viernes, 2 de noviembre de 2007

PATETISMO

Torpe despojo,

rozando el andrajo,

tomando atajos

de alcohol de abuso.

Qué logras

con la huída de abismo,

de desidia de vivir

lo que es debido.

No te absuelve

el arrepentimiento tardío,

de no hacer nada útil,

triste fantoche.

No hubo pecado

mas perdón tampoco,

por lo absurdo reiterado.

Qué será de ti

mañana,

recluso del error

del estribillo

desafinado siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...