miércoles, 4 de noviembre de 2009

QUE LE DEN

Anda y que le den lluvias
a las rosas espinadas
color sangre,
torturadoras
del jardinero,
y que encuentren soles
más allá de los horizontes
borrados
por las nieblas
y las calimas
de los desiertos arados.
Anda y que le den viento
a las amapolas
de lánguido pétalo
que se derrama
a llanto,
arraigadas al terrón
mas sedientas
de rocíos nuevos.
Anda y que me den mares,
a mí,
alma de chumbera,
y que las olas cubran
los pinchos injertados,
salándome las cicatrices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...