Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2007

MIÉRCOLES INOCUO

El día pesa, denso, intransitable de puertas de lona, cerrado el cajón de la tarea pendiente, apremiante mas repudiada de hastío. El cristal licuado de la ventana encendida transmite peatones, errantes peregrinos buscando mostrador, fila silenciosa donde pedir la vez. De fondo, murmullo mecánico de pistón afónico, de goma chirriada al sorteo del semáforo, viejas orquestas a diésel desafinan resonando en el occipital. Catatónico asisto a la matinal programación de la cristalera de despacho, sin más corazón que el infartado, pues no hay amores por las aceras de esta pesada mañana de miércoles inocuo.

MÁS MUJERES

Mujeres, con velo de satinada seda de araña homicida, levitan plegando esquinas, buscando amparo de hormigón de espuma. Hombres, reptiles de a pié, engalanados de babas de moluscos extinguidos, olfatean humedades de emancipados peces, fugitivos de acuario sucio de verdín podrido. Caen lágrimas de plomo, estallando losas pintadas de excremento. La sangre prematura, profanada en mil ritos, funde yá mucha lápida, virgen mármol a la espera de cincel, de escoplo de justicia.

FECHAS

La escarcha pavimenta asfaltos ateridos y se ofrece el escaparate, cálido y tentador, al festivo derroche. Absurdos ancianos vestidos de rojo trepan estáticos por las ventanas. Falsa euforia en cenas casi obligatorias, de última cena, con sus Judas y sus Pedros, traicionando o halagando. Y la familia, el rito, el vuelo periódico de tarjeta de crédito y los licores más tolerados, casi ansiados, evaporando seriedades del que no conduce. Dicen que nació, allá en tierras convulsas, santas y violentas, el que nos salvó de nada pues no tenemos salvación posible ni remisión. Buenos deseos para el que solo quieres ruina. Tarjeta que bien podría ser de pésame, en envío automático, sistemático, programático, protocolario y de bien hacer. Un año con promesas de mejoría, de abandono de vicios y propósitos de enmienda cuando, en verdad os digo, un año puede empezar cualquier día. Luces y colores, figuras, dulces, juguetes de ensueño y un niño, abierto y limpio de mezquindades, sonríe …

RAP

Y es que yo soy de barrio, tengo mal fario, carne de acera a diario que espera en el extrarradio, un mal encuentro, violento, y por eso ando tan tieso, indefenso, y con mi arma compenso, vivir tan denso y mis rimas te darán grima, pero no leo, mas lo que veo condenso, y lo rapeo y lo meneo. Yo tengo firma que se reafirma por los vagones, con dos cojones, y por los muros de hormigón duro de la autopista a la vista y si hay segurata meto la pata porque se arma la zaragata, y le meto, me comprometo, quiero respeto, que no la ley que soy el rey por eso tengo mi banda, tengo mi grey, que a tí te espanta, y nos levanta la policía todos los días, provocan luto por mi canuto y mi esputo y soy enjuto cual caballero gano dinero primero vendiendo costo en agosto a los turistas de poca vista, que trabajando, lidiando, con el patrón más cabrón que a mí me explota y me alborota.

VOLVER DEVUELTO

Las ausencias revisitadas, tanta añoranza, tanto anhelo. El tiempo encaya vacíos arcaícos y ya no prenden las llamas, las luces de fiesta de los retornos. No hay tracas, mas sí serena alegría, ternura latente desembalando recuerdo, sin prisa, sin ansia. Los años maceran suavizando sabores y aromas de piel hermana. Lugares mutados, medrados de piedra y de almas peatonales, mismo escenario y guión madurado. Mi carne nueva, el brote de mi arboladura, recorre saltando las losas, mis viejas veredas, abriéndolas con paso nuevo, repetido, renovando el lazo de mis otros tiempos.

ESCENA DE FRANCIA

Granizadas de plomo
asolan brotes nuevos.
Sangra el charol
y la tierra,
la tierra atónita
regada de absurdo.
Francia de luz
recoge el oscuro,
el coágulo antiguo
de txalaparta podrida.
Miseria en andanada,
heces de la mentira,
repiten rito,
madres podadas
de verdes ramas,
se secan por los ojos.
Nombres nuevos
para mármol cansado.

LEVES NAUFRAGIOS

A oleadas, un día inadvertido, a motor bombeada emerge la hondura y te fallan las exclusas. El humo del tabaco ejerce de cabeza de turco, coartada de la húmeda rojez del ojo contenido. Un niño te mira con ojos de manantial y escarba tus entrañas dolientes poseedor de la verdad, la limpia y afilada, único sabedor de tu mal de ida y vuelta. Una nota, monocorde de canción, insulsa tonada, sacude el arpa de tus tripas, enredada, desleído pentagrama, atorando el trago que se instala en el centro convulso. Dónde esconder el grito, jauría de dolores no identificados que galopan costillar. Se encarece el aire, respiras aliento, reciclado y empobrecido y la luz no vulnera el denso visillo de un mal día.

