miércoles, 18 de noviembre de 2009

GUERRA

Acorralado de duda
me revuelvo,
hiero
y duelo,
en esta batalla fría
de vivir rodeado
de quereres
y odiares,
que no es lo mismo
mas se acerca.
Apuñalo
como acaricio,
a mandoble seco,
duro y tierno.
Y hasta el silencio
explota,
amputando cuerpos,
a mi paso callado.
El enemigo
se rinde a veces,
al econtrarnos
en los espejos.
Cruenta es
esta guerra fiera
de furor helado.
No se,
estoy sitiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...