viernes, 22 de octubre de 2010

SÉ DE TÍ

En las noches densas
de duermevela turbio
suele venir,
enmarcada en la puerta
cual lienzo del diecinueve,
blanco nupcial
en vestido ajado
y rosas negras de cartulina.
Estática y serena.
¿Yá?,
pregunto
en susurro.
No,
aún no
pero sabe de mí.
Sé de tí,
contesto,
asumido,
sabedor de lo cierto,
lo único cierto.
Sonríe leve
y me deja.
Concilio el sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

VIVIR AL CABO.

Disipadas las pirotecnias en la agonía del espumillón vuelve el frío del día común de otro año incierto. En los propósitos uno sólo, ...