PARO DE ÁNGELES

Invitados a la indigencia, los ángeles, huérfanos de hombre desvalido, duermen por los parques escoltando palomas, vendiendo plumas del ala húmeda, antes motor y ahora lastre. Desde cuatro esquinas, los niños burlones lanzan piedras crueles contra el engendro alado. No brilla el oro de la ahora grasienta melena apagada. Desafina la trompeta y el óxido de la espada, sin llama de expulsión, tiñe la ajada túnica. No hay andén con destino a Paraíso.

TRAGOS

Una canción espesa, un exabrupto con soniquete, una mirada contraída y la niebla se torna calima. No hay vaso necio mas sí sorbo impertinente, sentencias de barra sin coro, sin momento, atragantadas. Busca la dormida y calla hasta mañana.

MALOS MALES

El nombre solapado,sin pronunciar por doloroso, de un mal feroz perdura en el miedo. El miedo libre y asumido no huye con las certezas de la cura posible. Indaga el bisturí en batalla épica, aliado de agresivos alcaloides, y la espera, la espera y la prueba, la prueba y el resultado son nuevos compañeros de ansia de vida.

BIOGRAFÍA

Deambulaba sin timón, tropezando con hombros extraños, miradas de hielo y tizón. Era un barco de papel. Un naufragio, sabido y contado, en turbias mareas de hiel. Imposible de atracar, no había puerto en Badajoz, solo el río, vertido en mi barrio, regaba raíces de voz. Y al fin armas yo velé, y acabé sorteando mi suerte, en calles de un norte cruel. La serpiente me buscó, no me tuvo mas pudo dejarme veneno encallado y dolor.  Evitado el funeral, fui a la Corte donde ahora el cuchillo mi carne quería catar. Y es que es duro callejear, entre plazas, buscando furtivos, en el núcleo de la Capital. Y la hierba me llamó, la manzana, la lluvia en cortina y el polvo dulzón del carbón. Y ahora duermo en el Caudal, con mi hada y con mujer, arropado con manta de musgo, la encina me suele cantar, desde lejos como no, como un eco del ayer, pues la tierra, redonda y danzante, los cantossuele devolver. Cualquier día faltaré, como falta, todo lo que vive, a la hora del cambio de ser. Mis culpas no purgar…

A LA CALLE

Hay que salir, esquivar galopes de caballos de mar, reivindicando la acera como arrecife. No busques portales de agua en cascada donde esconderte de llamas en procesión que el fuego es ciego, no puede verte pero oye la carrera. Saca las manos de los bolsillos candados, libéralas para la guardia o el ataque preventivo que hay puñal en cola. Y flota el plomo como llovizna, mas no funde en el impacto, lento perfora, como norma cotidiana. Denso tráfico de rabia en carruaje, carrozado obús insensible al rojo usurpa caminos de paso olvidado. El reloj no cede ni atenua el retraso por mucho accidente y celada nueva que fragüe el recorrido.

SANGRE NUEVA, VIEJO ACERO

Tiene el filo sed de piel y el fuego hambre de encarnadura. Vidrio voladizo y adoquín seco. Dioses muertos, resucitados de fieles, pasean su recuerdo en la ignorancia, en el lema de spray y odios viejos, heredados de nadie, acechan las esquinas, el vagón Y la glorieta inocente. Mareas de grey, en tribal berrea, enarbolan banderas siempre ajenas. Agoniza el libro, polvoriento de olvido, única pócima para el mal de rabia.

ABUELO

Ojos de brillo perdido, secos de años llorados, que vieron todo, el horror que aró los surcos de la vieja cara y nevó la testa orgullosa del que solo espera cerrar el libro. Teme el ciclo, el retorno de aquello que no debió ser y fue, y hueca dejo el alma de una tierra áspera ávida de fosa y plomo.

DÍAS LEVES

Hoy no profundizo, hoy rozo silencioso, de puntillas, clandestino y ligero. Hoy paso de paso, asomado, leve mirada, oteando fugaz y sigo. Desecho ecuaciones e incógnitas derivadas y miro el aire, el agua suspendida en el clima oportuno. El reloj desempleado hoy no me reclama, y estoy y no observo, solo veo sin mirar para que lo visto no provoque análisis ni reflexión sesuda. Hoy soy ser vivo, huérfano de transcendencia, respiro, como, micciono, duermo. Tal vez yazca, del yacer amable, y si no, ayuno de carne y reposo. Mañana, si amanece mañana, veremos.

