lunes, 3 de mayo de 2010

ILEGAL VOY

Recóndito, 

entre las páginas sobadas

de un diario ajado,

están las emborronadas

vivencias que me cimentan

y colapsan entre grietas.

No asumo pérdidas

en este balance absurdo,

deficitario de afectos.

Suspendo pagos, 

huérfano de ingreso, 

acechado de acreedores

de deuda de amor demorada.

Demorando desenlaces,

decisiones de urgente ejecución,

me desnudo al monte

en el que grito,

aúllo como lobo desolado,

hastiado de depredar

siendo presa de la batida,

sin protección de luna,

avergonzada y oculta

entre nubes densas. 

Eso soy yo,

al menos de momento,

fiera indocumentada

sin censar,

pendiente de expulsión

de la nación del olvido.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...