jueves, 22 de abril de 2010

CARNE DESPEGADA

No están las sonrisas

colgadas del muelle,

a brinco vivo

esquivando perros.  

No están las ruedas

de goma

explorando asfalto rural,  

ni la comba torpe,

ni la vara caminante  

bautizada a navaja.

Sólo veo lágrimas

de portal vetado,

lágrimas de capricho,

pasajeras pero crueles,

consentidas lágrimas

de negativas alentadas.

Se me despega

la carne que amasé,

desgarra el hueso pelado

y no encuentro forma

a la soldadura.

1 comentario:

  1. Seguramente encontraras la forma de soldar tu carne amasada, Un besin.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...