jueves, 30 de diciembre de 2010

AÑO

Cambio de almanaque,
postal nueva
sobre días viejos,
los mismos días
errantes,
erráticos,
de error crónico,
saltando estaciones
de clima confundido.
Pasa el tiempo,
desfilando fechas,
sumando edades,
acercando lo real
que siempre es inoportuno.
Rito de uva,
de propósitos,
de papeles de colores
agriándose en alcohol
finalmente melancólico.
Qué idiotez
de periódiica edición.
Qué farsa
de tránsito a otro día
de idéntica catadura.
Persistencia del ciclo,
de la elipse,
la órbita constante
que atrasa relojes
de dudosa eficiencia.
Año nuevo,
mismo curso
de río seco,
misma temporada
de episodio repuesto,
pero hay que celebrar
cruzar umbrales.

lunes, 27 de diciembre de 2010

PROPÓSITOS Y DESPROPÓSITOS

Puedo marcar el paso
con la casaca ceñida,
ajustar tiempos y espacios
a demanda,
ser el mal menor
que está mas no incomoda.
Puedo desvencijar sofás
amando o desamado,
tragar palabras
que a borbotón empujan
por asolar el pavimento,
tolerar escenas
de difícil digestión.
Puedo abandonar
posturas adquiridas
en lugares con mi nombre,
dejar de ser el tópico
tipificado en tertulia merendada.
Puedo intentar
no ser,
por no sonar,
por no nublar
las limpias luces
que se ostentan
con razones envenenadas.
También puedo
no estar,
si así se quiere.
Poder puedo,
sin duda alguna,
mas lo que quiero
se deslabaza
como granada madura
entre mis torpes dedos. 
Y los años impiden 
que sangre al dardo, 
a la saeta. 
Me pilla tarde 
el desplante, 
el silencio armado 
con grava de escombrera. 
No tengo edad
para la ortiga,
que yá soy cardo.
Me recrearé en la levedad, 
renuncio a la estridencia, 
sorteando vidrios 
con alpargata áspera 
de cáñamo sureño.
Esperaré auroras 
fumando noches 
y si no llegan 
me queda un alba. 
Al menos una
mañana es mía,
si no me niega.   

domingo, 26 de diciembre de 2010

GÓTICA NAVIDAD

Buen festín
de sopas de telaraña.
Los murciélagos
risueños
fuman yerba
por los rincones
de un salón de baile
atestado de sollozos sueltos.
Fría está
la calavera atónita
ante la reyerta de espectros.
Licor de guadaña
con refresco de salfumán.
Sed felices
en la gangrena
que la amputación cura
aunque aminora,
aligera,
para trayectos cortos.
Las bombillas alumbran
con luz de larva
las goteras grises
de ácidas lluvias
de vinagre de jengibre.
Muerto el minutero,
el reloj entona un blues
negro de caoba grasienta.
Arriba,
los crucifijos borrachos
duermen
ajenos al adulterio
de los candelabros.
Polvorones de ceniza
con mazapán de mortaja,
desperdigados por bandejas,
manteles bordados
con hilo de miel añeja.

LO QUE GUSTEN

Definido a la medida,
catalogado,
clasificado,
diagnosticado.
Versión  corregida
de un guión prescrito.
Más fácil es
pintar de negro
que mezclar colores,
desde la virtud,
pedestales endebles
sobre vigas de palabras
de bienintencionado rumor.
Amistosos consejeros
votan con plomo
en urnas sumergibles,
apoyando veredictos
satisfactorios de drama ajeno.
Asi sea,
hágase la voluntad
de los justos
y cúmplase el sacrificio
para engordar bocas
empastadas de hambre
de carne muerta.
Casi no duele
si hay cayo viejo,
casi no importa
si así debe ser,
por qué negar
evidencias certificadas
por notarios excelsos.
Inmaculados todos
de culpa alguna,
cómodos compañeros
de viaje al infierno.
Declinar defensa,
callar,
asistir al rito 
del mohín lastimero,
asumir lo hecho
y lo no hecho
pero novelado
en fascículo
de entrega gratuíta.
Música conocida
con múltiples batutas.
Lo que gusten
si les place.
Bienaventurados sean
los concilios.

martes, 21 de diciembre de 2010

NO ES MI AMOR

Cierto es
que no es mi amor
de azucarillo,
que mi dulzor
es de solera,
fermentado y quieto
en barricas intensas.
Cierto que no soy
amante de estribillo,
épico mártir
de pasiones
bajo balconadas furtivas.
Cierto es que soy
más ascua
que incendio,
no soy playa atardeciendo
pero puedo ser acantilado
devorando olas fieras.
No soy gran éxito,
que es mi verso gris,
levemente tornasolado,
sin florestas
ni volantes arabescos.
Pero amo al roce,
a la sonrisa mirada,
y doy la carne
y el afán de ser conjunto.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Patológico es
franquear sin destino
cartas sin remitir.
Rubricar en falso,
tropezando con cantos
rodados,
gastados de imaginarios.
Enfermizo es,
patético de aburrido,
robar los actos ajenos,
apropiarse de los sentires
especulando desde el sofá
que levita incauto,
ajeno a amarguras compulsivas.
Cómodo mueble doméstico
de vocación subalterna.
Suplente de otros divanes
que se pretenden abarcar.
Victimizarse como purgatorio
ante confesores que no absuelven,
pues ríen las penitencias
de pecadores de tercera.

ATAQUES DE VACÍO

Como duele el recoveco
cuando llega el ataque de vacío.
Se expande la nada
reduciendo la materia
a pliegue soldado
a las paredes del envase
que nos transporta.
No hay síntoma previo
para el mal amargo 
que visita inoportuno
las estancias en penumbra.
Mejor llevarlo,
ganar combate
por abandono.
Pasará la ola,
quedará la sal
y espuma hirviendo,
cocinando las arenas.

viernes, 17 de diciembre de 2010

NIÑOS HAY

Niños hay que cantan
villancicos de silencio,
falta de pan de miga
y pan de afecto duro,
mohoso pan de hiel adulta.
Niños hay que sueñan
normalidad bajo arpillera,
voz sin grito,
tacto sin golpe
ni ruindad de baba.
Niños hay que esperan
regalo sin magia,
mano sin estrella.

jueves, 16 de diciembre de 2010

ESTA SOMBRA MÍA

La sombra me niega
y transita calles nocturnas,
de luz débil
que la vuelven átona,
por no verme
de esta guisa.
De estas trazas
de deshaucio
de alma e idea,
de expropiado
de futuros.
Y calla mi sombra
por no saberme,
o bien silba
y me delata,
acusándome
de lo probable.
Esta sombra mía
se emancipa
cancelando contratos
de proyección
de silueta
y se torna chinesca
recreando exóticas
fieras de circo pobre.
Esta sombra mía
no heredará
ni mi cadáver.

martes, 14 de diciembre de 2010

ENRIQUE

Prisa te diste
en robarnos el quejío,
el pellizco de alma
de una voz buena
de pan de pueblo.
Prisa te diste
en inundar El Albaicín
de llanto de veras,
llanto de Alhambra
que rasga cantes
por el Sacromonte herío.
Prisa te diste,
muerte necia,
en apagar candiles
que alumbraban
caminos nuevos
para los cantes arcanos.
Prisa te diste
en derramar lágrimas
retornadas de Boabdil
por su Granada huérfana.
Luto de guitarras
y cajones destemplados,
epidemia de pena
de soleá de hoguera,
gemidos de cueva.


jueves, 9 de diciembre de 2010

CUÉNTAME

Cuéntame el cuento
que no cuentas,
que no quieres contar
los momentos
que duelen al aliento.
Me sé la historia,
la tengo en la memoria
con  más pena que gloria.
Cuéntame,
que escucho la vivencia,
la rabia y la violencia
que guardas en mi armario.
Léeme ese diario,
corregiremos renglones
que se tuercen a empellones
y son cuentas de rosario.
Cuéntame y duerme,
chiquilla,
suelta el lastre
y borramos pesadilla.


martes, 7 de diciembre de 2010

NO TENGAS PENA DEL AGUA

Yo sé que tienes pena 
de las aguas de los ríos
que se pierden en arenas
o entre sales de mar frío,
pero no puede tu mano,
pequeña pero afanosa,
retener lo yá licuado
por la vida borrascosa.
Pero el árbol sigue aquí,
la rama que a tí te mece
y que al sentirte reír
su hojarasca reverdece
para mullirte un buen lecho
en el que puedas soñar
y reanudar otro trecho
de lo que tienes que andar.
Que de río serás agua
que estaré  siempre a la orilla,
contemplando como fraguas
esa vida que es la mía. 

