy yo quien protagoniza
esta fábula nocturna,
que fábula es en este caso
y de no serlo no soy yo,
pero bien podría.



miércoles, 26 de febrero de 2020

CORONAS

El miedo es más pandémico 
que cualquier virus coronado 
y puede matar más que la gripe más aérea. 

Cúpulas se quisieran 
en vez de pasos fronterizos, 
demasiado permeables para los patriotas. 

Mientras, la gente muere como siempre, 
ayudada por uno u otro microbio 
conocido o por conocer 
pero el pánico se infiltra 
en las dermis sin roce alguno. 

Y un catarro te mata 
si te pilla a contrapelo, 
como siempre 
y como ahora.




domingo, 23 de febrero de 2020

OLOR A ACEITUNA

Las preguntas muertas
que cuelgan de los magnolios del parque
ni se marchitan ni esperan respuesta.

Son las preguntas de siempre,
testimonio de la duda
que te inculpa,
ornando el paseo dominical
de los niños recién gritados.

El sol lavado
suelta escamas de luz
sobre los peatones ariscos,
como plumaje otorgado
para el pavoneo al paso.

Un guitarrista enervado
desafina canciones de saldo
usurpando las propinas de las terrazas
y yo pienso en el qué
y en el porqué de estas rabias,
este querer hacer constar
lo que nadie certifica,
este mear en círculo
o en espiral centrífuga
por señalar territorios
de hostilidad comprobada.

El olor a aceituna
seda mi ánimo ante lo hueco
a pesar de las oleadas
de perfumes endomingados
y gominas de despunte.

Será el vermut quien me redima
de este purgar
por lo no pecado.

Son tiempos de mascarada
y redoblan en lo remoto
tambores de comparsa
mientras yo espero resoluciones
a lo que mina mi arquitectura.

El resto es recrearse
en la suerte y lo azaroso,
mero ejercicio onanista
de hacerse notar
en tanto esto dure.



sábado, 22 de febrero de 2020

LA EBRIEDAD DEL PRÓFUGO

A veces es mejor obviarse,
no tenerse en cuenta
y pasarse de largo.

Renunciarse
encogido en un sofá vegetado,
ajeno a la pantalla que murmura.

Dejar que te tome el musgo
y volverte paisaje
apaisado y sedentario,
suelo,
nutriente.

A veces es mejor flotar
a la deriva como boya sin anclaje,
acogiendo gaviotas
que señalan muerte.

Bailar con las tormentas
y besar acantilados
como saludo universal
del despeñado.

A veces,
muchas veces quizá,
es recomendable la ebriedad
del prófugo.


viernes, 21 de febrero de 2020

LA NERVADURA DE LAS CÚPULAS

Del mal hilván
solo cabe esperar mala costura
y empiezan a doler las prendas
que empeñaste un día.

En ocasiones parece
que se derrumba la nervadura
de las cúpulas
que tomaste por sagradas,
por perpetuas falacias
graníticas,
nunca tan sólidas
como la carne primate,
irracional y sanguínea,
que parece querer regirte.

Quizá te sea la carne desgajada
la que te alivie el ser
a corto plazo,
quizá así te sea
pero que a ti te sea
que para mí hay mío
y en lo mío ando,
que es presuntamente breve
y supuestamente leve
de nimiedad de ser.

miércoles, 19 de febrero de 2020

DÍAS DE ACANTILADO

Llegan días de acantilado,
de brisa en rostro
y abismo junto a la huella.

Vértigo en la cercanía,
roca y espuma en lo posible
y la gaviota rondando,
siempre enamorada,
siempre letal en el planeo.

Rumor de ola
que te señala en la cresta
mirando cómplice
a las caracolas pesimistas.

Días escarpados
de agua y piedra horadada
por las expectativas,
de verde hierba salina
y moluscos pacientes,
imperturbables.

Al borde del cantil te espero
si tienes a bien venir,
tú,
que tanto me llamas
de allá a esta parte,
y si no acudes
no esperes de mí reproche,
que esperar junto al mar en vano
nunca es tiempo muerto.

martes, 18 de febrero de 2020

DÍAS GELATINOSOS

Todo pavimento es lodo
en los días gelatinosos
y el calzado te lastra
cada paso.

Las palabras se espesan
manchándote el oído
de ceras refundidas.

El mínimo esputo
es ácido y erosiona
como plomo hirviendo.

