lunes, 26 de noviembre de 2007

TRAGOS

Una canción espesa,
un exabrupto con soniquete,
una mirada contraída
y la niebla se torna calima.
No hay vaso necio
mas sí sorbo impertinente,
sentencias de barra
sin coro,
sin momento,
atragantadas.
Busca la dormida
y calla hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

DONDE DUERMEN LOS ILUSOS.

Irrumpiste en mi sueño neutro como golondrina extraviada, a golpe de ala y trino persiguiendo arrullo. Y la memoria hirvió amarga a b...