miércoles, 14 de noviembre de 2007

DÍAS LEVES

Hoy no profundizo,
hoy rozo silencioso,
de puntillas,
clandestino y ligero.
Hoy paso de paso,
asomado,
leve mirada,
oteando fugaz
y sigo.
Desecho ecuaciones
e incógnitas derivadas
y miro el aire,
el agua suspendida
en el clima oportuno.
El reloj desempleado
hoy no me reclama,
y estoy y no observo,
solo veo sin mirar
para que lo visto no provoque
análisis ni reflexión sesuda.
Hoy soy ser vivo,
huérfano de transcendencia,
respiro, como,
micciono, duermo.
Tal vez yazca,
del yacer amable,
y si no,
ayuno de carne
y reposo.
Mañana,
si amanece mañana,
veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...