sábado, 29 de enero de 2011

ÁNGELES CIEGOS

Es triste ver la barrena
en que incurren los ángeles ciegos,
desplegando sus alas de cera
al Sol que incinera
esperanza y virtud.
De rescate no tengo aptitud,
mi linterna agotó ya su luz.
De lejos veo el ocaso,
la caída que casi me arrastra
de ese astro que se desastra,
con saña te lastra
a un pozo de hiel,
que confunde con la dulce miel, 
el veneno dónde busca el bien.  
No sé leer los futuros,
los humanos ni zodiacales,
sólo veo la pena a raudales
que inunda los mares
teñidos de gris,
por borrascas que no sometí,
pues de brujo no soy aprendiz.
Mas pelearé por mi estrella,
esquivando gritos de gaviota,
barreré hasta las lágrimas rotas
que vierte en derrota
y se tornan cristal,
ya está bien de ver lo que está mal,
que vivir puede ser muy normal.

CAJA DE MÚSICA

La cuerda lasa,
se abre la tapa
y desafina el carrillón,
torpes notas a destiempo.
La bailarina baila,
tropezando en giro
a media rota,
sucio el tutú
de polvo añejo,
descolgando el cuello
pretendiendo dignidad
perdida en los cajones.
Danza en círculo imperfecto,
espiral trágica
con melodía vieja
a muelle forzado.
Reclamando atención
a convulsiones
de chirriante maquinaria.
Nadie mira
el monólogo aprendido
de espasmo musicado.
Sólo una joya escolta
con su bailar a tientas,
pequeña alhaja
que saltará a un descuido,
prófuga de la estridencia.

jueves, 27 de enero de 2011

AQUÍ ESTAMOS

Aquí estamos,
impertérritos,
viendo el ritmo
de la descomposición.
Nos mienten
como nos medican,
nos roban
como nos recrean,
a balón parado.
Degustando
tapas de diseño
de hieles empanadas.
Ahí están,
al otro lado
de la ancha calle,
a terno azul,
sonriendo resoluciones
que explicarán
a una frase fácil.
Los miramos,
no los vemos,
son reflejos vanos,
espejismo mentiroso,
virus en descarga
en segundo plano.
Aquí estamos,
sumando índices,
potencializados
por el pronóstico,
el sondeo tortuoso.
Aquí estamos,
o no,
no estamos,
hace tiempo que nos fuimos.


lunes, 24 de enero de 2011

TUVIERA

Si yo tuviera las llaves
de los cuartos de la Luna
te tapiaría el menguante
para encerrar noches oscuras.
Que el plenilunio impere
en las noches de tus dudas
iluminando quereres, 
abrasando la amargura. 
Si yo tuviera las fuentes 
que riegan el mar de espuma, 
ltejería con corrientes 
lienzo blanco de pintura 
donde plasmar tu  retrato, 
donde tus ojos grabar, 
para sellar el contrato 
que me ata a tu mirar. 
Si yo tuviera la fuerza, 
si yo tuviera los tiempos, 
fundaría en mi cabeza 
la sede de todo templo 
dónde se adore tu imagen, 
se comulgue con tu cuerpo, 
con tu voz se sanen males, 
con tus manos sufrimiento.

domingo, 23 de enero de 2011

Chirría el gozne
delatando la apertura
al aire gélido
que limpia las tibias
manchas de pasados indelebles.
Gobierna el cerrojo opaco
la gris morada
de maletas con candados
soldados a herrumbre.
Equipaje sin facturar,
lastre  perpetuo
de entorpecer viajes
a cualquier parte
dónde respirar hierba
a pulmón vertido.
La melodía de fondo,
sin formateo posible,
constante murmullo
a pesar de la suspensión
anunciada de todo concierto.
Mirar adelante
con retrovisor preventivo,
ineludible reojo
esporádico,
evitar embestidas
por alcance.

viernes, 21 de enero de 2011

CONCEPTOS

El mal no es más
que un error en el concepto,
una atrofia,
una dioptría,
fallida perspectiva
forzada a veces
por voluntad mezquina.
El bien es lo deseable,
no lo común
ni convenido.
Bien está
lo que no daña.

martes, 18 de enero de 2011

APOCALIPSIS TAL VEZ

No se habrá enterado el hombre
de la huelga de planetas
convocada para abril
en asamblea de amapolas.
Absentismo de mareas
que no abrigarán los cascos
de voraces pesqueros
inermes ante olas sentadas
tras barricadas de corales.
Los relojes parados,
huérfanos de rotación terrestre,
no acatarán alarmas.
El colibrí caminará,
apático y silencioso,
abstemio de todo néctar.
No hay acuerdo posible
que aborte la protesta
de los vientos dormidos
y los árboles,
saturados de hoja y fruto,
doblarán madera
en soberbia reverencia.
No se habrá enterado el hombre
cuando no esté,
excluído de futuros,
abonará los pastos
de renovadas faunas.


