miércoles, 20 de enero de 2010

MONÓLOGO DEL AMANTE INTERRUPTUS


Llegas cual tornado
a remover los tuétanos,
transplantándome vida,
lluvia fresca
de nube retenida.
Amas,
sin duda amas,
de amor hambrienta,
te sacias,
tierna y violenta,
mas no es fácil
dejar recintos
con alas mojadas
de amor extinto.
Me buscas,
me reclamas,
que vienes,
que no,
te retienen
otras llamas
mas tibias
que yo.
Y yo,
ya no puedo
para luego,
cuando puedas
si no quedas.
No tiene agenda
el ansia
para cancelar,
ni tengo venda
que retenga
este sangrar
en abundancia.
Hay paciencia
mas no me aplazo
ni estoy a renta,
que mi regazo
ha más de cuatro
y cuarenta,
y no hace turno,
ya sea de tarde
o nocturno,
que también siento,
y sin alarde
te doy mi viento
por si lo quieres
mas no a capricho
ni por entregas,
que bien me tienes
mas no en un nicho
para que vengas,
me resucites,
a tus amores furtivos
me invites,
y cuando llego cautivo
salta el aviso,
la alarma,
que el  amo
pierde la calma
y yo retorno sumiso
al mausoleo.
Que ya lo ví,
que yo te creo,
que lo viví,
mas me mareo
y yo te espero,
mas sin reparto,
aunque te quiero,
mejor me aparto.
Y no es que yo no entienda
que no es fácil dar los saltos,
que bien viví esa contienda,
y ya perdí los zapatos
tropezando en mil aceras
por seguir un arrebato.
Así que piensa
si a tí en verdad
ésto compensa,
mi precariedad
de amor en bruto,
o la calidad
de tu estatuto.
Mas no es ésto
despedida,
si coincide me verás,
algún día me tendrás
sin frontera y sin medida,
si ya para tí no apesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...