martes, 24 de agosto de 2010

PARA QUE CONSTE

Que conste
que no hay más piel
que el terciopelo,
robado a oscuras,
de tus pétalos de llama.
Que son mis cueros
tu abrigo,
curtido cuero
a pura sal viva.
Si bien es cierto
que arañé más lunas,
no quedan más halos
en mis uñas
que los hurtados
a tus temblores.
Soy del día,
recién hecho
en tus hornadas,
para tu comunión
a domicilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...