sábado, 15 de enero de 2011

ESCENA

Interpretando papeles,
forjando personajes
que deambulan por rieles
de inestables engranajes,
escribiendo los capítulos,
diálogos yá cerrados, 
para mantener el vínculo 
que nos une a lo acordado.
Pero falla la memoria,
no se espera apuntador
y se desvía la historia
que pretendía el autor.
Vivir es improvisado,
no hay subrayado un renglón,
para un público iletrado
en la errata está el guión.
Dan igual las ovaciones
o pataleo en gallnero,
el éxito no da razones
y vivir no da dinero.

jueves, 13 de enero de 2011

MATERIA

Cierto es que nadie soy,
naturaleza prescindible,
muchas veces eludible
por las aceras que voy.
Y aunque le parezca a alguien
tantos aires no me doy,
que sé bien en dónde estoy, 
siempre presto a lo que manden.
Pero no hay correa larga
ni para el cuello collar,
que no soy perro de hogar
ni dócil bestia de carga.
Que yo entrego lo que tengo
cuando quiero a voluntad,
no voy pasos por detrás
ni a pataletas atiendo.
Y es que soy defectuoso,
un excedente de saldo,
tan villano como hidalgo,
tan patán como donoso.
Y puedo ser un regalo
que no se use a capricho
y puedo ser un mal bicho
que no atiende a varapalo.
Porque tejieron los años
una urdimbre muy compleja
de hilo grueso, soga añeja 
entretejida con seda en paño.

lunes, 10 de enero de 2011

QUEDAS TÚ

Muertos los héroes,
los ángeles deambulan
por los burdeles,
perdidos sin la norma
que los sostiene.
Y queda ley,
mas sólo es octavilla
para hacer grey,
buenos ciudadanos
que se adormecen
en circo insano
que se recuece
con cuernos y jodienda
en silicona,
porteras coronadas,
infantas y bodas.
Quedan parlamentos,
mediocres y canallas
sin argumentos,
vendiéndonos quincalla
a cada momento.
Y quedas tú,
un libro,
una palabra,
quizá una luz,
que alumbre la cloaca,
una actitud.

domingo, 9 de enero de 2011

ERA DE ESPERAR

Era de esperar
que las fechas nos trajeran frío
apagando fogatas festivas,
las danzas nativas,
corrientes de río.
Era de esperar
que las lunas  luciesen azules,
regando los prados
con gotas de halo
al rocío inmunes.
Era de esperar
que hubiera carestía de risa,
subiendo precio a la ternura
y que la impostura
firmara las visas.
Era de esperar 
que tenerte fuera salvavidas
para náufragos de esta tormenta
y que no me arrepienta
de tenerte adherida.
Era de esperar.


miércoles, 5 de enero de 2011

POSTDATA OCULTA A CARTA DE REYES

Y dicen que vienen magos
de cierta parte de Oriente,
yo les sigo la corriente
no vayan a tener amagos
de infarto o mala corriente
que esos son malos regalos
aunque hayan sido malos
o mediocres o indecentes.
Pero son nuestros adultos,
los que en suerte nos tocaron,
nuestros pañales pagaron
y cargaron con el bulto,
el bulto que ellos quisieron
porque no nos preguntaron,
y en nosotros reflejaron
frustraciones que tuvieron.
Así que recibiremos
sus presentes ostentosos,
los veremos orgullosos
y sorpresa fingiremos
ante presentes inocuos.
más valieran los afectos,
con virtudes y defectos,
que perderse en circunloquios
de pagar con el derroche
el mantener propiedad
que se pierde con la edad, 
todo día tiene noche.
Mas hagámoslos felices
creyéndonos inocentes,
miremos hacia el Oriente
que no crecen las narices
por mentir de forma sana
por su buen envejecer,
que este es nuestro padecer
desde lo de la manzana.

domingo, 2 de enero de 2011

OCHO AÑOS

Navidad 2010
Ocho años colorean
estos lienzos de mis días,
ocho años que menean
mis ramas de savia viva.
Viva savia por mirarte
creciendo como la hiedra,
adherida a mis contrastes
que no son muros de piedra,
que son de la encarnadura
que te forja en porcentaje,
sosteniendo tu andadura,
ocho años de viaje
por esta vida compleja,
difícil de comprender
por quién mis luces refleja
para mis sombras disolver.
Canto yo felicidades
para mi rosa de luna,
que transita mis edades
y mis glorias una a una.

sábado, 1 de enero de 2011

INICIO

Qué día primero
de noche última
de frontera de uva
atragantada.
Qué igual ando,
qué mismo,
sin tránsito
ni más disgusto
ni sorpresa
que las sabidas.
Cotillón estéril
que no pare enmienda
para el pecador irredento
que me posee.
Apantallado
en cristal líquiido
que me canta recuerdos.
Gratos e ingratos
recuerdos de tiempos
que fueron agua de fuente,
irretenible agua
para el sediento
de arroyo a cara mojada.




TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...