martes, 17 de noviembre de 2009

BARCOS DE HERRUMBRE

Por la avenida ancha
de las vidas rotas
caben barcos de acero
herrumbrando las aceras.
Navegan hormigones calmos,
rompiendo olas de baldosa
y de las junturas
saltan peces de hielo
de las almas escarchadas.
Ajeno a las bocinas
nado en seco,
que no me moja
el reproche extemporáneo,
que no tengo bandera
ni patrón
y pesco siempre
en aguas turbias.
Y cómo cansan
las derivas
por las calles en canal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...