sábado, 29 de enero de 2011

CAJA DE MÚSICA

La cuerda lasa,
se abre la tapa
y desafina el carrillón,
torpes notas a destiempo.
La bailarina baila,
tropezando en giro
a media rota,
sucio el tutú
de polvo añejo,
descolgando el cuello
pretendiendo dignidad
perdida en los cajones.
Danza en círculo imperfecto,
espiral trágica
con melodía vieja
a muelle forzado.
Reclamando atención
a convulsiones
de chirriante maquinaria.
Nadie mira
el monólogo aprendido
de espasmo musicado.
Sólo una joya escolta
con su bailar a tientas,
pequeña alhaja
que saltará a un descuido,
prófuga de la estridencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...