Las risas son todas en falsete,
engoladas y lentas,
como golpe en yunque,
retroactivas en lo nocivo.

En los días de caldo gordo,
tibio y grumoso,
las defensas se retiran
entregando la plaza al enemigo.

Los paisajes se derriten
y el color se desafina disonante.

En los días de mala baba
todo es mucosa,
toser no alivia
y el dios que no es aprieta
pero sí ahoga.


ESPEJO SUCIO

En un espejo sucio, 
manchado de huella de imagen, 
descubrí la asimetría 
y la distancia invertida 
que me separa del yo devuelto. 

El otro lado es reverso, 
perverso de inverso 
y falso de cierto 
en reflexión. 

La verdad en luz impresa 
volteada 
en un portal suicida. 

En un espejo sucio 
es la mancha la señal 
que frontera marca 
entre universos. 

Podría borrar reflejo, 
asistiendo a mi disolución 
a este lado 
y prescindirme 
sin ser envés 
ni revés, 
quizá la mancha 
que ni recuerdo deja. 

jueves, 13 de febrero de 2020

LA VASIJA QUE ME CONTIENE

La vasija que me contiene,
que es lo que soy al cabo,
envase de mí mismo,
presenta grietas y alguna fuga,
generosa en el parche
y el remiendo,
la estañada soldadura
de caducidad impredecible
y el poro abierto.

No es de barro primigenio
este cántaro sin alma.

Es de terrón de arcilla
desgajado con arado
de mal trazado surco
en un barbecho viejo.

La tinaja donde me envejezco
tampoco me da solera,
pues fermenté en falso
y avinagré con hongo necio.



miércoles, 12 de febrero de 2020

MANSO Y CRÉDULO

Ni la contrición por los actos
ni la enmienda de los propósitos
absolverán tu recorrido.

La absolución siempre es tramposa,
se cobra en un tiempo en que no eres
y en un lugar al que nadie llega,
otorgándose por quien nunca fue.

Los que idolatran la patraña
te niegan la buena muerte
para que purgues no sé qué culpas
en esta vida,
que es la única que es.

El misal en un bolsillo,
en el otro la chequera
y en los maletines dinero negro
que lavan los domingos en santa confesión.

Pero tienen la moral
que a ti te salva,
pues salvarte quieren
para que hagas de costalero
de sus tronos y oropeles,
con la testuz baja,
manso y crédulo.


martes, 11 de febrero de 2020

ESTE VAGÓN

Mirar tras las persianas cerradas
paisajes que no son
con figuras figuradas.

La sala de espera es vagón
de un tren lento
de mil paradas en pedanías
y los pasajeros miran
a lo perdido
con gesto de emigrante.

Suena el aviso:
Próxima parada, Esperanza,
como en el madrileño metro
que cantara Manu Chao. 

sábado, 8 de febrero de 2020

UNO Y DÚO


En lo uno se está 
y en lo dual se es. 

Se es binario 
en código abierto. 

Cuando menos son dos 
los polos de la esfera 
en la que viajas 
y de la argamasa 
que te sustancia 
en corriente alterna 
o continua sin recarga. 

Del dos te forjas, 
te haces, 
y al dos sueles tender 
hasta que la muerte te reduce 
al mínimo común múltiplo. 

No hay misterio sagrado 
o quizá sí 
y somos uno y dúo, 
juez y parte 
en este pleito perdido. 




LOS ROSTROS Y EL ANSIA


Se van sumando los rostros 
como manchas del ánimo, 
rostros vivos, 
muertos rostros 
que transpiran acíbar
viscoso de amargor perpetuo. 

Y no hallas hueco 
entre miradas de apremio 
y el murmullo 
atornilla en tu sien 
en percusión grave 
y letanía en espiral. 

Es día para el refugio, 
la burbuja y el cerrojo, 
la isla mínima 
y el árbol. 

Es día para que no te sepan, 
cuando el ansia se cuela 
por las rendijas 
el aire es hielo. 

jueves, 6 de febrero de 2020

SIN MILAGRO QUE SEÑALAR

Te vi de pie,
mayestática de advenida,
encarnada en verbo
para darme anuncio
como paloma del presagio.

Desplegaste alas
de espumas oceánicas
y la llama de tu espada
me señaló el camino
a la puerta falsa
de un paraíso extinto.

Luego desperté,
pues solo en sueño
padezco de misticicismos,
y dormías carnal y errática.

