viernes, 30 de abril de 2010

CORREOS

En huelga andan los buzones,
indigentes del mensaje,
de motivos y razones,
de su estático viaje.
Pues no viajan las misivas,
ni el giro certificado,
que el buzón está enraizado,
con las ansias bien cautivas.
Y se preña de esperanzas
mas lo interviene el cartero,
con cesárea sin demanda,
abortado y plañidero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...