viernes, 27 de abril de 2007

SOLANA

Hay un patio soleado
con tendedero repleto
de recién lavadas intenciones,
abundante colada de propósitos
secándose de imprevistos
al viento de la cotidianeidad.
Débiles pinzas de material ético
soportando estóicas
el peso de las lastradas prendas
empapadas de pasado,
de toda la humedad vivida
y de la ansiada.
La cuerda vital se balancea
y el sol tardío
evapora laborioso
lo soñado y no vivido.
Vientos sureños
meciendo frías edades.
 

2 comentarios:

  1. Hoy sí, Ramirez. Hoy he visto el tendedero... y esas pinzas sujetando estoicas...

    Hoy los adjetivos eran necesarios...

    Esperemos que Don Filo, no se moleste.

    ResponderEliminar
  2. Todo cae por su propio peso?
    o se sacan fuerzas de flaqueza?

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...