domingo, 5 de diciembre de 2010

TENTATIVA DE VILLANCICO

Ya chirrían,
de nuevo,
las campanillas oxidadas.
El turrón rancio,
reeditado,
convoca insectos
al anual festín
de cadáveres de ilusión.
Porque otra vez
se hurta
el escaso afán de guirnalda,
No importa,
habrá más años,
como si del tiempo
hubiera garante.
No importa,
procede callar,
ponerse el traje de imbécil
y saltar de puntillas
sobre coloreadas fechas
pertrechado de teléfono.
Guardar rabia
en trastero repleto
y mirar al lado,
donde habita la ternura.


sábado, 4 de diciembre de 2010

De espanto curo
si me apuro
en comprender los vientos,
argumentos
para topar con muros
de leve argumento.
El esperpento
del momento
mas inseguro,
y predecir futuros
nunca intento,
y así viene la bofetada,
la espantada,
la voz callada
que dice tanto
que me decanto
por la almohada.


viernes, 3 de diciembre de 2010

ESTAS NIEVES

Por eso la nieve funde,
no persiste en ser muralla,
porque eternizar afanes
es vivir en la agonía.
Siempre vence el Sol
envoltorios de blancura,
sólo bellos por lo breve,
pues entorpecen andaduras,
duraderos aislan,
borran sendas posibles
difuminando destinos.



martes, 30 de noviembre de 2010

ESTA GUERRA NUESTRA

Fugitivo del sueño,
velando armas prohibidas,
ignoro protocolos
y te invado,
osado y furtivo,
incendiando tus defensas
con mieles en llama.
Así me sé,
átomo en el cosmos
que me entregas,
vencedor cautivo
en tus celdas
de paredes de ola.
Felizmente herido
por saetas incendiarias
de ternuras fieras,
sigo la guardia,
vigilante y suicida,
presto a morir de nuevo
en cruenta y gentil batalla
de pieles disciplinadas,
adiestradas de amor
sin acorazar.

sábado, 27 de noviembre de 2010

MAYACINA Y ALEDAÑOS

_DSC0030.jpg
Las aceras exhumadas
de una ciudad en autopsia
muestran dermis
de cemento torturado
y las cloacas
colapsan ahítas
de sueños desechados.
Se maquillan las calzadas 
de rodadas negras,
empolvándose de alquitranes
defecados por brillos de alerón.
Lagrimean las farolas
débiles luces de bajo consumo
que amarillean la existencia
del nocturno caminante,
exhausto de existir,
rodeado de perros
que acechan esquinas
para etiquetarlas de orín huérfano.
El lobo en la ladera
contempla la villa
donde no habita la luna,
resignado al monte recortado.
En el llano,
fúnebre y faraónico,
el castillo de chapa  oscura
que asusta las sonrisas posibles.
La prisión social
dónde la amargura se evidencia,
sin ornamento paliativo.

CANCIÓN DE CUNA PARA UNA PIEL

Duerme sobre la espuma
que me regalas en libro
de páginas apresuradas
de piel de muslo.
Duerme que es hora
de soñar minutos
de temblor a fuego lento.
Duerme que vigilo
los batientes fríos
de la ventana entrometida.
Duerme la mañana
para vivir mis noches,
mis aciertos y desatinos
de búho estático
que patrulla tus colinas
y tus valles de luz líquida.

viernes, 26 de noviembre de 2010

PAVOR

Puedo sentir pavor
por repetir sucesos
distanciado,
espectador mudo
de la tragedia recurrente
donde actúa la sangre
que dí,
como víctima del oráculo.
Puedo abandonar la sala,
sin pedir devolución
de la localidad de amarga cortesía,
puedo silbar tarantelas
para acallar las soleares
de verso estático.
Poder, puedo,
pero duele hasta la huída.

sábado, 20 de noviembre de 2010

FRENOPÁTICO

No depende mi cordura
de la noche o la mañana,
el sabor de la manzana
me vuelve loco o me cura
de este vivir patológico,
de este mal de la luz ciega
que bien me afirma o me niega
en diario despropósito.
No queda retal de seso
para forjar mi cabeza
que a fundirse casi empieza
por argumentos de peso.
Que todos tienen razones
para juzgar el delirio,
las pocas luces de cirio
que aun apilo en mis cajones.
No me busquen tratamiento,
desahúcienme en terminal,
intérnenme en un panal
que haré miel de pensamiento
con polen de aquellas flores
de pétalos de roja idea,
negándome al "así sea",
y a esos dioses tan mayores.
Mis espectros y fantasmas
habitarán la colmena,
como habitaron mi pena
y el vacío de mis palmas.

domingo, 7 de noviembre de 2010

ECO Y RESONANCIA

La estridencia de los ecos
de las voces muertas,
almacenadas en trastero
y regresadas como peste
con pretensión caduca,
ya no ensordecen
mas liberan las rabias.
Luego queda la pena,
atónita por el absurdo
extemporáneo,
y se revisitan los pozos,
las fosas sépticas,
salas de estar de la tristeza.
Pero queda el aire
que acude al rescate,
el calor cierto
de nueva voluntad,
y la sonrisa de una muñeca
que borra el renglón torcido.

sábado, 6 de noviembre de 2010

¡BAH!


Sufrir con motivo,
o como fin último,
como motor de vida.
Recrearse en la tragedia,
día a día como norma,
pausas breves de sonrisa
y retorno a la ciénaga gris
de lodo siempre ajeno.
Dudar de todo,
de todos,
siempre en candelero
bajo sospecha de delitos
reinventados.
Pena,
qué pena
y qué cansancio
este ser tan malo,
este rol de calavera
sembrador de sufrimiento,
el papel adjudicado
en la obra a dos sesiones.
Hastían los silencios,
las palabras breves
tiradas a los pies,
reproche a toda banda,
y es que no,
que uno sabe ya,
desde bien niño,
que la luz le está negada,
que la felicidad es ficticia,
espejismo breve,
que heredó pecados
y purgatorios
que tendrá que administrar.
¡Bah!,
qué hacer o no.

jueves, 4 de noviembre de 2010

AUTOAYUDA (VOLÚMEN I)

Vas tranquilo,
transitando la escalera,
en un descansillo,
la estocada certera,
que te despierta,
que te recuerda,
que a la salida
no siempre hay puerta.
Un fogonazo
de luz intensa,
caes al regazo
de una nube densa.
Por eso mira,
transita sin ceguera,
para y respira,
recambia las aceras
y los portales,
los ventanales,
metales por madera.
Busca los ojos
que miran sin más velo
que los antojos
que el aire hace en el pelo.
Busca una boca
de beso urgente,
el que te desboca
al galope valiente.
Sobrevuela lechos
de sábanas de agua,
sumérgete en ellos
tras tender tu alma.
Recoje las flores
pero sin cortarlas,
guarda sus olores
en recuerdos de nata,
y almacénalos,
atesóralos,
que es mejor que nada,
que es mejor que Dios.

RETORNO DE LOS ALAMBRES

Retorno de los alambres
escupiendo mariposas,
infectado de ansia
de vida que me quede.
Amar, a ser posible;
odiar,  si más remedio
no queda;
sentir, acaso,
evitando el letargo
del cadáver fingido.
Llenar las copas
de aromas de floresta
y brindar a do de pecho
con convidados de piedra.
Esos que se cruzan
en el diario de acera,
recordándonos algo,
algo que no recordamos,
evocando instantes
que pudieron ser.
Habrá que restañar las vías
por las que se cuela la herrumbre
y dar gas a este crucero
poco lúdico,
a veces galera de condenados,
a veces velero bucanero,
a veces, muchas veces,
balsa náufraga en calma chicha.
Escapar del sacerdocio,
del profeta o milagrero,
que no es pecado
lo que no se purga
si se activa la conciencia
y no saltan las alarmas.
Llegar al fin
con la cabeza alta,
despedirse con dignidad
de lo sembrado,
cosechado,
o robado en huerta ajena,
y procurar dormirse
con aliento calmo,
no caer,
apagarse.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Rema el hombre
una barca de papel
sobre las aguas
del miedo.
Porque es el miedo
el motor
y el freno
de los pasos dados
y los obviados.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Mucho suena
el rasgar de las cortinas
cuando el sol entra
a cuchillo frío,
seco,
a destiempo,
sin motivo aparente,
o no apreciado
por la torpeza
del despertar
sin brújula
que interprete los mapas
de los mundos ajenos,
los países amurallados
de silencio sin argamasa.
Y así deberá ser
o así estará escrito
pero no son maneras.
La historia no crece
a borbotón,
derramada sobre
los manteles,
así se vierte todo
y se mojan las rodillas
doloridas de escaleras.
Ignorar la pregunta
sin respuesta lógica
es el estribillo repetido
de una canción
desafinada a propio intento.
No son edades
para astenias de otoño
ni adolescentes rabias
de trasnochado acné.

