jueves, 22 de abril de 2010

CARNE DESPEGADA

No están las sonrisas

colgadas del muelle,

a brinco vivo

esquivando perros.  

No están las ruedas

de goma

explorando asfalto rural,  

ni la comba torpe,

ni la vara caminante  

bautizada a navaja.

Sólo veo lágrimas

de portal vetado,

lágrimas de capricho,

pasajeras pero crueles,

consentidas lágrimas

de negativas alentadas.

Se me despega

la carne que amasé,

desgarra el hueso pelado

y no encuentro forma

a la soldadura.

1 comentario:

  1. Seguramente encontraras la forma de soldar tu carne amasada, Un besin.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...