martes, 17 de noviembre de 2009

JUBILEO

Camino,
ando perdido
mas ando,
y me saludan
los árboles viejos
guardianes de las cunetas.
Y sólo veo nieblas,
cortinajes densos
difuminando arcenes,
pero no quiero fuentes,
manantiales señalados
sin potabilizar.
Que quiero mi senda,
egoista vereda,
ajena a malezas de espino.
Y camino,
recto o no,
mas busco destinos,
parada y fonda
de renta estable.
Y la mochila lleno,
con lo que encuentro
y lo que extravío.
Y es carga de peregrino
lo vivido y lo perdido,
pesado equipaje
es amar y desamar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...