martes, 17 de noviembre de 2009

BARCOS DE HERRUMBRE

Por la avenida ancha
de las vidas rotas
caben barcos de acero
herrumbrando las aceras.
Navegan hormigones calmos,
rompiendo olas de baldosa
y de las junturas
saltan peces de hielo
de las almas escarchadas.
Ajeno a las bocinas
nado en seco,
que no me moja
el reproche extemporáneo,
que no tengo bandera
ni patrón
y pesco siempre
en aguas turbias.
Y cómo cansan
las derivas
por las calles en canal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

VIVIR AL CABO.

Disipadas las pirotecnias en la agonía del espumillón vuelve el frío del día común de otro año incierto. En los propósitos uno sólo, ...