jueves, 30 de diciembre de 2010

AÑO

Cambio de almanaque,
postal nueva
sobre días viejos,
los mismos días
errantes,
erráticos,
de error crónico,
saltando estaciones
de clima confundido.
Pasa el tiempo,
desfilando fechas,
sumando edades,
acercando lo real
que siempre es inoportuno.
Rito de uva,
de propósitos,
de papeles de colores
agriándose en alcohol
finalmente melancólico.
Qué idiotez
de periódiica edición.
Qué farsa
de tránsito a otro día
de idéntica catadura.
Persistencia del ciclo,
de la elipse,
la órbita constante
que atrasa relojes
de dudosa eficiencia.
Año nuevo,
mismo curso
de río seco,
misma temporada
de episodio repuesto,
pero hay que celebrar
cruzar umbrales.

lunes, 27 de diciembre de 2010

PROPÓSITOS Y DESPROPÓSITOS

Puedo marcar el paso
con la casaca ceñida,
ajustar tiempos y espacios
a demanda,
ser el mal menor
que está mas no incomoda.
Puedo desvencijar sofás
amando o desamado,
tragar palabras
que a borbotón empujan
por asolar el pavimento,
tolerar escenas
de difícil digestión.
Puedo abandonar
posturas adquiridas
en lugares con mi nombre,
dejar de ser el tópico
tipificado en tertulia merendada.
Puedo intentar
no ser,
por no sonar,
por no nublar
las limpias luces
que se ostentan
con razones envenenadas.
También puedo
no estar,
si así se quiere.
Poder puedo,
sin duda alguna,
mas lo que quiero
se deslabaza
como granada madura
entre mis torpes dedos. 
Y los años impiden 
que sangre al dardo, 
a la saeta. 
Me pilla tarde 
el desplante, 
el silencio armado 
con grava de escombrera. 
No tengo edad
para la ortiga,
que yá soy cardo.
Me recrearé en la levedad, 
renuncio a la estridencia, 
sorteando vidrios 
con alpargata áspera 
de cáñamo sureño.
Esperaré auroras 
fumando noches 
y si no llegan 
me queda un alba. 
Al menos una
mañana es mía,
si no me niega.   

domingo, 26 de diciembre de 2010

GÓTICA NAVIDAD

Buen festín
de sopas de telaraña.
Los murciélagos
risueños
fuman yerba
por los rincones
de un salón de baile
atestado de sollozos sueltos.
Fría está
la calavera atónita
ante la reyerta de espectros.
Licor de guadaña
con refresco de salfumán.
Sed felices
en la gangrena
que la amputación cura
aunque aminora,
aligera,
para trayectos cortos.
Las bombillas alumbran
con luz de larva
las goteras grises
de ácidas lluvias
de vinagre de jengibre.
Muerto el minutero,
el reloj entona un blues
negro de caoba grasienta.
Arriba,
los crucifijos borrachos
duermen
ajenos al adulterio
de los candelabros.
Polvorones de ceniza
con mazapán de mortaja,
desperdigados por bandejas,
manteles bordados
con hilo de miel añeja.

LO QUE GUSTEN

Definido a la medida,
catalogado,
clasificado,
diagnosticado.
Versión  corregida
de un guión prescrito.
Más fácil es
pintar de negro
que mezclar colores,
desde la virtud,
pedestales endebles
sobre vigas de palabras
de bienintencionado rumor.
Amistosos consejeros
votan con plomo
en urnas sumergibles,
apoyando veredictos
satisfactorios de drama ajeno.
Asi sea,
hágase la voluntad
de los justos
y cúmplase el sacrificio
para engordar bocas
empastadas de hambre
de carne muerta.
Casi no duele
si hay cayo viejo,
casi no importa
si así debe ser,
por qué negar
evidencias certificadas
por notarios excelsos.
Inmaculados todos
de culpa alguna,
cómodos compañeros
de viaje al infierno.
Declinar defensa,
callar,
asistir al rito 
del mohín lastimero,
asumir lo hecho
y lo no hecho
pero novelado
en fascículo
de entrega gratuíta.
Música conocida
con múltiples batutas.
Lo que gusten
si les place.
Bienaventurados sean
los concilios.

martes, 21 de diciembre de 2010

NO ES MI AMOR

Cierto es
que no es mi amor
de azucarillo,
que mi dulzor
es de solera,
fermentado y quieto
en barricas intensas.
Cierto que no soy
amante de estribillo,
épico mártir
de pasiones
bajo balconadas furtivas.
Cierto es que soy
más ascua
que incendio,
no soy playa atardeciendo
pero puedo ser acantilado
devorando olas fieras.
No soy gran éxito,
que es mi verso gris,
levemente tornasolado,
sin florestas
ni volantes arabescos.
Pero amo al roce,
a la sonrisa mirada,
y doy la carne
y el afán de ser conjunto.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Patológico es
franquear sin destino
cartas sin remitir.
Rubricar en falso,
tropezando con cantos
rodados,
gastados de imaginarios.
Enfermizo es,
patético de aburrido,
robar los actos ajenos,
apropiarse de los sentires
especulando desde el sofá
que levita incauto,
ajeno a amarguras compulsivas.
Cómodo mueble doméstico
de vocación subalterna.
Suplente de otros divanes
que se pretenden abarcar.
Victimizarse como purgatorio
ante confesores que no absuelven,
pues ríen las penitencias
de pecadores de tercera.

