domingo, 8 de abril de 2007

MIRA

La gente que mira,
gente viva de luz de ojos,
de palabras en las pupilas
y caricias en el gesto,
es la gente que miro.
Miro y silencioso converso,
saludo intercambiado,
caricia a distancia,
sin cables,
valientes ojos que nunca huyen
del breve encuentro,
limpios de recelo,
lúcidos de verdad,
de la verdad cierta,
sin cámara oscura,
sedientos de luz fresca.
La gente que mira,
gente de piel honesta,
de arrugas sabias,
hijas de la expresión amable,
día a día repetida.
Mira a la gente,
mira.
 

1 comentario:

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...