Ir al contenido principal

CIUDADES.- MIERES DEL CAMINO


En medio de un Camino,
un ojo gris
con párpados de verde monte.
Ojo mirando a un cielo,
cielo llorando “orbayu”.
Verde monte de negra entraña,
negro carbón agonizante,
polvo negro que invade
las barras de “chigre”,
que sostienen codos prejubilados,
escapándose entre los dedos
de los hijos de carne de apeadero.
Domingos claros de folixa,
plaza, gaita y “toná”.
Requejo de aroma ácido
de sidra salpicada.
Calle La Vega,
hormiguero de maquillajes imposibles,
saludo de corbata
y achaques intercambiados.
Tardes de “cabo d’añu”,
iglesia de San Juan.
Espesor de nube
de bochornoso agosto
o blanco manto
de dura helada de enero.
Mieres del Camino
de incierto destino,
ojo gris,
lánguida mirada al cielo
desde el centro del Paraíso.

Comentarios

  1. Me imagino un pueblo de pocas casas y menos habitantes, todos ellos de cierta edad y que se va quedando sin vida con el paso del tiempo, de esas cosas que no se pueden recuperar y cuya pérdida significa el avance de civilización, la parte gris del hombre.

    ResponderEliminar
  2. Ramirez... Sabéis que me gusta como escribís. Y sin embargo, hoy he leído demasiados adjetivos.

    No es por poneros en contra de Don Filo, pero hoy me ha gustado mucho más él que usted.

    ResponderEliminar
  3. Las comparaciones, sobre todo algunas, son odiosas.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me ha gustado. Sobre todo porque conozco el sitio en cuestión.
    Acepte las críticas de buen grado, Ramírez.

    ResponderEliminar
  5. Susana, está visto que hoy no es el día de Ramírez como bien ha dicho Elbereth, y no acaba de expresarse como debiera. No es un pueblo de pocas casas:

    Mieres del Camino
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    Mieres del Camino (en asturiano Mieres del camín) es la parroquia más grande y capital del concejo de Mieres (Principado de Asturias), cuyo patrón es San Juan. Alberga una población de 27.500 habitantes.

    Constituye también la cuarta población asturiana tras Gijón, Oviedo y Avilés.

    Alberga uno de los campus de la Universidad de Oviedo. La villa es cruzada por el río Caudal.

    ResponderEliminar
  6. Ramirez no se enfade, por favor, pero es que la relación de Don Filo y una, viene de lejos. Y ya se sabe....Me pierde...

    ResponderEliminar
  7. Aunque no tengo el gusto de conocerlo, he comprobado que es un pueblo precioso y GRANDE, puesto que yo misma busqué información sobre él en internet (tengo esa mala costumbre, cuando desconozco algo), después de dejar mi comentario, el cual sólo hace referencia a lo que yo subjetivamente imaginé al leer la poesía de Ramírez.

    De todas formas, igual me equivoco, pero el comentario de Ramírez sobre las comparaciones, yo personalmente pensé que se refería al de Elbereth..

    Aún así, muchas gracias por la wikiaclaración :-)

    Que pasen un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Sí que me equivoqué, es lo que pasa cuando entras y lees los comentarios con prisa. Don Filo ya entendí que la aclaración no era por el comentario de Ramírez, sino por los versos :S

    Y cuando uno se equivoca, rectifica.

    Buenos días.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

Foto: José Ramón Viejo.
Acababa la Folixa  de este año de tiempo incierto  y te retiraste,  en sabio silencio  con sonrisa a medias.  Mieres lloró  tu ausencia por sus calles,  la charla afable  y la broma pícara.  Hay vacío en el Puerto de Pinos, huérfano de símbolo,  y en La Bodeguina quedan retrato y caricatura,  recuerdo amable  de quién amable fue,  de uniforme o de paisano,  siempre paisano,  de chigre y puerto,  de cabaña y calle.  Tu pueblo,  ahora también mío,  nota la falta  de la gente buena,  escasa aun en Folixa.  Te fuiste galante,  cediendo paso a la primavera.


MADRE

Desde un extremo
del cordón que nadie corta,
sintiéndome aun gajo
de la fruta generosa,
tengo palabras
que no pagan el débito
contigo,
planeta madre
que diseñó mis órbitas.
Oigo tu voz en la distancia
cantando copla entre cacharros
para espantar la pena
que nos nublaba.
Tu cetro era fregona malpagada,
tu trono mesa camilla a media noche,
tu voz la ley,
no siempre ejecutada.
Desde las canas que me urden,
distancia y tiempo no son nada
pues te siento en mi esqueleto.
A falta de flor te mando verso
que tiene aroma y no marchita.

DESEOS 2017.

Que lo que quede les sea amable,
que lo que venga sea con piel,
los sinsabores de miel
y los vientos favorables.

Que sólo duelan con gusto
mientras expriman placeres,
siempre gratos los quehaceres
y que triunfen los justos.

Que las mentiras sean piadosas,
que las verdades sean ciertas,
que se apaguen las alertas
y que se enciendan las rosas.

Todos los días aprendan,
que nunca olviden lo bello,
la curvatura de un cuello
y los besos que nos vengan.

Que sean felices a ratos,
y que sea con frecuencia,
que este año no haya ausencias
ni piedras en los zapatos.

Es mi deseo sincero
para las gentes sencillas
que no saben de rencillas
ni pleitean por dinero.