Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

VISTA

Veo, ya con cristal pero veo. Ligero aumento que despeja la niebla de años rápidos de ver deprisa. El libro, antes cercano, de repente, en un fronterizo segundo, debía alejarlo para digerir el mensaje. Ahora, hoy, soporto peso de montura sobre la nariz vírgen. Tras la lente la letra clara, borroso el contenido pues es déficit, no de pupila sino de alma. De alma cansada, no de vieja, sino de ajada.

Y MIRA TÚ

Y mira que vi cruces, encrucijadas, disyuntivas. Y mira que opté por lo llano o lo escarpado, dependiendo de la luz que ofrecía el horizonte. Siempre tropecé, topando abismos o lagos insalvables, en los que nadar desnudo al frío, emergiendo a escarcha de la otra orilla. Y mira que erré, errante y erróneo, en convoy incierto, con la muerte al arcén o en la posada, sabiéndola al acecho. Y mira tú, que ahora, tras lo recorrido, vuelvo a calzarme en suela dura, con alforja raída, peregrino de mis fallos y mis aciertos menores, mínimos, inapreciables.

NORMA

Por qué vivir precintado, con siete sellos, bajo auto de clausura. Candado, soldada la cerradura, habiendo alas de estornino en oferta por las aceras. Por qué el carámbano y el velo, habiendo hogueras y cortinas de agua. No sé, será así lo que procede y el dictado marca las comas y suspensivos. Será de ley envasarse a celofán  y el vuelo y el canto queden para los locos. Procederá. Será más que recomendable el cautiverio de lo usual. El estruendoso silencio del grito que callo.