jueves, 22 de noviembre de 2007

MALOS MALES

El nombre solapado,
sin pronunciar por doloroso,
de un mal feroz
perdura en el miedo.
El miedo libre y asumido
no huye con las certezas
de la cura posible.
Indaga el bisturí
en batalla épica,
aliado de agresivos alcaloides,
y la espera,
la espera y la prueba,
la prueba y el resultado
son nuevos compañeros
de ansia de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...