PEQUEÑO REGALO

En este día lluvioso,  
que nos enmohece el alma, 
mira qué ofrece mi palma, 
palabras de afán precioso, 
no de preciosa piedra  
sino de alma desenvuelta 
por tu carne bien resuelta 
y por tus labios de hierba.  
Porque hoy cumples más vida, 
y a mi lado por azares, 
por eso entrego los mares 
de estos versos sin medida. 
Puede ser regalo pobre 
para la fecha especial 
pero sería fatal 
que hasta esto poco te sobre. 
Porque son pequeñas velas 
para un pastel de ternura, 
llamas leves que perduran 
si entre tus senos las llevas. 

viernes, 29 de octubre de 2010

UN INSTANTE

Morir cuesta un segundo,
quizá menos,
y vivir cuesta mucho,
toda una vida.
Y viivir doliendo es más caro,
no es rentable,
porque vivir hay que vivirlo,
vivir,
reír,
llorar a veces
pero sentir,
no comulgar con hielo,
hostias de carámbano
para absolvernos de  nada,
de pecados inventados
por la mente ansiosa
de crear conflicto.
Y no será el conflicto
el motor cierto
de la vida,
que el motor es la luz,
desparramada en caricia,
la música en nota de susurro.
Si vivir es breve,
la muerte es un instante.

lunes, 25 de octubre de 2010

RIMA APRESURADA

Quisiera abrir los postigos
que la luz entrara en olas
y sembrara de amapolas
cuanto comparto contigo,
que no es mucho,
que no es poco,
que son delirios de loco,
que son vuelos de aguilucho.
Vuelos de rapaz cansada
de volar por cordilleras
de despobladas laderas,
de desiertos de la nada.
Quisiera seguir latiendo
en el temblor de tus dedos,
exorcizando los miedos
que tienes y que no tengo.
Porque viví ya lo mío,
lo tuyo lo estoy viviendo
y por eso sigo encendiendo
mis cueros para tu frío.
Sé mi hoguera,
soy tu río,
si tú te ríes yo río,
si lloras me vuelvo fiera.

viernes, 22 de octubre de 2010

BORRANDO NUBES

Por qué recrearse
en la borrasca,
en nublar los soles
con mantones grises
cual si el sol
de la risa ardiendo
hiciera daño
al transcurrir.
Para qué la nube
que torna las palabras
caídas del bolsillo
en rayo de incendio.
Para qué afectarse
y no caminar descalzo
sobre la caricia.
Por qué atesorar
reproche
y no sembrarlo
en maceta de olvido
para que afloren
margaritas de día nuevo,
estrenado.
Por qué dar vueltas
al gesto inoportuno,
marearlo en tiovivos
de música distorsionada
que fuerza el vómito.
Vivir,
vivir sin ornamento,
sin guión correcto
y cruzar las charcas
con brío de alazán
buscando la pradera.
Para qué especulamos,
adivinamos erráticos
desganas
o deseos ajenos
para forjar tragedia.
Quitarse la coraza,
la máscara del peatón
taciturno de acera húmeda,
y carcajear a labio desplegado
para el beso oportuno,
siempre escaso.
y recorrerte peregrino
y estable,
y apartar nieblas
a mandoble fiero
si aparecen obstinadas.

SÉ DE TÍ

En las noches densas
de duermevela turbio
suele venir,
enmarcada en la puerta
cual lienzo del diecinueve,
blanco nupcial
en vestido ajado
y rosas negras de cartulina.
Estática y serena.
¿Yá?,
pregunto
en susurro.
No,
aún no
pero sabe de mí.
Sé de tí,
contesto,
asumido,
sabedor de lo cierto,
lo único cierto.
Sonríe leve
y me deja.
Concilio el sueño.

jueves, 21 de octubre de 2010

ME DA QUE ASÍ QUIZÁ NO PUEDA

¿Cómo ser?
¿Qué hacer?
Soltar timón,
dejarse llevar por mareas
o embarrancar,
cómodo,
varado en arenas
gruesas,
ardientes,
como bivalvo,
molusco idiota
y llevadero
lejos de la sal
y el hábitat.
Callar,
tragar palabras
en puré espeso,
no escuchar,
cerrar escotillas
al desagrado.
No opinar,
asistir a la función
de figurante,
perchero estático,
desapercibido.
Sonreír,
a ceño abierto,
asentir,
borrar la negativa.
Dejar de ser.
No,
no vivir no.
Que no podré
no ser quién soy,
puedo amoldar
mas no perder la savia,
coagulada ya
en cayo viejo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

ENTRA

Cuando llueve gelatina,
cuando la luz se empasta
caramelizando los cristales
de las ventanas breves,
debes entrar en bloque,
en carga de caballería de grito
para espantar las huellas
de los fantasmas de instante,
los que enturbian folios
de recuerdo a doble espacio.
Debes mojar los lienzos
con tus savias
de sabiduría arcana
para abonar la vida
que se derrama por lechos ahogados.
Entra,
no dudes en la avalancha,
ahógame de mieles
que sellen toda grieta
del casco carcomido
por salitres del Mar Negro.

lunes, 18 de octubre de 2010

VASO ROTO

En días en que un vaso rompe
su vacío inunda las estancias
y cientos de cristales huérfanos
lloran, dispersos,
por el cautivo bajo un mueble terco.
Cautivo entre el polvo añejo,
resabiado y presto al corte a traición,
en venganza
por el abandono.
El líquido se expande,
inválido,
tullido para la bebida,
asumiendo destino de mocho,
muerte en sucio con lejía.

miércoles, 6 de octubre de 2010

EL MUSGO

Puede ser que redunde
en la torpeza de vida,
se acepta el reproche sordo
pero quizá uno,
así, al descubierto,
demasiado viejo sea
para los dardos de hielo.
Que mucho llovió
sobre el musgo de la chepa.
Que vida cargo
en maleta de cartón,
atada a correa
de cuero cuarteado
por vagones tardíos.
Que prefiero el chusco
cuartelero
a la sopa agria
de hogar ahumado.
Ténme si te place,
obviame si es tu gusto
mas no me mates
con escarchas necias,
que para eso
yo me valgo.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Si es por querer quiero,
y tu entraña anhelo
y que me quieras así,
como hasta ahora viví,
con celo,
con fuego,
agua y miel en la hondura,
extraviarme en la espesura
y encontrar el faro de tu piel.
Que con tu piel hago libros,
páginas de versos locos,
los hay sutiles o broncos,
y es tu espalda lo que escribo.
Tu espalda como llanura,
como frontera de invierno,
alejándome del infierno
que es edén tu encarnadura.
Es así,
que se expande,
que crece en la caverna
del hueco de las costillas,
el ansia vieja,
transmutada en nueva,
pero vieja de saturada.
Que no es razón
vivir en la mañana aquella,
repetida en bucle,
que tengo vida
y vida quiero,
derecho tengo
al tránsito.
Y reclamo el equipaje,
el pequeño atillo
que lié una noche
para andar caminos
que resultaron cieno.
Más es mi bolsa,
me avitualla de vida
su voz de trino,
sus desmanes
de acrobacia.

martes, 21 de septiembre de 2010

UNIVERSO

Empeñados andamos
en desorbitar planetas
cuando el orden,
el lógico y científico,
no nos da opciones
al desacato.
Sigamos cosmos,
caóticos en sistema,
y aportemos alientos
para dar vida y risa
a la luna triste
de título humilde,
satélite,
no planeta.
Hagamos fácil
la galaxia,
habitable,
no hostil a los soles
y colonicemos asteroides,
pedruscos áridos,
con geranios de beso en frente.
Seamos lo que somos,
átomos simples,
y radiemos vida,
vida al universo
autocreado
por la explosión dulce
que algunos llamaron Dios.