Transcurrió el día sin milagro que señalar,
día hábil,
gris de calendario. 

martes, 4 de febrero de 2020

RÚBRICA

En las esquinas rotas
pinté mi nombre,
partido en dos,
quizá plegado
al requisito
de la arquitectura,
sembrando duda
sobre el titular,
anonimato parcial
en jeroglífico.

Es mejor no firmar
contrato ni testamento
pues la rúbrica te amarra
en el trazo caprichoso,
aprieta y también ahoga.

Tiempos son de pseudónimo,
de camuflarse mimético
en la corriente torrencial
del odio enmascarado.

La identidad te delata,
te señala a la jauría
en tiempos encarnizados.

Mas yo ya soy yo
y así me saben,
siendo como soy
o como ellos de mí se percatan.

Seguiré nominándome
en transparencia,
para glorias y condenas,
con la cara lavada
en verdades propias. 

sábado, 1 de febrero de 2020

EL BESO

Déjame que pinte un beso 
que sea brochazo de ansia, 
beso de aire 
para el estertor, 
beso de rescate 
en el naufragio latente. 

Déjame que pinte un beso
dolorido y doliente
a trazo grueso, 
oléico y graso, 
lúbrico y desesperado. 

Déjame pintarlo 
y quémalo cuando me vaya, 
que en la llama pierda el rastro 
y en el ascua el sedimento.

viernes, 31 de enero de 2020

LA CASA DE LOS AZARES

¡Ay! de los males que nos persiguen
y del miedo que compartimos
en la misma casa.

En la casa de territorios distantes
pero comunes.

En la casa donde bailabas
a escondidas,
haciendo pases de modelo
para este niño
que te lloró en los andenes.

Nos vino mal el viento
y quiso repartir anomalías
en el clan que tanto no merece.

Se recreó la mala fortuna
mas la fortuna no existe,
ni buena ni mala,
pero bien podían los azares
haberse dispersado.

Será hora de nuevo
de mirar al frente,
de remar,
de empujar la carreta
de nómadas
sin atender a los sextantes.

La casa de Carmen
no sabe de loterías premiadas,
sí de miedos y males
y alguna vez de alegrías.


jueves, 30 de enero de 2020

LA LUZ BASTARDA

Hay una luz bastarda
que te desvela las tragedias
al trasluz del papel timbrado,
biográfico en el gramaje.

Una luz de onda corta
que se desplaza lenta
en cada espacio y tiempo,
remota y cruel de razón pura.

La que pone el foco
en la nimiedad de la ínfima mota
que tripulamos en algún lugar del todo.

La que nos sabe pequeños
pero grandes en el descubrimiento
y la posibilidad de asumir
lo fugaz y prescindible
que nos hace el contexto.

miércoles, 29 de enero de 2020

ÁREA 9


En el área 9 
amarillea la mañana 
y los rostros de los aspirantes 
a recibir las químicas. 

En los sillones en corro aguardan 
la llamada del zumbido 
y tres dígitos en monitor, 
marchamo de plomo 
que te etiqueta la carne 
siempre perecedera. 

En el área 9 
se inclina el piso 
de incierto. 

martes, 28 de enero de 2020

LA NIÑA DE QUINTO

En el último incendio 
ardieron las notas furtivas 
a aquella niña de quinto. 
Un viento gélido 
barrió las cenizas 
de aquel amor torpe 
que me hizo escribir poemas 
a sabiendas del ridículo 
y la burla cruel del patio. 
Compuse canción de oído, 
melódica de los setenta, 
con letra almibarada 
de nombre repetido. 
Temeroso de un Dios 
inoculado a pánico de llamas, 
rezaba en vano en duermevela. 
En el último incendio 
ardió el catecismo 
y los pecados confesos. 
Sigo escribiendo notas 
pero no furtiveo. 

PASIÓN

Dame tu mano y vamos 
al vía crucis prescrito. 

Acompáñame si gustas, 
aún a sabiendas 
de lo escarpado. 

Recorrámoslo como un paseo 
de monte bajo, 
camino amable 
y paisaje ameno. 

En la cumbre ya veremos. 

Puede ser que me indulte el pretor 
o el centurión fuerce la fuga, 
gracias a la ciencia de los doctos, 
y serán por bien tenidos los azotes. 

Bajaremos en cántico de palma y olivo, 
triunfales para los nuestros. 

