jueves, 17 de junio de 2010

COPLAS DEL DESAHUCIADO

Entré por las ventanas
de esta vida a contratiempo,
como un mal viento
adobado con sal
robada de algún mar.
Borré las carreteras
recorridas a carreras
contra la esfera
de este mundo lunar
que no quiere parar.
No me queda más que un fin,
tu escalera,
y tú no me dejas subir
ni me esperas.
Así que aquí me quedo
acampado en descansillo,
bajo un visillo
que no me deja ver
si quiero o no volver.
Cantaré de madrugada,
molestando a los vecinos,
versos prohibidos
que nunca publiqué
y te avergonzaré.
Porque así quiero vivir,
a la espera,
ni contigo ni sin tí,
mala fiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...