YO SABRÍA

Si es que yo sabría,
cuando los azules se vierten,
cuanta espesura se desborda
sobre mi ser y mi mente.
Si es que yo intuía,
al ver morir las aves,
cuanta impaciencia me cabe,
y cuanto trino moría.
Y es así,
que el vivir no es un regalo,
que nada es bueno o malo,
que es vivir.
Y es así,
que el sentir no tiene norma,
como el ser no tiene horma
para modelarte a tí.
Es la aurora,
la que manda en mi ventana,
tenga más o menos ganas,
para empezar las horas
de vivir,
del padecer rutinario,
del titular de a diario,
del morir,
de gentes desconocidas,
lejanas pero entendidas,
por similitud,
por vivir aquí,
por seguir así,
con esa actitud,
que me ciega,
me lleva a tumbos y espera
que alumbre todo camino,
mar de pinos,
combustibles como la cera,
que me aniega
los barrios donde crecí,
donde hay templos
del silencio,
del miedo y del sinvivir,
sin aliento,
de momento,
hasta el día del recibir
sacramentos
falsos vientos
que ahogan cuanto aprendí.

lunes, 20 de septiembre de 2010

LABORDETA


Secos quedan los pueblos
sin el riego de los sabios pasos
de un viajero siempre ávido
de aprender de los humildes.
Aragón mudo,
sin voz de templo
que muestre las raíces
del recio árbol heroico
y ultrajado siempre.
Maestro de todo,
alumno hasta el final,
del vivir,
de la lucha,
de la palabra amable
aun siendo dura.
Hombre bueno,
cabal,
de mochila repleta
de caricia en verso.
Que ponga "Libertad"

domingo, 12 de septiembre de 2010

CORRIENTES

A veces,
mejor no abrir ventanas.
Esos días,
corrientes negras
desembocan en las alcobas
y tornados de ideas tóxicas
barren las briznas y los soles
de los prados de dura sábana.
Y la lengua fusila
esperanzas ciertas
contra paredones de mirada.
Las preguntas se apolillan
en armarios sin revestir,
blancos de yeso
sin cobertura.
Mejor no abrir
que se cuela el hielo,,
asesinando veranos tiernos.

sábado, 11 de septiembre de 2010

PURGATORIOS RETORNADOS

Adoradores de la fábula,
esclavos de la parábola,
en común tienen el fuego
como argumento y contrapeso.
Retornan piras
donde quemar cuentos
idénticos a los propios,
traducciones varias
de la misma quimera.
Libros viejos
de fanatismos renovados.
Medievo global,
inquisiciones,
Santas Guerras
entre pueblos estafados.
No está el mal
en el versículo
de cualquier patraña,
está en el hombre,
que moldea a mano sucia
la palabra antigua,
desfasada,
y tiñe en sangre
los odios promulgados
por los amos de la bolsa.
Son trece las monedas
de las traiciones alentadas,
de la espada bajo cruz
y el alfanje curvo
de filo de luna.
Hasta los dioses
que no son,
atónitos contemplarían
sus rebaños de alimaña.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Por qué empeñarse
en la prospección
de los vanos aires
de lo divino,
lo etéreo,
la idea soberbia
de dioses al amparo.
Que es la carne esencia,
ahora viva,
más tarde putrefacta,
abono del brote,
del seguir estando
sin estar.
Y nadie somos,
como entonan plañideras,
seamos algo mientras lata
el motor castigado
de nuestro andar a tumbos.
Siente la caricia,
evita la bofetada
y gasta el tiempo,
esa medida elástica
que se evapora
si  lo bebes con ansia.
Ora si te place,
consuélate en perdones
por pecados sin purgar.
Pecados compartidos.
Imprimir los vientos
que te despeinan
para adornar los muros
de las ciudades tristes.
Sacar del fondo acuoso
de tu mirar risueño
las sombras negras
de gigantes calamares
que invaden los recovecos
de tu sentir de niña.

lunes, 6 de septiembre de 2010

DIFÍCIL

Establecer el peso
de una fugaz mirada,
medir la luz
que los ojos emiten,
y las sombras leves,
imprecisas,
que a veces nublan
los afanes claros,
diáfanos,
transparentes,
del querer estar
en la vida racionada.
Repartir sentires,
imposibles respuestas
a preguntas conocidas.
Duele el ojo ajeno,
la palabra incierta,
pero vivir es
el objetivo mutuo
de mi confuso contexto.
Vivir al fin,
en el principio de niña,
en el ansia adulta
y el temor maduro.
Saber de dolores,
ciertos,
inevitables,
no evitados,
pero buscar la risa,
la luz en ojos
de llorar experto.
Vivir doliendo,
gozando,
rozando,
expandiendo vistas
a lo opaco,
lo negado por ajeno.
Enseñar luciérnagas
a quién de lágrima
sufre plaga,
y caminar,
en grupo,
en dúo,
en terceto,
cuarteto
o lo que tercie,
según los días,
las horas,
y los momentos
de latir,
que pocos son,
siempre pocos.

miércoles, 25 de agosto de 2010

DE LA ROSA

De la rosa que te entrego,

envidia tengo,

envidia por la certeza

que la flor tiene,

certeza de muerte,

de fin obligado,

mas será en tu mano,

en tu pecho,

o en un jarrón,

convaleciente,

medicada

por tu aliento.

Quién muriera

como la rosa,

como la flor

que hoy te entrego.

martes, 24 de agosto de 2010

PARA QUE CONSTE

Que conste
que no hay más piel
que el terciopelo,
robado a oscuras,
de tus pétalos de llama.
Que son mis cueros
tu abrigo,
curtido cuero
a pura sal viva.
Si bien es cierto
que arañé más lunas,
no quedan más halos
en mis uñas
que los hurtados
a tus temblores.
Soy del día,
recién hecho
en tus hornadas,
para tu comunión
a domicilio.

lunes, 26 de julio de 2010

REDES

Derramo mi palabra
en formatos ajenos.
No en papel,
no entinto,
pero mancho pantallas
con mi verbo inútil.
No me duele no verme
en ejemplares
catalogables.
Es así la marea
veloz de la memoria
en cable.
O inalámbrica creación
sin encuadernar en cuero.
Regalo,
sí,
no vendo
pues no puedo,
pero propago,
extiendo levemente
mi voz ínerme
sobre campos
de cable entrecruzado.

viernes, 23 de julio de 2010

UJO

Tornada la cuenca
en Sacromonte,
no por cante ni quejío,
sino por grito viudo
de luto plomizo.
Estalló tragedia en Ujo,
se cruzaron las cachabas,
los aceros y las balas
y sangre joven
regó los cementos,
el asfalto sorprendido
acogió cadáver a destiempo.
Rojo y negro
de verde muerte.
Niña amarga grita
por las barandas de Mieres
la rabia antigua
de la rancia raza,
el odio en herencia,
por los siglos de los siglos,
que así no sea.

sábado, 17 de julio de 2010

EL ESTADO DE MI RAZÓN

Asesino el tiempo
cada día que no pasa
porque vivo lento,
y los demás rebasan,
cabalgando vientos,
mi letargo al paso,
mi camino incierto.
Y me rozan manos
alentando la carrera,
unas suaves,
otras fieras,
para que yo quiera
proseguir avance
y que no me alcance
la telaraña entera.
Lubricaré las juntas,
el engranaje,
y soltaré las yuntas
y pagaré peaje.
Avanzaré en objetivo,
siempre libre,
no cautivo,
con otros mimbres,
con otros modos,
con paso vivo,
atento a todo
lo que se expone
en paredes de aire,
cuadros, canciones,
peces y panes. 
A quién me ame
daré la esfera,
el orbe entero,
la calavera,
mi fiel acero,
y hasta la sangre
que en mí ahora hierve,
que no se pierde
y que mata hambres.

