lunes, 23 de noviembre de 2009

CARRERA

Otro exámen suspenso,
no presentado
pues la evaluación contínua
agota y disuelve las ansias.
Demasiado tribunal,
poca intención,
vigilancia a distancia
desde atalayas de humo.
Siempre habrá
mejor candidato,
con puesto ganado,
para un diploma vano,
impreso entre temores,
entre diretes.
Sigo carrera
sin homologar,
sin esperar virretes
ni beneplácitos oficiales
de claustros de infamia.
Y aquí estoy,
errático de asignaturas,
bohemio,
incorrecto,
buscando saber
en los pliegues de los rayos
de los soles claros,
entre espigas de luz cierta.
Sin místicas
ni afectaciones
de juzgadores de aire. 
Siento la decepción
que regalo a mansalva
y el daño anexo
a los objetivos.
Pero hay caminos
claros
en latitudes nuevas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...