EN PIE, OTRA VEZ

Te incorporas del lodazal,donde no caíste,donde te revolcastea sabiendasy buscas lluvia,agua clara de blanca nubeque arrastre las marcasque te llevaron al cieno.Hay que volver al camino,al asfalto seguro y amplio,abandonar el alambresobre el abismo,mal funambulistacasi siempre ahorcado.No hay jarabe para la culpa,y la vergüenza extraviada,solo el impulso nuevo,reconducido,te encarrilalejos de la cuneta.Mira la convergenciade rutas en horizontey busca el ser que quieres sery el estardonde quieres estarsin atajos ni rotondas.Ni duele ni humillala bofetada oportunaque espabila del letargo. Nunca es bueno el sedantesi nubla realidades,dolores,rabias,hastíos,curan con voz amabley ojo abierto,deslumbrado.

PATETISMO

Torpe despojo,rozando el andrajo,tomando atajosde alcohol de abuso.Qué lograscon la huída de abismo,de desidia de vivirlo que es debido.No te absuelveel arrepentimiento tardío,de no hacer nada útil,triste fantoche.No hubo pecadomas perdón tampoco,por lo absurdo reiterado.Qué será detimañana,recluso del errordel estribillodesafinado siempre.

TIEMPOS

Por disidente perseguida,la vergüenza se exiliabuscando asilo.Manda la injuriadonde la bestiaes protagonistay el ratero se recreaen la hazaña televisada.No hay rubor en el vocero,a salario del escándalo,hurgando sañudoen la víscera,en la cloaca.La honra cautivaespera la condena,sin juez ni parte.Ley de la indolencia,decreto de cobardíade común uso.El ruido sucionubla las lucesde la razón durmiente.Así estamos,así se lo contamos.

FUNCIÓN

Es fría la sonatasi suena diaria de octubre,de mañana de aria tristeen tono medio.La página ceñuda,malhumorada de sucesos,se expande buscando gloriasen competición,en circo.Esperanza del expectanteque reserva tribuna para el destello,más lo opaco invade la escenay el libreto manoseadodeslabaza frases conocidasde sesión continua.La butaca no acomoda,se deja profanar ausentetapizada de lija,numerada de cabezadas furtivas.Amargo el ágape de intermedio,el timbre repica en castigado óxidoanunciando el actodonde la polilla del telóncanta misa en latines mal declinados.Devolución al descontento,otro abono de temporaday un programa de mano,reparto conocido,anónimo autor.

CANCIÓN VERTIDA

Un corazón encogido,encogido como vagabundo,se recuesta en el centro del mundoy un jilguero iracundole dice que síque ha llegado la hora del mary las olas se han puesto a cantar.Qué me dirán las palomasque me acosan cuando llego al parque,que no hay modo de que me desmarqueque es hora de embarquey quiero llegar,y el velero no puede esperarsin mareas para derrochar.Se me desprende un aullido,delatándome el lobo interior,pero es causa de fuerza mayorque la bestia y la florse desborden por mí.No hay futuro para el colibríson de hielo las flores aquí.He conocido mujeres,seres de espuma y de remolino,encrucijadas en mi camino,y lo elegidome trajo aquí,a esta casa de piedras de sal,donde un sueño me saca a bailar.He moldeado la arcilla,en el torno de carne mortal,la figura se ha puesto a cantary me hace llorary me hace reír, que no haya ni un rezo por míque es que ahora ya puedo morir,que su sueño es mi único fin.

RETRATO DE MUJER

Desterrada la arista,esferas y elipses en equilibrioconforman tu cuerpode marea antigua.Gelatina contenida,embalada en piel de tallo,te reclaman las frutasal canto del arroyo.Dueña de la humedady la sal en prisma,la tierra te parey te venera.Fin y origen,partida y meta,vestida de nubete sacias de la granamostrando voluntad de huerto,de surco al riego torpedel bracero necio.

ME SUENA

No hay quien doble las esquinas,pero sí quien las afileo en inglete las cortemultiplicadas las sorpresasde cada vuelta.Cada nuevo encuentroes un disparo de mirada,escalofrío de gesto.¿Te conozco?Puede,tal vez aquel díate vendí una palabra,no recuerdo,mas familiar eresaun en la extrañeza.Creo recordar,ahora parado en el sobresalto,que te lo dije,puede que sea cierto,nos presentó el testigode grises manos.Aquí el hombre,aquí la muerte inoportuna.Sea asísi no hay remedio,apura el café cuajado,pagay vamos.