DE NUBE EN CEÑO

Hay a veces nubes
atrincheradas en tu ceño,
nubes grises de silencio agudo
relampagueando mis solares
en quieta tempestad
sin consumar.
Y abro mi paraguas
de interrogante estúpido
y no llovizna,
mas el trueno susurra
desde la lejanía de los valles
en que te ubicas.
Soy lo que fui,
lo que seré a tu modo,
y al mío mejorado
pues saldré a las luces
cuando rompa la pupa
que me aprisiona,
larvado,
y desplegaré alas
para tus vuelos.

martes, 13 de julio de 2010

MI TIERRA


Retorno al verde y al alto
tras vivir el llano,
la encina terca
empeñada en el requiebro.
El sol a secas,
desnudo y violento,
precipitado en jarra
contra los cuerpos.
El acento,
la aspiración de la ese
y la jota sedada,
casi oculta
en el habla en melodía.
Guadiana verde
de junco y caña,
torres gitanas
junto a plazas del quejío.
Mi tierra mora
de la armadura viajera,
regalando imperios,
de siervos y amos,
de luz lesiva
dorando arcilla
de botijo anisado.

sábado, 19 de junio de 2010

SARAMAGO (In memoriam)


Escarcha la Iberia
claveles rojos
de revoluciones perdidas.
La isla de fuego,
abandonada a los mares
fríos,
huérfana de su abrigo,
de su palabra dulce,
palabra armada
de olivo puro,
de miel de fado,
busca el faro,
luz portuguesa,
hispana,
luz de mundo
para el hombre
oscurecido.

jueves, 17 de junio de 2010

COPLAS DEL DESAHUCIADO

Entré por las ventanas
de esta vida a contratiempo,
como un mal viento
adobado con sal
robada de algún mar.
Borré las carreteras
recorridas a carreras
contra la esfera
de este mundo lunar
que no quiere parar.
No me queda más que un fin,
tu escalera,
y tú no me dejas subir
ni me esperas.
Así que aquí me quedo
acampado en descansillo,
bajo un visillo
que no me deja ver
si quiero o no volver.
Cantaré de madrugada,
molestando a los vecinos,
versos prohibidos
que nunca publiqué
y te avergonzaré.
Porque así quiero vivir,
a la espera,
ni contigo ni sin tí,
mala fiera.
Ahora tengo la certeza
de vivir en desbandada,
titulado en estampida,
ejemplo de lo prescindible.
Mi osado pié se interna
en pozas que él perfora
buscando el tropiezo,
la errata,
y tú,
tú me miras impasible
esperando la caída.
Es así que soy,
que habito huecos
sólo por llenarlos,
siempre de paso,
pasajero,
efímero y volátil.
Candidato al abandono,
me dejo,
rompo conmigo
por mala convivencia.

miércoles, 16 de junio de 2010

CARMEN (REGALO DE BODA)

Carmen tuvo que ser
tu nombre de fuego en rama,
pues de Carmen tienes la piel,
de Carmen el pelo en llama,
de la niña bien fruncida,
golpeando los respaldos,
"si me quieres olvidar, me olvidas",
mucho ritmo en el enfado.
Y Carmen se hizo mujer,
y conquistó las Castillas,
puso a un bancario en pié
para casarse a la orilla
de un Duero de vino tinto,
con sabor de luz espesa
del sol de todo camino
que fractura las dehesas.
Que sea feliz mi niña
con su hombre despistado
que la cuida y que la mima
como un día la he mimado.

jueves, 10 de junio de 2010

HISTORIA

Hay retenes
de dinero en las balsas
por los puertos francos.
No trabajas y no cobras
y si trabajas te roban,
te explotan siempre
y por tu bien te anulan.
Los recibos son de mármol,
losa fúnebre para entierro
sin celebrar por impago.
Insolvente para la muerte
pues arancel pusieron
para dejar la vida.
Buscas textos ilustrados,
teorías y doctrinas
para paliar alienaciones
nunca resueltas.
El sistema sigue,
renqueando borracho
por las esquinas sucias,
vomitándote encima
su inmundicia de festín
por tí pagado sin remedio.
Las potencias impotentes
ante los vuelos de paloma
de los fajos alados
de deudas en cuña.
El pan se disuelve,
pero hay fútbol,
y el futuro baila
en corro de brujas
rituales negros.
Mientras,
las cruces se fracturan,
quedan gamadas,
como aspas de molino
que es gigante,
creciente sinrazón
cuando nadie da razones
para el absurdo devenir
del tropiezo cotidiano.
Huele a pólvora
de catársis global,
tercera contienda irrefrenable,
más dispersa,
menos evidente,
pero se llama a la sangre
cuando el pan se hurta.
Es el ciclo,
la elipse de la órbita
de la historia humana,
del animal idiota
que persiste en lo necio.

miércoles, 9 de junio de 2010

MIRE USTED

Mire usted,
que usted puede
robar manzanas
sin pecado de orígen.
Que usted puede
matar las horas
sin que haya llantos
de relojes huérfanos.
Mire usted,
mire a ver,
que usted puede
incendiar las nubes
con antorcha azucarada.
Mire usted,
que usted puede,
si usted quiere,
vivirme a bocajarro.

SERÉ O NO SERÉ

No seré yo
quién levante las faldas
a las tardes plomizas
de un junio de llovizna.
No seré yo
quién se esconda
tras las esquinas
de las horas muertas
para sorprender tu paso
de azar en bolso.
No seré
quién suspenda
los festejos necios
de griterío aprendido,
macerado en licores
al dos por uno.
Yo seré capricho,
tropiezo,
fosa
o cresta de ola
derramando espuma
en tus arenas tostadas.

lunes, 7 de junio de 2010

PROFECÍAS DE ÁNGEL HERIDO

Qué difícil volar
con alas mojadas
en plomo.
Es el precio
de vivir en tierra,
casi arraigado,
de la cordura convenida
por los escribas,
los guardianes
de los templos
y los reyezuelos sifilíticos
de ejercer pernadas.
Sufres ataques
de palomas rabiosas,
despojadas de olivo,
que defecan,
oxidando cuadros de paz
y altares de santos espíritus
de adulterios salvadores.
Ahogado en laberintos
hechos de cortina gruesa
de mentira engrasada,
buscando salida
entre paneles
con rostros conocidos,
nítidos gestos
de burla al escrutinio.
Muertos los dioses,
corruptos los héroes,
las doctrinas licúan
la tinta emborronada
por el tiempo ruín,
y la matanza se asume
como opción a la palabra vana
de buena voluntad,
siempre postergada.
Y en los continentes
siguen naciendo muertos,
a veces salpicados
por grano de cereal
con etiqueta,
mientras la usura atesora,
y en bolas de cristal
vaticina los desastres
a capricho.
Suenan tambores,
cornetas bélicas
de llamada a la catarsis,
a la masacre que nos retorne
al principio de los tiempos,
a fin de recomenzar
con los errores.

sábado, 5 de junio de 2010

ALFILERES DE SILENCIO

Puede que sea así,
arrojándome silencios
como alfileres en andanada,
como ganes posiciones
en la carrera a la que falto.
Puede que sea así,
que así reaccione ante la cera,
fría y viscosa que se seca
en miradas lejanas.
Puedes ganar batallas
en este asedio inesperado,
que yo me rindo,
entrego territorios áridos
si es tu afán.
Dispara,
desde las saeteras
de tus ojos,
afilados carámbanos,
que no hay parapeto
ni armadura.
Me doy preso
o me fugo de celdas
con reja en interrogante.
Y es que topo
con lo opaco,
la tupida arpillera
que oculta temores,
dudas arrastradas
en remolinos de tiempo.
Y no hay ternura
tras el burka,
sólo rejilla
que no trasluce ojos
que reían a mis luces.
Sin acceso al sumario
no hay defensa posible.
Convicto de nada,
acato veredictos de aire,
de aire seco,
huérfano de palabras.
Y serán los temporales,
temporadas,
tempranas tempestades
de tempura de yeso
que escayola mis labios,
los que acumulo
en legajo mórbido
de acumular las causas.

viernes, 4 de junio de 2010

TAUROMAQUIA ACCIDENTAL

No sé por qué insisten
los toros de hielo
en embestirme a deshora,
A qué vendrá la bravura inocua,
una vez retirado
del coso diluviado.
Si lo lidiado murió,
a espada o descabello de olvido,
tras triste aviso,
vergonzante por previsto,
cómo puedo cerrar callejón,
abandonar el circo ileso
de cornada de almohadilla
de espectador no invitado.

jueves, 3 de junio de 2010

No cabalga el corazón
por llanuras de piel fría,
galopa en la caja mía,
se expande y busca razón
para este vivir a tientas,
en batalla poco cruenta
para un guerrero sin sol,
pues sin sol vivo la nube,
los ríos que nunca tuve,
los pasos del caracol.

lunes, 31 de mayo de 2010

EL EMIGRANTE (VERSIÓN LIBRE)



Voy a vender calendarios
a ver si puedo vivir,
porque es que soy funcionario
y mucha pasta perdí.

