jueves, 22 de octubre de 2009

NACIDO PARA DOLER

Mato si hablo

y cuando callo

mueren

y ya no sé

si sentir,

por si alguien

enferma,

pues parece

mi existir

la condena ajena.

Y es que doler

no quiero,

como no quiero

que me duela,

este estar

para no ser,

este dentro

desde fuera.

Mientras me soporto,

me tolero

a duras penas,

con este mirar

en corto,

este sueño,

esta cadena,

y las horas

que rezuman

las paredes

de mi cueva.

2 comentarios:

  1. "...mientras me soporto me tolero...". Yo también he sentido eso muchas veces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si sintiendo se enferma y el sentimiento es reciproco, que bello este pesar aun siendo sueño unido a una cadena.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...