jueves, 1 de mayo de 2008

NORMA

Por qué vivir
precintado,
con siete sellos,
bajo auto de clausura.
Candado,
soldada la cerradura,
habiendo alas de estornino
en oferta por las aceras.
Por qué el carámbano
y el velo,
habiendo hogueras
y cortinas de agua.
No sé,
será así lo que procede
y el dictado marca
las comas y suspensivos.
Será de ley
envasarse a celofán
 y el vuelo y el canto
queden para los locos.
Procederá.
Será más que recomendable
el cautiverio
de lo usual.
El estruendoso silencio
del grito que callo.

1 comentario:

  1. Pudiera ser Sr.Ramirez... que fuese usía quien con la infranción de normas obligare tal postura?

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...