Y es que me hago corsario
o estoy pobre de pedir,
o salgo de este calvario,
al que le dicen país.

Adios mi España quería,
me lío la manta
y me busco la vía.

Y ahora me hago emigrante,
porque es la salía
que dan los mangantes.

Que se queden los banqueros,
y los especuladores,
los que mangaron dineros,
políticos medradores.

Que yo pillo la patera,
para fugarme de Europa,
que aquí mangan la cartera
a jubilados y tropa.

Adiós mi España quería,
que tanto intrigante
te dejó vendía.

Y ahora me vuelvo emigrante
y jamás en la vía
tendré más talante.

viernes, 28 de mayo de 2010

NUBES TIBIAS

Encontré las nubes tibias
en los quicios de un verano,
deficitario en los soles
que se adhieren a las manos,
cuando se encuentran vacías,
cuando no hay lo necesario,
con que paliar las fatigas
con que se llena un diario,
la obra definitiva
que guardo en armario.
Y escalé toda escalera,
la que me lleva a tu planta,
donde instalas tus ardores,
donde el aire no se espanta
y prendí todas mis velas
calculándote ecuaciones,
desgasté noches enteras
en cuajarte de emociones.
Pero aún no hallé los rumbos
que me marcas en tus mapas,
que persisto en dar tumbos
bajo las lluvias, sin capa,
que no hay reino en este mundo,
que todo se escapa.

martes, 25 de mayo de 2010

MI GUÍA

Tú podrías
ser la guía
de este ciego
de ceguera
de la vida.
De cojera
de paso negro,
de embestida,
de arrebato.
El hombro grato
en qué apoyar
la duda,
la espesura
del no estar,
estando,
pesando,
poco,
levitando,
loco,
cuerdo,
caminando
en paso ronco,
en estruendo.
Tú podrías,
si quisieras,
ser la esfera
de la órbita,
la mía,
única e insólita.
Indómita hembra
que atiende
a mi llamada
y suspende
la jornada
y me siembra,
me riega
y me sustenta
y no niega,
la música más lenta,
violenta,
que mece mi colchón,
desguaza mi edredón
e intenta,
se inventa,
y nubla mi razón.

lunes, 24 de mayo de 2010

OCUPACIÓN

Quién adivina las corrientes
de sus arroyos de plata,
de remolinos urgentes
donde mis sedes se matan.
Quién rige toda su brisa,
la miel de eternos rocíos,
las lunas de su sonrisa,
su fiel y libre albedrío.

Y es todo mío
por real decreto,
firmado en secreto
con agua de río.
Y es mi ganancia,
mi beneficio,
y no es sacrificio
robar su fragancia.

Ahora salto las fronteras
de sus regiones de piel,
expoliando las canteras
de minerales de miel.
Yo le ocupo el territorio
y sus límites yo cerco,
ubicando el consistorio
en la plaza más al centro.

sábado, 22 de mayo de 2010

CANCIÓN GUARDADA

Ahora sé bien que estoy afuera,
débil, desnudo y lívido de frío,
que todo error es mío,
que no hacen falta pruebas.
Porque la luz se niega en positivo
a bañar las entrañas de mi cuarto
y cuando me levanto
de sombras soy cautivo.
Y es que la ciudad está flotando
como aquel cadáver del suicida,
que empaquetó su vida
en dos cuartillas,
para volar, desde un puente, saltando.
Y no hay astillas para chimeneas,
que todo se gastó en carpintería,
para una estantería,
y mal arden las fotos en la hoguera.
Que poco bailan hoy esas cortinas
cuando el sol se cuela al dormitorio,
y espanta los demonios
que minaron mi almohada con espinas.
Y es malo diplomarse en matrimonio
para sacar licencia de ser padre,
pues los tiempos expanden
lágrimas que vertiste en paritorio.
Y pasan meses cómo pasa el tren
que soberbio ignora al apeadero,
bajo aguacero,
y te sueldas al banco del andén.
Y nunca encontrarás el costurero
para intentar sutura de la entraña,
por qué te engañas,
si eres barro, desecho de alfarero.

martes, 18 de mayo de 2010

RIOTURBIO


Van desfilando las flores,
con sus penachos de abejas,
los sótanos de tus balcones,
honores para tu alteza.
Tu alteza de pueblo llano,
de barrio de verde y negro,
de tejas de pelo cano
y aceras de gris de cielo.
Del cielo de tu sonrisa,
tu afán de alegría en verso,
la paz que se te desliza
por piel reclamando beso.
Un beso de mil acentos,
casi todos emigrados,
acento prejubilado
de mina, tabaco y viento.
Viento dulce entre la mata,
mata, colcha de escombrera,
de tonada triste y fiera,
voz en crudo, atea y santa.

martes, 11 de mayo de 2010

CEGUERA METÓDICA

Si te niegas a ver
la niebla recolectada
que empaña los cristales
de tu ser,
cuando no eres,
cómo,
de qué manera,
puedes ver luz
tras la mampara
manufacturada a hiel.

lunes, 10 de mayo de 2010

INDOLENTE PEREGRINO

Yo no nací del verbo,
que nací del adjetivo,
tal vez de algún posesivo
mas poseo poco acerbo.
No me crié en la cuna
sino en cesta vadea ríos,
un lecho húmedo y frío
arropado por la espuma.
Poco tengo más que el aire,
que las palabras más torpes,
que se me vierten de golpe
como un rezo en aquelarre.
Y siembro desmán en grano
y recojo fruto seco,
una sombra, un reflejo,
y lo que quepa en mi mano.
Y así recorro veredas,
indolente peregrino,
y no tengo por destino
más que el polvo de las ruedas.

sábado, 8 de mayo de 2010

VANO DOLOR


No se sabe
a cuento de qué viene
este resquemor de alma,
este parir aliento
a carne viva.
Sangrar el aire
que se respira,
dar pasos torpes
sobre muñón tullido.
Sin motivo,
aparente, claro,
este vivir al corte,
a la brasa lenta
como baño diario.
Llorar,
lágrimas de mercurio
fundido al rojo
y para qué
este regodeo
en la penuria,
este no estar
en lo que se celebra
y vivir bautizo
como extremaunción.
Mas no se busca
compasión
en estas horas plañideras.
No se busca nada,
se huye de lo hallado,  
cerrando urna
de cristal grasiento
y en un rincón,
frío de metal estridente,
dormil fetal y desnudo.

miércoles, 5 de mayo de 2010

DIPLOMADO EN TEMBLORES

Diplomado en tus temblores,
la canela de tu piel me asigna
título sellado en tus colores,
trofeo de tu cuerpo en la vitrina.

De tu vientre yo oigo los rumores,
los que me dan  noticia de la vida.
En tu pecho disperso los temores,
con los que carga mi mente suicida.

Y sabes que eres más que lo encontrado,
que eres la luz fresca destilada,
que nunca fue adquirida ni robada,
pues eres más que un sol bien tamizado.

Porque tú eres el bus de mi parada,
y soy yo pasajero en tu viaje,
porque eres tú mi ajuar y mi equipaje,
la única misión de mi embajada.

CAPITAL

Pánico en sistema
con dineros a la fuga,
dineros sin nombre,
sin nombre los parados,
número en cola
y sed de prestación.
Se inyectan los fondos
en el fondo de la herida,
gangrena vieja
de miseria acostumbrada.
Tú tienes la culpa,
asalariado,
jubilado ingrato
o funcionario congelado.
Tú pagarás el pozo
que otros desecaron
para regar sus prados,
sus carreras
de pelotas blancas,
apaleadas como a tí,
a madera o hierro.
Que ellos se enriquecen
por tu bien,
por tu bienestar
y tu libertad,
pues eres libre
como objeto
del atraco regulado.
Y los líderes bracean,
niegan la hecatombe
a que te arrastran
sus desmanes
refundadores del desastre.

martes, 4 de mayo de 2010

VENTANA CERRADA

Mi único legado,
un corazón roto,
pequeño corazón
con abertura en medianía,
recauchutado en quirófanos
a edad temprana,
inundando mi pecho
de pánicos en carne,
carne mía.
Hoy viaja a las ágoras,
a los foros centrales
donde Cibeles reina,
a revisar el parche
y la costura.
Mas yo no estoy,
estando dentro,
y tiemblo con el temblor
anual y periódico
de la espera
a los veredictos,
al beneplácito
de los que saben
de pequeños corazones
y sus fallas,
sus erratas heredadas,
pues nadie firma
lo que trae del óvulo,
del primer planeta
que habita en la galaxia.
Y bien sé que será,
que será mi Alba,
mi aurora vitalicia,
quién me verá apagarme,
sonriente y necio,
satisfecho de la soldadura
que carga en pecho.

lunes, 3 de mayo de 2010

ILEGAL VOY

Recóndito, 

entre las páginas sobadas

de un diario ajado,

están las emborronadas

vivencias que me cimentan

y colapsan entre grietas.