Si, sin embargo, 
se alza la cruz en final sentencia, 
será en paliativa seda 
como me iré sin ascensión, 
quizá sí descendimiento 
y piedad. 

No volveré al tercer día 
como nadie volvió nunca 
pero caminaré discreto 
por alguna memoria grata. 

Dame tu mano y vamos, 
que de tu mano no habrá calvario. 

domingo, 26 de enero de 2020

NO TAN DE PASO

Retornó el sol dominguero
prometiendo primaveras
y Mieres se desborda
en temporal de peatones.

Las terrazas hierven
a fuego lento,
gentiles y perfumadas
de colonias de Reyes.

El circuito de la plaza
es enjambre en panal
y la Ciudad de Paso se endulza
para amargores posibles.

Y hoy el Camín sonríe
y Mieres no es tan de paso,
hoy hay parada. 

sábado, 25 de enero de 2020

CONOCIÉNDOME

Conociéndome como no me conozco,
mal sé qué no será mañana,
ni del próximo esguince estructural
por mi paso errado.

Sabiéndome como no me sé,
ni sé ni siento ni padezco
o sí.

Quizá que sí pero no sé.

Ignoro pues hasta lo aprendido
como certezas ciertas
y así no acierto,
pues todo incierto
se me aparece.



jueves, 23 de enero de 2020

EN OCASIONES...

Cada cierto tiempo emerge
un mal recuerdo que ya ni era 
y se hace notar en el delirio.

Hay espectros que no se exorcizan 
y ni saben que ni están.

A palos de ciego van
pretendiendo gobernarte
como antaño,
como si existieran,
como si fueran
y no reparan en el vacío
que no ocupan.

Dañar pretenden con torpe gesto
pues fue dañar su algarabía.

Y no anda uno en la paciencia
que el tiempo a veces se le contrae
como para perderse en psicofonías.

Penitencias del que erró
en las decisiones,
leves réplicas de aquel seísmo,
murmullos en la ouija. 

miércoles, 22 de enero de 2020

HABITUALES DE LA ANTORCHA

Desplegó el rostro
para irradiar premura
por la belleza en crudo.

Se izó de puntillas
para perfilar una danza
dibujada en espiral
y mostrar la estética elaborada.

Se esforzó tanto
en la filigrana y la melodía,
en las palabras coloridas
y los paisajes equilibrados,
que contagió la fiebre
de las artes y la libertad
que no debería dudarse.

Pero llegaron ellos,
pardos de noche,
grises de día,
con los hábitos que hacen bestia
y los rosarios de cortar rosas,
para desaturar las luces
y arrancar las páginas,
ungidos de ladrido,
habituales de la antorcha.

martes, 21 de enero de 2020

ALFANUMÉRICO

Tres dígitos alfanuméricos
se te adscriben en turno
para la pantalla de las llamadas.

El zumbido clama
y te otorga casillero.

Rutinas cotidianas
del aspirante a estar. 

domingo, 19 de enero de 2020

FIN DE DOMINGO

En la frontera de una nueva semana
esta ciudad de paso se torna espectro.

Asoma el hartazgo
por las rutinas prometidas
y el bostezo te delata.

Las anaranjadas luces
de infames farolas
te arañan la noche
dejando surcos en la esperanza. 

BANDO DOMINICAL

Salid al frío,
mirad a la gente a los ojos
y guardaos la fiesta en los bolsillos,
que de guardar es
todo festejo.

Endomingaos si os place,
perfumaos de zumo de flor
y comprad aceitunas
en los puestos de la plaza.

Saludaos con efusión
con los reencuentros presumibles
y seguid el rito de la crítica al paso.

Ejerced de gente.
Nada pasa por hacerlo
pues gente somos
y giramos al mismo ritmo
y en las mismas órbitas. 

sábado, 18 de enero de 2020

DISTOPÍA

Leídas las últimas noticias
que nos llegan de la Torre Espumosa,
es hora de emprender viaje
hacia los valles aromáticos
de cristal canela,
donde las mujeres levitan
al paso de los lobos
y los niños olvidan la última lección
con la merienda.

Hay que pertrecharse
para la próxima ofensiva
de las hordas de Catatonia.

Nos lanzarán consignas de racimo,
sermones tierra-tierra
y andanadas de falaz metralla.

Venceremos de nuevo
aunque destellen sus estandartes de cuarzo
en nuestras almenas profanadas.

