miércoles, 5 de mayo de 2010

CAPITAL

Pánico en sistema
con dineros a la fuga,
dineros sin nombre,
sin nombre los parados,
número en cola
y sed de prestación.
Se inyectan los fondos
en el fondo de la herida,
gangrena vieja
de miseria acostumbrada.
Tú tienes la culpa,
asalariado,
jubilado ingrato
o funcionario congelado.
Tú pagarás el pozo
que otros desecaron
para regar sus prados,
sus carreras
de pelotas blancas,
apaleadas como a tí,
a madera o hierro.
Que ellos se enriquecen
por tu bien,
por tu bienestar
y tu libertad,
pues eres libre
como objeto
del atraco regulado.
Y los líderes bracean,
niegan la hecatombe
a que te arrastran
sus desmanes
refundadores del desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

SOFÍA.

Siempre viajera de espacio y tiempo, aún estática en su órbita cantada con voz soprano. Siempre en el sueño, etérea, onírica Alicia ...