miércoles, 18 de noviembre de 2009

NO ME VEAS

No me veas,
que estoy
emboscado,
tras un roble viejo,
por mil rayos arrasado.
Que asaltaré los templos
si ha lugar la batalla,
mas ahora
espero,
ermitaño y furtivo,
a salir de las hieles
entre las que nado.
Soy la luz
entre persianas,
la brisa entre visillos
mas huyo,
que aire reclamo
y no puede mi asma
con apneas soportadas.
No me veas
que estoy agazapado
en cornisas de tiempos,
listo para el salto,
a un aposento libre
o al vacío empedrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...