Es cuestión de tiempo
y de razón en grano
que se ha de sembrar
en los páramos
donde habitan los gigantes
de brazos en aspa.


jueves, 16 de enero de 2020

EN LA MITAD DEL TORNADO

Nace el día a contraluna
y el viento anuncia algún desastre
mínimo y cotidiano,
latoso mayormente.

Los niños restados
gimotean entre las mesas
y los cafés de los abuelos somnolientos.

Madres al uso
ejercen de franquicia de AMPA
en pequeñas células,
café mediante también.

Habrá que desperezarse
saludando al sol en la calle,
en continua rutina de evasión
de la rutina.

Breve paseo,
parada,
comida, cabezada
y radiación prescrita.

Otro día a contar
en la mitad del tornado.



martes, 14 de enero de 2020

TE SÉ

Sé que estás,
te ignoro o lo intento
pero estás,
mirándome con suficiencia,
condescendiente
desde la puerta
trayendo todo el frío.

Te conozco,
siempre estuviste
pero ahora insistes,
con serena necedad,
recreándote en los silencios,
sabiéndome sabedor
de tu presencia.

Sé que estás,
te conozco,
sé de ti y de tu nombre.
Te llamas Miedo.

jueves, 9 de enero de 2020

QUE SEA

Al madrugar,
cambiar tubos metálicos
que evitan la cerrazón
y la asfixia
por siliconas incómodas.

Al arribar neutrones
o protones o lo que se tercie,
acelerados en lo justo
y a media mañana
metal precioso en vena
por accesorio injertado.

Así será mañana.

Mientras así sea
que sea
pero para algo sea.





lunes, 6 de enero de 2020

SIN AZÚCAR AÑADIDO

Se diluyen las luces
en la niebla de enero
y se va apagando el ruido
con los últimos juguetes rotos.

Vuelve la vida en crudo
y los días de a diario,
los que queden,
sin azúcar añadido.


CUARTELES DE INVIERNO

Las fechas digitales
dejan mancha en los dedos
al pasarlas en hojeo.

Las festivas más,
de tinta roja intensa,
que deja sangre de herida
o borrón de carmín caduco
cuando emerge la rabia.

Y no me aguanta la osamenta
ni el ánimo encallado
los berrinches
y las soberbias.

Envejezco en tabla de náufrago
como para lastrar mi potencial cadáver
con plomo lustrado.

En la escapada me atrinchero,
que nadie ha de aguantar
mis malestares
y mis alergias.

Se extingue la fiesta
con estridencias
y en mis cuarteles de invierno
levanto el puente.





domingo, 5 de enero de 2020

EL FORO DE LOS NOTABLES

El ladrido instalado
en el foro de los notables,
el grito cuartelero
y la rabia infame
de los patriotas de alarido
libre de impuestos.

El poder es de ellos
y no acatan derrota.

Son dueños del abucheo,
las banderas y los templos.

Las víctimas son sólo suyas
y el rédito también.

Llaman traidor a boca llena
pero robar al pueblo no es traición
para la moral dominical
de misa de doce.

Saturarán los tribunales,
calentarán calles y cuarteles
haciendo impracticable
una España distinta.

Son ellos,
los de siempre,
los dueños del cortijo
por los siglos de los siglos,
amén.

viernes, 3 de enero de 2020

FELICITACIÓN.

Entras en los diecisiete
con el año prematuro,
pues sin cotizar seguro
la vida se vuelve urgente.
Siempre serás tú mi gente
por genes que yo te aporto,
en este trayecto corto
bien pude dejar semilla,
de mi barca tú eres quilla, 
la huella que siempre porto.

Rozando la mayoría
que nunca pierdas el norte,
nadie tus alas te corte
ni te haga minusvalía.
Que goces de valentía
para transitar caminos,
sin odios y con cariños
que no nublen la razón,
pues nunca es el corazón
quien rige nuestro destino.

Y yo te otorgo estos versos
como una ofrenda paterna,
ni más dura ni más tierna
pero desde el amor más terso
que dio este vivir intenso.
El trayecto, la locura
de saberte encarnadura.
Grandes fueron los errores
como intensos los dolores
pero es que la vida es dura.






LA CIUDAD MÍNIMA

Brotan flores en la despensa  en este abril de salón,  esta primavera de interior  que nos vino dada,  enfermiza de claustro.  E...