HORAS TERCAS

Hay horas tenaces,
aferradas a la voluta
del humo eterno
del cigarrillo a destiempo.
Longevas horas
usurpan tu estancia
y la mente en pausa,
suspendida de un latido
queda envasada
en conserva oleosa,
esperando reinicio.
Hay cadáveres de tiempo
colgados del respaldo
de la silla que te asume.
Eres inmóvil mueble
en pausa,
impasible al polvo
que lento te abriga.
Sabes que vendrá,
el destello
o el gesto,
el retorno a lo común
y las horas,
desalojadas del humo,
continuarán camino,
precipitadas antes,
despues cadenciosas,
iguales,
disciplinadas.

HISPANIDAD

Los colores de banderatiñen alopecias moralesy el himno solapa los eructos.Tropas de paz armadamirando medallasde retrato incinerado.Día de nación negada,Vírgen de jotay charol brillante.Es octubre,aquí y ahoray España se reclama,libre y serena,sorda de los gritosy las fanfarrias de palio rancio.

ATAQUE DE VERSO

Hoy es día de palabrasde párrafos y columnas,se desbordan la sílabasenlazando ideasque no vienen a cuento.Escribo como ensuciando,como expelo el airey el sudor rancio.A veces digo,o no digo y callando digo.Escribo en derramepues me ahogo,toso letras atascadas,atorantes lexemasde confuso sentido.Ignoro al lectoral escribir de alivio,alivio de lutos y nupcias,alivio de mí,de ti,de todos,cercanos,lejanos y fantasmas.Me sobran las palabras y me empacho,y las siembroen campo yermode digital surco.No retoña lo que escribopues nada es la semillade un granero abandonado.

ADMINISTRADO

El nombre es el marchamo,tu etiqueta de almacény tu expediente.El nombre te invadey te muta en lo que debe,sellado a doble copiate tramita y diligenciay eres eso,como suena la palabra,eres lo pronunciado,nominado,nominativoy no puedes desnudartedel envoltorio codificado,de la carpeta de memoria,de las dobleces de foliode capítulo corregido.El ser es trayectode cinta de goma,transitando negociadosdonde te suman acotaciones,notas al margen,paginado,encuadernadoy al final,archivo decretadoen legajo de lápida.El nombre te posee,te incoa,te instruyey te desecha.

RESPUESTAS

Cómo contestartea interrogantes subrayadossi soy deficitarioen respuestas,acuciantes deudas en argumentos.Mas tengo beneficios en dudas,excedentes ingentesde incógnitaspropias y ajenas.Tengo nieblapor ópticaalumbrándomecon pobre palmatoriade escasa cera.

MIENTO

Foto: Juan Santos


Sé que miento,
mentí y no siento
remordimiento,
pues entiendo
que mintiendo
no ofendo
pues el embuste no vendo.
La mentira regalo atento
al de ilusiones hambriento.
No hay verdad sin cuento,
realidad sin esperpento
y mi falacia es ungüento
para la herida y lamento.
De la verdad escarmiento
detestando argumentos
siempre barridos de viento,
verdades vanas a cientos.
Cuando miento
transparento
y no aparento.
Solo adecento
lo cierto
que es ruin al descubierto.
Sí, miento,
dormido y despierto,
y un día incierto
habrá verdad en mis ojos abiertos,
perdida mirada de muerto,
la verdad de lo que es yerto.

ESTUPEFACTO

Incapacitado para el asombro,la sorpresa es utopíay la rutina de la estupidezgobierna en mayoríatodo lo que recibes en papel,por cable,en analógica ondao digital señal.A las derivas programadas,corrientes reiteradas te desplazansin ver orilla de razóndonde encallar.

PASOS

Los pasos dadosya no hacen camino,borrados de malezaa tus espaldas,tenue recuerdode lo andadoy del esporádico tropiezo.Adelante,tus pies dudanen la derivaconscientesde lo comúnde todo horizonte,umbral siempredel abismo.Ardua tarea el vivir,trayecto y recorrido,ascensión, viraje,caída,y morir,solo un instante,simple y natural fin,reposo,lo estático.

OFERTA DE HIEL

El amargor inunda con ya demasiada frecuenciatoda la cabida,todo el hueco,agrietando la presa,amenazando riada.Emergen todos los pososenfangando las orillas,dominando lo turbiotodas mis corrientes.Los relojes cojean,tullidos de todo ciclo,mutilados de tiempos perdidosy el afónico teléfono,sin cobertura de remedio,es testigo convidadode piedra de lastre.Despertar,blanco sanatoriode asépticos pasillosque nunca indican la salida.Hay billetes,hay andén,pero posada…solo tienes reserva en mausoleo.