Chirría el gozne
delatando la apertura
al aire gélido
que limpia las tibias
manchas de pasados indelebles.
Gobierna el cerrojo opaco
la gris morada
de maletas con candados
soldados a herrumbre.
Equipaje sin facturar,
lastre  perpetuo
de entorpecer viajes
a cualquier parte
dónde respirar hierba
a pulmón vertido.
La melodía de fondo,
sin formateo posible,
constante murmullo
a pesar de la suspensión
anunciada de todo concierto.
Mirar adelante
con retrovisor preventivo,
ineludible reojo
esporádico,
evitar embestidas
por alcance.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816