No asumo pérdidas

en este balance absurdo,

deficitario de afectos.

Suspendo pagos, 

huérfano de ingreso, 

acechado de acreedores

de deuda de amor demorada.

Demorando desenlaces,

decisiones de urgente ejecución,

me desnudo al monte

en el que grito,

aúllo como lobo desolado,

hastiado de depredar

siendo presa de la batida,

sin protección de luna,

avergonzada y oculta

entre nubes densas. 

Eso soy yo,

al menos de momento,

fiera indocumentada

sin censar,

pendiente de expulsión

de la nación del olvido.

 

viernes, 30 de abril de 2010

CORREOS

En huelga andan los buzones,
indigentes del mensaje,
de motivos y razones,
de su estático viaje.
Pues no viajan las misivas,
ni el giro certificado,
que el buzón está enraizado,
con las ansias bien cautivas.
Y se preña de esperanzas
mas lo interviene el cartero,
con cesárea sin demanda,
abortado y plañidero.

LÍQUIDO

No cabría en mí
ni aun teniendo sitio,
pues no quepo
en el envase carnal,
encofrado a hueso,
que me porta
como cáliz.
Y me desbordo
pues soy líquido,
ácido,
urticante,
pero líquido
sometido a mareas.

miércoles, 28 de abril de 2010

NADA QUE DECLARAR

Si es que uno quiere,
aún fallando,
hacerlo bien.
No dar brochazos
al aire recio y,
necio,
pintar los rodapiés.
Mas todo se angula,
se triangula
y te visten de polígono
anguloso,
enemigo,
no fiable a los contextos,
pleno de arista
que corta pieles cercanas.
Y secreto,
discrección pretendida
a tumbos de error aliterado.
Y viene la bolsa,
el monedero ruín,
la propina,
y tragas,
engulles condiciones,
por cojones
y razones,
bien máximo
de lo común sagrado.
Pero tienes capa,
regalada en gentileza,
de villano embozado.
Y nada cambia
y los amores,
los paridos,
engendrados,
son navaja de callejón,
a la espera en la noche
en portal ahora ajeno.
Y se inscriben los latidos,
escriturados a golpe
de vaso indolente.
Se certifica lo mezquino,
rúbrica al margen
del margen de río
siempre turbulento.
Qué hacer ante la inquina,
no declarada,
fraudulenta.
Cargar mi lastre
con hieles viejas.
No,
no juego,
que se me explique y,
si no,
no sé,
es el problema.
Qué hacer
ante la lágrima alentada,
ante la ausencia cruel
que rebota en el despojado.
Culpable siempre
de lo no declarado.

PARADO

Parado te hallas,
en desempleo,
militando en una cola,
larga y bucólica
de un porcentaje falso,
mínimo ante lo cierto.
Monedas corren
transitando redes
y tú,
a un subsidio breve,
leve cual existencia.
Las corbatas dicen,
lamentan,
empanan los micrófonos
con mentiras ciertas.
Todo es financiero
mas no trabajas,
expulsado de lo esclavo,
esclavo eres de las ansias.
Recuerdas votos,
desganadas esperanzas
que topan con cristaleras
de ventanilla de sello azulado.
Mensajes en el móvil
te advierten del trámite periódico,
móvil de factura morosa,
imposible pago
entre pagos imposibles
sin cobro a la vista.
Cuánto hemos adelantado,
por la izquierda,
¿cual?,
por la derecha,
¿cómo?,
y tú a explicarte
en los huecos de la casa
que no quieres pisar
huyendo de los rostros
de interrogante tatuado.

lunes, 26 de abril de 2010

TORPE PASODOBLE

José,
suicida impenitente,
te derramas en arenas,
estático ante huracanes
de furia negra,
tren de asta.
José,
brindando carne
al morlaco noble,
cediendo espacios
a la bestia arcaica,
a fin de consumar
la tragedia innata
del ser
lo que se es,
aunque se niegue.
José,
fragua silenciosa
forjando estoques
templados a muerte propia.
José,
antiguo,
desfasado adalid,
borracho de herida.

viernes, 23 de abril de 2010

LA DUDA QUE YO LLEVO

Llevo en la sien
incrustada una duda.
No duda razonable,
sino pura duda,
sin tallar,
engarzada en hueso
de cráneo gastado.
No duda brillante,
triste y opaca,
quizá tapón
contenedor de la avalancha
de las ideas a borbotón.
Dubitativo a bocajarro,
persisto en el extravío
y la duda se enquista,
formando tumor
de indecisión perpetua,
terminal acaso.
Y duele la duda
pues las certezas no sedan,
ni las absolutas en sobredosis
provocando alergia al dogma.
Migraña de duda,
lateral de hemisferio,
transversal trepanación
de una esponja seca.

jueves, 22 de abril de 2010

SALUTACIÓN

No preciso nada,
soy ajeno
si anexo fui.
No toleréis mi hueco,
el que ocupo en aire próximo,
y echadme.
Que me iré
si gusto,
si me place la partida,
que sonrío
a las muecas torcidas
y al beso seco.
Que estuve,
que estoy
a pesar del escozor,
de la ortiga en plaga.
Editad pasquines
para proscribirme,
pujad por la captura,
y trenzad sogas,
que hago acopio
de corbatas.
Mas no sembréis,
en mi surco breve
de único fruto propio,
malezas ni zarzales,
que antorchas llevo.

CARNE DESPEGADA

No están las sonrisas

colgadas del muelle,

a brinco vivo

esquivando perros.  

No están las ruedas

de goma

explorando asfalto rural,  

ni la comba torpe,

ni la vara caminante  

bautizada a navaja.

Sólo veo lágrimas

de portal vetado,

lágrimas de capricho,

pasajeras pero crueles,

consentidas lágrimas

de negativas alentadas.

Se me despega

la carne que amasé,

desgarra el hueso pelado

y no encuentro forma

a la soldadura.

martes, 20 de abril de 2010

TU IDEA

No soy el que pintas,
no es mi silueta
tu dibujo.
Mi boceto es otro,
difuso y mutante,
impregnado
de aguafuertes
que yo difumino
cuando puedo.
No soy tu canción,
no encajo
en el estribillo
de tus hambres
de melodía.
Soy acorde
en desacuerdo,
desafinado,
obertura lánguida
o andante forte,
marcha fúnebre
o marcial,
o adagio de lágrima
de pétalo marchito.
No soy novela,
no la historia que pretendes,
ni poema acaso,
quizá cuento,
fábula,
verso perdido
en manuscrito de incendio.
No soy tu idea,
la que de mí tienes,
que soy la mía
o la de nadie,
un espectro.

lunes, 19 de abril de 2010

HASTA MAÑANA

Cargo,
bajo los ojos,
dos infiernos en balconada,
miradores henchidos
de lava tóxica.
Debo huir
a sepultarme
bajo sábana de escape.
Que no debo estar,
hoy no debo ser,
pues sólo molestia
causa mi presencia cruda.
Un día de arresto,
terapéutico cautiverio
para eludir reflexiones.
Sin química de fármaco
que anestesie esta arena
que arrasa mis pulmones.
Hasta mañana, pues,
que será otro día,
no incomodaré
con mi figura gris
la primavera leve
de este día ajeno,
que no es mío
y me lo salto.

domingo, 18 de abril de 2010

NO ME HABLÉIS

No me habléis
que arden las amapolas
a mi paso en rabia.
No me llaméis,
no quiero  consuelo,
dejadme en combustión
con la trementina
que exudo.
Quiebra mi pecho
como madera de nave
entre olas de salfumán.
Corred la voz,
poneos en cuarentena
que soy epidemia de ira.