ATAQUES DE VACÍO

Como duele el recoveco
cuando llega el ataque de vacío.
Se expande la nada
reduciendo la materia
a pliegue soldado
a las paredes del envase
que nos transporta.
No hay síntoma previo
para el mal amargo 
que visita inoportuno
las estancias en penumbra.
Mejor llevarlo,
ganar combate
por abandono.
Pasará la ola,
quedará la sal
y espuma hirviendo,
cocinando las arenas.

viernes, 17 de diciembre de 2010

NIÑOS HAY

Niños hay que cantan
villancicos de silencio,
falta de pan de miga
y pan de afecto duro,
mohoso pan de hiel adulta.
Niños hay que sueñan
normalidad bajo arpillera,
voz sin grito,
tacto sin golpe
ni ruindad de baba.
Niños hay que esperan
regalo sin magia,
mano sin estrella.

jueves, 16 de diciembre de 2010

ESTA SOMBRA MÍA

La sombra me niega
y transita calles nocturnas,
de luz débil
que la vuelven átona,
por no verme
de esta guisa.
De estas trazas
de deshaucio
de alma e idea,
de expropiado
de futuros.
Y calla mi sombra
por no saberme,
o bien silba
y me delata,
acusándome
de lo probable.
Esta sombra mía
se emancipa
cancelando contratos
de proyección
de silueta
y se torna chinesca
recreando exóticas
fieras de circo pobre.
Esta sombra mía
no heredará
ni mi cadáver.

martes, 14 de diciembre de 2010

ENRIQUE

Prisa te diste
en robarnos el quejío,
el pellizco de alma
de una voz buena
de pan de pueblo.
Prisa te diste
en inundar El Albaicín
de llanto de veras,
llanto de Alhambra
que rasga cantes
por el Sacromonte herío.
Prisa te diste,
muerte necia,
en apagar candiles
que alumbraban
caminos nuevos
para los cantes arcanos.
Prisa te diste
en derramar lágrimas
retornadas de Boabdil
por su Granada huérfana.
Luto de guitarras
y cajones destemplados,
epidemia de pena
de soleá de hoguera,
gemidos de cueva.


jueves, 9 de diciembre de 2010

CUÉNTAME

Cuéntame el cuento
que no cuentas,
que no quieres contar
los momentos
que duelen al aliento.
Me sé la historia,
la tengo en la memoria
con  más pena que gloria.
Cuéntame,
que escucho la vivencia,
la rabia y la violencia
que guardas en mi armario.
Léeme ese diario,
corregiremos renglones
que se tuercen a empellones
y son cuentas de rosario.
Cuéntame y duerme,
chiquilla,
suelta el lastre
y borramos pesadilla.


martes, 7 de diciembre de 2010

NO TENGAS PENA DEL AGUA

Yo sé que tienes pena 
de las aguas de los ríos
que se pierden en arenas
o entre sales de mar frío,
pero no puede tu mano,
pequeña pero afanosa,
retener lo yá licuado
por la vida borrascosa.
Pero el árbol sigue aquí,
la rama que a tí te mece
y que al sentirte reír
su hojarasca reverdece
para mullirte un buen lecho
en el que puedas soñar
y reanudar otro trecho
de lo que tienes que andar.
Que de río serás agua
que estaré  siempre a la orilla,
contemplando como fraguas
esa vida que es la mía. 

domingo, 5 de diciembre de 2010

TENTATIVA DE VILLANCICO

Ya chirrían,
de nuevo,
las campanillas oxidadas.
El turrón rancio,
reeditado,
convoca insectos
al anual festín
de cadáveres de ilusión.
Porque otra vez
se hurta
el escaso afán de guirnalda,
No importa,
habrá más años,
como si del tiempo
hubiera garante.
No importa,
procede callar,
ponerse el traje de imbécil
y saltar de puntillas
sobre coloreadas fechas
pertrechado de teléfono.
Guardar rabia
en trastero repleto
y mirar al lado,
donde habita la ternura.


sábado, 4 de diciembre de 2010

De espanto curo
si me apuro
en comprender los vientos,
argumentos
para topar con muros
de leve argumento.
El esperpento
del momento
mas inseguro,
y predecir futuros
nunca intento,
y así viene la bofetada,
la espantada,
la voz callada
que dice tanto
que me decanto
por la almohada.


viernes, 3 de diciembre de 2010

ESTAS NIEVES

Por eso la nieve funde,
no persiste en ser muralla,
porque eternizar afanes
es vivir en la agonía.
Siempre vence el Sol
envoltorios de blancura,
sólo bellos por lo breve,
pues entorpecen andaduras,
duraderos aislan,
borran sendas posibles
difuminando destinos.



ADVERTENCIA.

Hoy desperté en amargo,  de mal bocado,  nublado de rabias,  tendente a lo lastimero  y lastimoso.  Hoy me levanté  a contrahu...