martes, 6 de abril de 2010

SOL DESPIERTO

Se despereza el sol
de un largo letargo
cantando luces
y templanzas.
Despierta y riega
las humedades resignadas
con tibios rayos
de esperanza de primavera.
Y comienza a sobrar
la preceptiva prenda,
y los ojos piden filtro ahumado,
y el ánimo brinca,
atónito en la sorpresa,
ansiando pecados
de andar por casa.
Nada cambia
salvo la escena,
¿parece poco?.
Bastante es declamar
letanías sabidas en nublado,
con sol son tristes,
pero galanas y osadas
cuando de luz se bañan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...