jueves, 5 de noviembre de 2009

MILÍMETRO

Un milímetro de piel,

una promesa.

Una palabra inacabada

suelta las aves en vuelo

y aventura espumas,

oleajes retenidos

por débiles diques

de papel escrito.

Pupilas,

luciérnagas de azúcar.

Dedos,

antorchas.

Labios,

destino.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

PARA QUÉ PREOCUPARSE.

Entended que no somos en proporción a lo que existe, a lo que sabemos que es y que vivir es pestañeo de un Dios imaginado. Para qué pr...