lunes, 12 de octubre de 2009

APNEA

Ahondando

en la torpeza,

sin brújula

naufrago,

buceo en

autocompasiones

sin batiscafo,

en apnea lenta.

Y es este estar,

por estar sin ser,

demasiado largo

y no emerjo.

De hormigón

los pies,

las manos buscan

brazadas rectas.

Me lanzan cabos

que no alcanzo

mas aun arde

la bengala,

balizando posición.

La escafandra,

forjada a estupidez,

deja pasar las sales.

1 comentario:

  1. Erase un alma que encalló
    en la isla de la soledad
    donde agoniza el tiempo
    donde mendiga la paz.
    Con amargura sintió
    el frío de la s¡realidad,
    torturada por la voz
    que le devolvía la mar.
    ¿Donde podía hallar
    consuelo y bienestar
    si en esta tierra soló crece
    la espiga de la vanidad?















    '

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

SOFÍA.

Siempre viajera de espacio y tiempo, aún estática en su órbita cantada con voz soprano. Siempre en el sueño, etérea, onírica Alicia ...