viernes, 30 de abril de 2010

CORREOS

En huelga andan los buzones,
indigentes del mensaje,
de motivos y razones,
de su estático viaje.
Pues no viajan las misivas,
ni el giro certificado,
que el buzón está enraizado,
con las ansias bien cautivas.
Y se preña de esperanzas
mas lo interviene el cartero,
con cesárea sin demanda,
abortado y plañidero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...