jueves, 21 de enero de 2010

FORTUNA DE LÁGRIMAS

Bien parece
que mi fortuna
es de lágrimas
en bruto.
Lágrimas que heredé
bien de madrugada.
Lágrimas que ahorro,
con las que invierto
y fluctúan en mercado,
devolvíéndome beneficios,
ganancia en lágrima.
Y a mi paso
florecen lágrimas,
que genero riqueza en pena,
y por ello tasa pago,
tasa de olvido,
reguladora de la usura,
del tipo de interés
de la lágrima prestada.
Y no cuentan
otras divisas,
que a mansalva otorgo,
moneda de ternura,
de breve alegría en céntimo,
de amistad en billete recio,
que sólo lágrima cotiza
y lo demás es colección,
vitrina polvorienta.
Y ahí sigo,
avaro,
atesorando llanto
y gemido,
triste suspiro
que declina en indolencia,
desde mi torre cristalina
de muros de sal de lágrima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LOS PÁJAROS.

Es tiempo de cuervos  con las alas bastardas sembrando el graznido  desde las atalayas.  Cuervos en negro  y en amarillo, cuervos.  De estan...