sábado, 17 de julio de 2010

DE NUBE EN CEÑO

Hay a veces nubes
atrincheradas en tu ceño,
nubes grises de silencio agudo
relampagueando mis solares
en quieta tempestad
sin consumar.
Y abro mi paraguas
de interrogante estúpido
y no llovizna,
mas el trueno susurra
desde la lejanía de los valles
en que te ubicas.
Soy lo que fui,
lo que seré a tu modo,
y al mío mejorado
pues saldré a las luces
cuando rompa la pupa
que me aprisiona,
larvado,
y desplegaré alas
para tus vuelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...