viernes, 16 de abril de 2010

PUÑO

No arrecian en vano
los vientos que no bebo,
que suenan sordos
contra las cúpulas muertas
de mi oído entumecido.
Y son las luces tímidas
las que despiertan mi afán,
mi ansia innata
de castor vocacional,
constructor de diques
que paren corrientes necias.
Pero no miro al río,
homicida apático
de pescadores lúdicos.
Que miro a lo seco,
a la tierra mordible,
masticable seca
o vegetada de ortiga.
Y al cielo miro,
sol escoltado de nube,
las más veces,
cuando no atosigado
de chubasco probable,
en espera de isobara.
Y miro el paso,
el inmediato por torpe,
evitando desmanes
de un pie entumecido
de dar patadas a cientos,
al obstáculo inherente
a cada caminar lo cierto.
Que no me esperen posadas,
ni refugios polvorientos,
que al raso duermo
o velo,
velo armas herrumbrosas
que,
afortunadas,
nunca guerrearon guerra.
Que llevo herida
de mordisco,
metralla de diente
e infección de labio.
Hematoma,
a mano abierta,
gentil crueldad
pues el puño es avaro
hasta en el golpe
por cerrado.

miércoles, 14 de abril de 2010

REPÚBLICA 2010

Mediando los abriles
es día de Repúblicas;
todas efímeras,
leves
en un país grave,
terminal siempre,
esclavo de coronas,
sables y traidores.
Y hoy,
catorce,
se apuñalan las togas
unas a otras,
y en las salas
se embisten
las Españas duales,
bipolares,
esquizofrénica nación
siempre cainita.
Democracia estercolada
para un pueblo crónico
de peste vieja,
medieval de crucifijo,
garrote y hoguera,
afición de paredón,
fosa en cuneta.

viernes, 9 de abril de 2010

LO SIENTO

Bien es cierto
que no acierto
con el concierto
buscado
y desconcierto,
abierto,
cerrado,
convierto
las llamas
en aguas tibias,
me vierto,
abierto
como un templo
al peregrino experto.
No miento,
siento,
consiento,
disiento
y asiento
en papeles ocres
mi desaliento.
No hay viento
ni movimiento
sísmico que tambalee
el pensamiento.
Sin lamento,
camino así,
sin juramento,
con mil acentos
por estamentos
de asentamientos,
lentos,
violentos,
contentos
o macilentos
de muerte y muerto.
Despierto,
alerto
mis brazos yertos
y labro huerto,
desierto,
flores descuento
para alimento,
emolumento
de peón atento
y aumento
mi paso lento,
a contraviento,
baches a cientos.
Lo siento.

jueves, 8 de abril de 2010

SIGO

Ahondando en la pericia

que da el error como sistema

hallé los límites, las fronteras

del Universo del estar en ello.

En ello andamos, tropezando,

en ello recorremos no sé qué sendas.

Un traspiés, una debacle,

un estar por no dejarlo.

Porque fácil es abandonar,

y abandonas sin quererlo,

cuando el azar fiero

o males buscados,

y sin buscar,

te arrastran al cajón,

al nicho o a la urna,

o al no estar

sin despedirse.

Por eso soy,

agarrado a clavos incendiados,

y resisto afanes de borrado,

de formateo.

Ignorante del ruído

que daré o escucharé,

te toparás conmigo,

con mi habitáculo necio

que aún placer dará,

y padeceres sin quererlos.

SILENTE

Escondido,

oculto

tras visillos de nube,

así debo estar,

latente,

inapreciable,

sutil acaso.

Porque visible

sangro,

herido de luces,

tinieblas

y malas miradas

de intención oscura.

Ser sin estar

o estar,  

pareciendo no ser.

Paso leve,

silente respirar,

esquivando roce

o encuentro.

Evitar palabras

que sobrevuelan

el entorno,

hambrientas de objetivo.

Pensar,

no,

mejor no pensar

pues cruje el pensamiento

alertando presencia.

Latente,

silente,

escenario,

no figura.

martes, 6 de abril de 2010

SOL DESPIERTO

Se despereza el sol
de un largo letargo
cantando luces
y templanzas.
Despierta y riega
las humedades resignadas
con tibios rayos
de esperanza de primavera.
Y comienza a sobrar
la preceptiva prenda,
y los ojos piden filtro ahumado,
y el ánimo brinca,
atónito en la sorpresa,
ansiando pecados
de andar por casa.
Nada cambia
salvo la escena,
¿parece poco?.
Bastante es declamar
letanías sabidas en nublado,
con sol son tristes,
pero galanas y osadas
cuando de luz se bañan.

NO SABRÍA

No sabría yo decir
cuanto cielo guarda
tu mano extendida
cuando navega mi cuello.
No sabría yo decir
si hay países nuevos
en las laderas de seda,
en el valle de tus senos.
No sabría yo expresar
cuanto mar escondes,
pasando el horizonte
de tus muslos de cristal.
Yo no sabría,
no sé,
pues mi torpeza ciega
tropieza al paso
con el muro aterciopelado
de tu mirada sinfónica.

lunes, 5 de abril de 2010

REVISIÓN DE RETORNO

Reviso las zancadillas,
los teléfonos en navaja
pinchando en hueso,
erráticos de intención, 
saboteando mi nave
en mares propios,
nunca hostiles en sus olas
contra mi casco apolillado.
No se puede con la niebla
que pesa a diario
sobre hombros quebrados.
No se puede con la nube
que se empapa en hieles,
necia y veleidosa,
voluble según la racha
de los vientos bebidos.
Mas no valen tretas
para sustraerme carne,
que la carne es mía
por vena y boca.
Mala alianza busca
pues aún tengo entorno,
leal a contraviento,
y no hay esputo
donde siempre hubo beso.

martes, 30 de marzo de 2010

YA VALIÓ

Ya valió
que ya no existo
y ni sombra de recuerdo
quiero ser
en tu mente atormentada.
Ya valió
que yo no juego
a tus intrigas fatales
de jaurías en celo,
danzas tribales
de primitiva rabia.
Ya valió
porque ya canso,
de tus dardos de emboscada
que no aciertan embriagados
con mi ánimo al galope.
Ya valió
que yo no temo
emisarios de la inquina,
de la infamia a manos llenas,
recalentados en tus brasas
de hoguera de vertedero.
Ya valió
que ya está bien,
que es la paciencia
fruto perecedero,
que no maté a nadie
por tropezar en mala piedra
una mala tarde
de domingo prescindible.

miércoles, 24 de marzo de 2010

LA GITANA

La gitana que me quiere
pinta mi aire de aceituna,
son sus ojos dos pinceles
trenzados con luz de luna.
Porque mi ansia verdea
al mezclarse con su espuma
y la sangre me clarea
volviéndose lava pura. 
La gitana que me ama
no me pide luz de estrella,
sólo estar cuando me llama
para avivar su piel de hoguera
con mis brazos yá nudosos
apilados como leña,
mis cabellos yá canosos
como astillas de maleza.

martes, 23 de marzo de 2010

MENOS MAL QUE HAY MUJERES

Hay mujeres de cianuro
que expelen tóxico aroma
al navegar las aceras,
matando amores
en eutanasia activa.
Hay mujeres de miel,
miel de panal amargo,
dulzor falso en celdas
manufacturadas en cera
de cirio de penitencia,
miel tornada a corto plazo
en hiel punzante,
abrasiva y urticante.

Pero hay más,
hay más mujeres de agua,
de arroyo claro,
de fresco torrente,
que lava el alma
a borbotón de beso,
o tímido manantial
que filtra la entraña,
calmando ardores.
Hay mujeres de vino,
de rosado joven
iluminando días
o gran reserva,
tinto intenso
para asedar las noches.
Hay mujeres de fuego,
de brasa o llama,
de tierra, de fruto,
de viento o brisa,
mujeres de carne
forjada a abrazo,
mujeres de sangre
destilada en templos.
Menos mal que hay mujeres,
más mujeres de mujer hechas.

lunes, 22 de marzo de 2010

NADA HAY

No están las soluciones en el Cielo,

que se esconden bajo los terrones

de la tierra seca, a ras del suelo,

en tubérculo prieto de razones.

Porque los oráculos son ciegos,

no queda de descargo ningún pliego

para tus acciones u omisiones.

 

Nada hay tras la cortina,

nada hay tras los visillos,

y al final de este pasillo

no hay conserje ni oficina.

 

No sellarás ninguna instancia

frente a un icono arrodillado,

escapa de lo apolillado,

el viaje es de corta distancia.

 

Camina por la vida sin mortaja,

desnúdate del miedo a lo inminente

que ya levitarás en una caja,

a hombros de amigos o de parientes

y ya será muy tarde para nada

que para el Cielo ya no queda entrada,

función suspensa por tiempo inclemente.

 

 

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...