lunes, 26 de julio de 2010

REDES

Derramo mi palabra
en formatos ajenos.
No en papel,
no entinto,
pero mancho pantallas
con mi verbo inútil.
No me duele no verme
en ejemplares
catalogables.
Es así la marea
veloz de la memoria
en cable.
O inalámbrica creación
sin encuadernar en cuero.
Regalo,
sí,
no vendo
pues no puedo,
pero propago,
extiendo levemente
mi voz ínerme
sobre campos
de cable entrecruzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...