martes, 18 de septiembre de 2007

AHORA MISMO AQUÍ MISMO

Murmura el agua

en tejados y aceras

y el día,

enfermo de gris,

solo ofrece suspiros.

Florecen paraguas,

de agresivos pétalos,

inodoros,

de insípidos tallos

de carne de transeúnte.

Indigestos bostezos

reclaman siesta

para llanto de almohada.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

PARA QUÉ PREOCUPARSE.

Entended que no somos en proporción a lo que existe, a lo que sabemos que es y que vivir es pestañeo de un Dios imaginado. Para qué pr...